La aparición de la COVID-19 se ha convertido en un hecho sin precedentes que, de la noche a la mañana, ha cambiado por completo nuestras vidas. Esta pandemia ha teñido de negro muchos hogares; sin embargo, son muchas las personas que han pintado las calles de arcoíris desde sus ventanas para recordar que “todo va a salir bien”.

Si algo ha sacado a relucir este virus ha sido la solidaridad de las personas que, lejos de quedarse en casa paralizadas por el miedo, han utilizado el arma de la creatividad para ayudar a los demás a superar el confinamiento de muy diversas maneras.

En Hortaleza, esta solidaridad ha estado especialmente patente. Gracias a iniciativas individuales, hemos comprobado que cada gesto cuenta, pero, gracias a los distintos grupos de trabajo que se han formado en el barrio para hacer frente a las distintas necesidades de los vecinos y vecinas, también que la unión hace la fuerza.

LA FUERZA COLECTIVA

Hortaleza es un barrio con un tejido asociativo muy consolidado y, en un momento como este, lo ha demostrado más que nunca.

Claro ejemplo de ello es la rapidez con la que el vecindario se ha movilizado para ayudar a los demás a través de proyectos como Somos Tribu. A través de esta iniciativa surgida en Manoteras, se han creado varios grupos de trabajo en los distintos barrios del distrito para ayudar a las personas más vulnerables a hacer sus compras o recados, también ofrecen apoyo psicológico y ayudan a superar la brecha digital actuando como puente entre los colegios y las familias.

Claro ejemplo es la rapidez con la que el vecindario se ha movilizado para ayudar a los demás a través de proyectos como Somos Tribu o Coronavirus Makers

Este proyecto, además, ha puesto a muchos vecinos y vecinas a coser por una buena causa: hacer mascarillas para los sanitarios y cuerpos de protección civil. A esta iniciativa se han sumado muchos padres y madres de las AMPA, al igual que a Coronavirus Makers, otra idea que ha dejado clara la solidaridad de la gente de este barrio, que se ha organizado para fabricar en sus hogares pantallas de protección con sus impresoras 3D. También ha hecho mascarillas un grupo de costureras creado por este periódico.

Algunas de la mascarillas creadas por el grupo de costureras de ‘Hortaleza Periódico Vecinal’. PHOTOLEZA

Así mismo, destaca la labor de los mercados tradicionales del barrio, que han sabido adaptarse a la situación atendiendo pedidos por teléfono y haciendo repartos a domicilio. Para ello, los puestos de los mercados se han organizado para poder sobrellevar el aumento de trabajo, evitar duplicar viajes y reducir el riesgo de contagio.

También los miembros de la Asamblea del Huerto Comunitario de Manoteras y del Huerto Urbano de Villa Rosa han querido aportar su granito de arena a esta situación donando al Banco de Alimentos de Madrid las verduras de sus bancales, para ayudar a llenar las neveras de los hogares en situación de vulnerabilidad.

Todos estos proyectos se unen a las muchísimas acciones que los vecinos y vecinas están haciendo por su cuenta, ofreciéndose a ayudar en lo que se necesite, como Jaime –farmacéutico que acerca los medicamentos a los vecinos y vecinas que lo necesitan después de terminar su turno– o aportando su experiencia profesional como Sergio –enfermero– o Nacho –terapeuta ocupacional–.

INICIATIVAS CULTURALES

La cultura ha demostrado durante este confinamiento la importancia que tiene en la vida de las personas. Por ello, el ritmo de las actividades culturales en Hortaleza no ha cesado, a pesar del encierro.

Los artistas del distrito han desplegado un amplio cartel de iniciativas para todos los gustos y han convertido las redes sociales en la vía para hacérselas llegar a los vecinos y vecinas.

La cultura ha demostrado durante este confinamiento la importancia que tiene en la vida de las personas

En cuestión de música, del 27 al 30 de marzo, pudimos disfrutar del Cuarentena Fest, una iniciativa del medio digital FunkMamma, creado por el hortalino Jesús Chechu Sánchez y por Alberto Echavarri, que reunió a un total de casi 50 artistas de diferentes estilos como el hip-hop, el reggae y el rap bajo el lema “Yo me quedo en casa”.

También el rapero Diego Sanz, Light in D., utiliza durante estos días su cuenta de Instagram para hacer llegar su música a su público, una iniciativa que seguirá cuando acabe el periodo de aislamiento, pues, según asegura Sanz, “se interactúa mucho con el público”.

Hortaleza Se Queda En Casa fue otro de los festivales que nos han entretenido esta cuarentena. Organizado por algunos de los artistas más conocidos del barrio, como el mago Elmer, Tapa Tapita Tapón, Impro Impar o Miguel Domingo, este encuentro amenizó la tarde del domingo 12 de abril tanto a mayores como a pequeños con humor, magia o teatro, entre otras disciplinas, a través de Instagram.

Los payasos de Tapa Tapita Tapón, durante la inauguración del Espacio Fray de Hortaleza el pasado mes de diciembre. SANDRA BLANCO

También la biblioteca Huerta de la Salud y Radio Enlace quisieron celebrar el Día del Libro con un programa de radio hecho desde casa donde se emitieron los audios enviados por el vecindario, que contó con una participación tan alta que tuvieron que duplicar su duración.

(Visited 581 times, 1 visits today)