Daniel DíazDaniel Díaz

¡Vota!

No seré yo quien te diga a quién votar en las próximas elecciones autonómicas, pero sí debo pedirte que votes: aunque todos los partidos te parezcan iguales, hay matices importantes, tendencias que sin duda determinan el destino de tu entorno

Un puñado de arena

Hoy, el individualista es más búnker que hace un año y, a la contra, aquellos que pensaban en común ahora se ocupan del otro con mayor compromiso. Se han volcado unos y se han desvinculado otros (si es que alguna vez estuvieron implicados)

Los niños son los padres

Me daría algo más de importancia, pero soy padre de una niña que es mi cosmos y el porqué de todo lo que hago. Digamos que soy el apéndice de ella y el aprendiz de ella

Mentiras a medias (o medias verdades)

La lucha política se ha convertido en un ring patrocinado sin el cual muchos de los grandes medios hoy no existirían. Por eso conviene, por sistema, desconfiar de ellos y apoyar a aquellos medios que subsisten gracias a la aportación directa de sus lectores

Bocas

Todos somos, en cierto modo, lo que hemos besado. Podemos medir nuestra historia tirando del hilo de todos esos besos, desde el primero hasta el último

Humildad

Debemos cuidarnos los unos a los otros porque el individualismo (en lo económico y lo social), el sálvese quien pueda, a la vista queda, no funciona

Dopaje millonario

Los vicencianos llegaron a Hortaleza en 1896, donde llegaron a tener uno de sus mayores seminarios repleto de estudiantes de Filosofía. Ahora, en lugar de ecos de Santo Tomás, alrededor de la iglesia de San Matías se escucharán los bramidos del ‘fitness’

La novia de mi amigo imaginario

Es la gran diferencia entre la infancia y la edad adulta: crecer es borrarle el nombre a tu amigo imaginario, aunque, en cierto modo, continúe empadronado en tu cabeza

Desnudo integral

El taxi me ofrecía una oportunidad única para charlar sin filtros con perfectos desconocidos, y fue precisamente en esas charlas casuales y azarosas donde encontré un filón literario sin precedentes

La trampa

Hay que estar loco de atar para evadirte del desastre ecológico que está provocando este capitalismo voraz, insaciable, controlado por perros de Pávlov que solo salivan cuando huelen dinero

Cargando

Pin It on Pinterest