Un domingo cualquiera y Valdebebas se convierte, al calor de la feria mensual de productores locales, en una especie de Speakers Corner en el Hyde Park madrileño con tres carpas, tres, de partidos políticos intentando llevarse el voto del vecino al agua. El hasta ahora conocido como “granero naranja” de Ciudadanos –partido más votado en las municipales y autonómicas de 2019- fue borrado del mapa por Isabel Díaz Ayuso en las elecciones de 2021, pero la competencia por sus votantes desencantados se abre a derecha e izquierda.

Este domingo, 26 de febrero, Más Madrid no reparte folletos, globos y gorras como hacen Ciudadanos y el PP, sino que se ha traído a su candidata a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Mónica García, para invitarles a reflexionar por qué Valdebebas es el barrio de las promesas incumplidas. Hay un colegio y medio masificados -el Nuria Espert no está acabado- y no hay noticias del instituto, aunque sí de la cesión de suelo público para un concertado; no hay centro de salud (sólo un cartel, pero no presupuesto), aunque el Hospital Isabel Zendal sigue absorbiendo contratos; el Metro sigue sin llegar, y en lo que toca al Ayuntamiento se acaba legislatura y sigue sin haber un ladrillo del polideportivo o del centro cultural. Hay vecinos, pasando ya de los 27.000 empadronados, y muchísimos niños, entorno a 8.000, entre cero y 18 años. Y viviendas de protección, pero también otras que se venden a un millón de euros.

La ciudad de los 15 minutos no significa “no poder salir del barrio”, sino tener la posibilidad de “tener todo a mano” para hacer “vida de barrio”

Después de las intervenciones de Miguel Montejo, concejal de Más Madrid en el distrito de Hortaleza, y María Pastor, diputada regional responsable de Educación, es el turno de Mónica García, que arranca refiriéndose a “la última conspiración”, su propuesta de ‘ciudad de los 15 minutos’, y aclara que no se trata de que la gente “no pueda salir del barrio”, como demoniza la ultraderecha, sino de que pueda elegir no hacerlo “si tiene todos los servicios accesibles para hacer vida de barrio, todo a mano”. Valdebebas sería un ejemplo perfecto, si tuviera todos esos servicios públicos, claro.

A la pregunta de qué conoce del distrito de Hortaleza, lo primero que nos contesta Mónica García es que “sé que nuestros médicos están encerrados ahí, en la Soci -refiriéndose a la asociación de vecinos de Manoteras que cobijó la protesta durante tres meses-, estuve hace poco con Miguel Montejo y José Manuel López”, una colaboración ciudadana que aplaude. También cita que “se ha parado otro parking junto a un colegio -el Juan Zaragüeta– y las familias han ganado ese pulso saliendo a la calle; sé que hay proyectada una biblioteca que nunca llega -la de Mar de Cristal– y un espacio cívico que dejó proyectado Manuela Carmena y que también querían convertir en un macroparking. Hay una clara obsesión del PP con los aparcamientos, la tala de árboles, la vivienda de lujo… ¡Es lo contrario que se está haciendo en el resto de Europa, que es reconstruir las ciudades alrededor de las familias y la gente!”

26022023 DMS3807 scaled

Mónica García, a la derecha, junto a nuestra compañera Carmen Delgado. DANIEL MILLS SALCEDO

Cuando indagamos sobre qué tiene Valdebebas que suscita tanta expectación, reconoce Mónica García que pasa en todos los nuevos desarrollos, sobre todo “porque es gente que tiene casa, pero que no tiene barrio, porque las administraciones y los gobiernos no han sido capaces de proveerles de las dotaciones, los servicios básicos que necesitaría tener un barrio: bibliotecas, centros de salud, institutos, colegios… Al final tienes a muchas familias jóvenes, como hemos visto, con niños y niñas que tienen que utilizar el coche prácticamente para todo porque no son capaces de dotar de servicios y de cosas básicas”. Todos estos lugares de uso común son, además, el lugar “donde se puede hacer sociedad, se puede hacer barrio, se puede hacer vecindario, que es al final la fuerza y lo que sustenta todas las sociedades”.

Los equipamientos públicos son el lugar “donde se puede hacer vecindario, que es al final la fuerza y lo que sustenta todas las sociedades”

Sobre las promesas incumplidas de dotar al barrio de equipamientos públicas, no tiene dudas: “Claramente no es falta de fondos, somos la comunidad más rica de España, cuando el gobierno del Partido Popular quiere hacer algo porque propagandísticamente le viene bien, no duda en hacerlo, tenemos ahí el hospital Zendal”. Es, más bien, “un modelo político y social, un modelo de sociedad, que lo que apela es al individualismo, al pelotazo, al ladrillo, a la vivienda como bien de especulación, pero se olvida de la vida de la gente real”. Como prueba recuerda que no es una “cosa anecdótica, sino programada y sistemática en todos los nuevos desarrollos”.

CLASES EN EL COMEDOR

Centrándonos en la educación, “un tema en el que a mi me llevan los demonios”, Mónica García recuerda que, siendo la comunidad más rica de España, hay niños “que tienen que utilizar el comedor, utilizar los patios o los gimnasios” para dar clases, como es el caso del Nuria Espert, porque no se ha construido la segunda fase del colegio, pero los niños siguen creciendo y pasando de curso, y no hay más aulas. Mientras, se va a ceder una parcela pública valorada en 10,3 millones de euros a un colegio privado, probablemente del Grupo Gredos-San Diego. Este gobierno, dice García, “siempre está del lado de los que quieren especular con nuestros derechos, y nunca está del lado de las familias”.

26022023 DMS3785 scaled

Mónica García, durante la entrevista a ‘Hortaleza Periódico Vecinal’. DANIEL MILLS SALCEDO

Le preguntamos a la candidata por la Formación Profesional, cada día con más demanda y más salidas laborales, pero con escasez de plazas sobre todo en especialidades tecnológicas. En Hortaleza sólo hay dos públicos -el Tomás y Valiente y el Rosa Chacel- y dos concertados, Santa Rosa de Lima y El Valle II. “Es completamente mezquino haber dejado a 23.000 chavales sin plaza en FP -se refiere a los que se quedaron sin plaza el año pasado- Eso significa que a 23.000 chavales les has puesto palos en las ruedas de su futuro. Me hace gracia, porque los supuestos liberales que hablan de oferta y demanda, resulta que cuando hay una demanda de 23.000 plazas el gobierno se lava las manos y que se lo lleve alguna empresa y que haga negocio alguien”. También se refiere a los oficios que se ofertan:” Tendríamos que estar formando ya a los chavales en empleo verde, de transición, de modernización de infraestructuras, todo lo que nos demanda Europa”.

El hospital Isabel Zendal fue “un plató de televisión en plena pandemia” y un “lugar inhóspito” donde llevar pacientes

PLANES PARA EL ZENDAL

El hospital de emergencias Isabel Zendal es otro símbolo de Valdebebas, que Más Madrid ha criticado desde su creación. “Claramente fue un plató de televisión en plena pandemia, bastante obsceno, por cierto, por parte de la señora Ayuso, mientras estábamos anegados en los hospitales públicos de Madrid y bueno, a la vista está, ahora se ha convertido en una plataforma de contratos abusivos con los sospechosos habituales de la sanidad. En el 24 de diciembre se firmó un contrato con natividad y alevosía con Ferrovial para el mantenimiento, y ahora ha salido ese contrato por el doble exactamente, para el mantenimiento de un edificio nuevo”. Destaca esta médico anestesista que el Zendal hoy día tiene 90 pacientes, y califica de “aberración” traerlos a este “lugar inhóspito” cuando se podrían repartir entre hospitales en condiciones.

“¿Qué haríamos con el Zendal? Ya lo hemos dicho, en la Comunidad de Madrid faltan muchas cosas: centros de investigación, de I+D+I, camas de media y larga estancia, aunque no sé si el Zendal estaría adaptado para pacientes con patologías crónicas… para eso tendría que haber otra remodelación, más dinero. Pero de ser un sumidero de dinero para las empresas amigas, preferimos que vaya a algo concreto y planificado”.

La política de vivienda es otra competencia regional: este es un distrito donde, mientras se levantan 700 pisos de alquiler del Plan Vive regional en Valdebebas, hay zonas como el Parque de Santa María donde los fondos de inversión están echando a inquilinos de toda la vida. “No hemos salido de una burbuja inmobiliaria, la de 2008-2012, y ya nos están metiendo en otra. A nosotros nos dicen que queremos intervenir el mercado de la vivienda, y claro que sí, queremos intervenir para que los jóvenes se puedan emancipar, para que las familias puedan llegar desahogadas a fin de mes: hay medio millón de familias que, dice la Fundación Foessa, cuando pagan la vivienda ya no tienen para nada más”. Y mientras, resume Mónica García, el PP de Ayuso se reúne con esos fondos buitre: “Nos lo dicen muy claro, si tienen que elegir entre Fidere y las familias, eligen Fidere; si tienen que elegir entre las nuevas generaciones y Blackstone, eligen Blackstone, y nosotros lo haríamos al revés, creemos en el artículo 47 de la Constitución”.

“Habría que saber a cambio de qué el PP va a traer el Metro a Hortaleza”

ESPERANDO AL METRO 

El transporte público, en lo que a Metro se refiere, también es competencia del Gobierno regional. La pregunta es cómo ve Más Madrid el proyecto de la Línea 11, la Diagonal, que acaba de arrancar con gran polémica y movilización vecinal en Madrid Río, arrasando árboles: el siguiente tramo a concurso llegará primero a Mar de Cristal, y luego a Valdebebas. La respuesta es que habría que saber “a cambio de qué os van a traer el Metro a Hortaleza”. “Lo que nos plantea el PP es traerte movilidad a cambio de algo, como un macroparking, o en San Fernando de Henares, fue a cambio de que diez años después se cayeran sus casas, en el caso de la Línea 11 en Arganzuela es a cambio de las zonas verdes”.

Por referirnos a sus previsiones para el 28 de mayo, fecha de las próximas elecciones autonómicas a la que Madrid se acerca con notables movilizaciones ciudadanas en la calle por la sanidad o incluso por la tala de árboles, Mónica García recuerda que los ciudadanos deberían recapacitar sobre la gestión de Isabel Díaz Ayuso. “La propaganda y la mentira tienen las patas muy cortas, y eso te puede servir para un ratito, pero no para cubrir los anhelos, las expectativas y los sueños de la gente: con la sanidad, Ayuso ha tocado hueso, porque es la joya de nuestra corona”.

(Visited 993 times, 1 visits today)