La Asociación Vecinal Sanchinarro, que desde su constitución en el año 2007 ha manifestado la necesidad de tener un transporte directo a su hospital de referencia, el Ramón y Cajal, ante la inminente instalación del Bus Rapid, recoge las inquietudes y preocupaciones que les están trasladando sus socias y socios, así como vecinas y vecinos, que no entienden que se vuelvan a levantar las calles en su recorrido apenas seis meses de finalizada la última operación asfalto.

Desde el Ayuntamiento, nos aseguraron que este trazado colaborará en el calmado de la velocidad de tráfico, pero no vemos cómo terminará con la elevada densidad de tránsito de vehículos que utilizan diariamente Sanchinarro para acceder a las principales vías de comunicación que nos rodean. Como consecuencia directa, también nos preocupa, en gran medida, el aumento que provocará de los niveles de contaminación en el barrio.

Las obras que se están acometiendo en la calle Ana de Austria, donde está ubicado el centro de salud Sanchinarro, actualmente de dos carriles, vemos que se quedarán reducidos a tan solo uno. Esto afectará al tráfico en las inmediaciones de la zona, pudiendo provocar situaciones de riesgo ante cualquier emergencia.

Así mismo, sabemos que se han talado en su bulevar, al menos, dos árboles supervivientes a la Filomena con más de veinte años de vida que proporcionaban sombra entre otros beneficios, sin comprender por qué no se ha procedido previamente al traslado de ambos, evitando así su muerte.

Se han talado en el bulevar de la calle Ana de Austria, al menos, dos árboles supervivientes a la Filomena con más de veinte años de vida

Según la información que tenemos, de los tres carriles de los que dispone en la actualidad la avenida de Francisco Pi y Margall, tras las obras de construcción del carril segregado del Bus Rapid, se mantendrán solo dos para el tráfico de vehículos y, en aquellas partes donde se instalen plataformas para dicho autobús, se eliminará la zona de aparcamiento para conservar dos carriles de coches. En todos los pasos de peatones afectados, se están instalando semáforos para dar prioridad al autobús rápido. Funciona como un tranvía, obviamente sin catenaria.

Ya hemos solicitado el plan de movilidad del Bus Rapid a María Dolores Ortiz Sánchez, responsable de la Dirección General de Planificación e Infraestructuras de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, y seguimos a la espera de que nos envíe la información técnica del proyecto.

Cualquier incidencia que afecte a nuestro vecindario, seguirá recogiéndose a través de nuestro correo info@avsanchinarro.org y el WhatsApp de la asociación (696 78 92 48), no descartando organizar cuantas acciones consideremos necesarias para que nos tengan en cuenta.

(Visited 820 times, 1 visits today)