En estos días donde el material sanitario de prevención escasea debido a la pandemia que ha causado el coronavirus, la gente aúna esfuerzos, poniendo en común sus conocimientos, y se pone al servicio de la sanidad.

Ante la precariedad con la que nuestros profesionales sanitarios, cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, personal de limpieza, personal de supermercados y farmacias, están trabajando, prestando sus servicios de manera, en muchas situaciones inadecuada, también surge la colaboración vecinal.

Vecinos y vecinas de Hortaleza se han sumado a la iniciativa Coronavirus Makers, un proyecto que surge en Madrid y que se ha extendido al resto de comunidades autónomas. Todas las personas que participan en este proyecto, se estima más de 13.000 en España, se comunican a través de un grupo de la aplicación de mensajes Telegram. Es un poco caótico, pero al final la gente se pone de acuerdo.

Desde www.coronavirusmakers.org se ha creado un portal para diseñar, fabricar y distribuir material de protección para el personal sanitario y fuerzas del estado. Daniel Fernández, vecino de Valdebebas, es una de las personas que está colaborando en nuestro distrito. Asegura que es muy fácil hacer viseras protectoras para sanitarios. Solo se necesita una impresora 3D, material de impresión con filamento de 1,75 milímetros, láminas de PVC de 180 a 240 micras y cintas de goma elásticas.

En esta iniciativa colectiva colaboran también comercios como la librería Mar Negro  del casco antiguo del bario, que ha donado todo las láminas de PVC que tenía en la papelería para fabricar las viseras protectoras.

Por el grupo de Telegram, los voluntarios se van coordinando. Las viseras fabricadas en casa se recogen en un farmacia de Valdebebas. Allí se acaban de montar, ya que no todo el mundo que las fabrica tiene en su casa las gomas y las láminas de PVC. Después, las pantallas se entregan desinfectadas, listas para su uso, en el hospital.

Daniel y su pareja, Andrea, tienen publicado en su blog esta iniciativa y recogen las peticiones de los distintos centros hospitalarios. El domingo repartieron 25 viseras protectoras al Hospital Ramón y Cajal y diez al Hospital Universitario de la Moraleja Sanitas. Ellos se encargan de recogerlas de la farmacia y llevarlas personalmente.

Las pantallas que se están fabricando han sido ya homologadas por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, una medida que alivia la situación de emergencia sanitaria y a la falta de stock de material comercial.

Una sanitaria, con una de las pantallas protectoras fabricadas con impresoras 3D.

(Visited 711 times, 1 visits today)