Representantes de los colectivos que llevan más de cuatro años reclamando la creación de la Casa de las Asociaciones de Hortaleza y personas a título individual participaron el pasado 20 de marzo en el enésimo acto para pedir a la Comunidad de Madrid la desafectación del antiguo colegio público Pedro de Alvarado, ubicado en el número 79 de la calle Andorra.

El acto, convocado con sencillez para evitar aglomeraciones en la pandemia, consistió en la replantación de los maceteros situados a la entrada del edificio (el acto se hizo el día en que comenzaba la primavera), colocación de una pancarta con el texto “Asociaciones sin espacios, espacios sin vida, ¡Casa de Asociaciones ya!” y lectura de un manifiesto en el que se recordaba el abandono que sufre el edificio desde hace más de una década.

“Las entidades que conformamos la Plataforma por la Casa de Asociaciones de Hortaleza (Radio Enlace, Jóvenes del Parque, Liga Cooperativa de Baloncesto, Grupo Scout Proel 334, Sambaleza y la Asociación de Compostaje Comunitario) reclamamos un espacio abierto, inclusivo, horizontal y democrático para todas las asociaciones o colectivos que deseen formar parte de la Casa del Asociacionismo de Hortaleza, donde se puedan poner en práctica las sinergias, solidaridad y apoyo mutuo demostrado durante este último año de pandemia y en los momentos más críticos de la borrasca Filomena”, destacaba el comunicado.

Una mujer porta flores que se plantaron durante el acto reivindicativo. SANDRA BLANCO

Han pasado más de cuatro años desde que diversas asociaciones organizaron la primera concentración a las puertas del antiguo colegio para exigir su desafectación, aunque acumula doce años sin uso. Desde aquel 4 de diciembre de 2016, han sido numerosas las iniciativas para conseguir que el edificio pase a ser la Casa de las Asociaciones: proposición del PSOE rechazada en la Asamblea de Madrid, cesión temporal por la Junta Municipal (con Ahora Madrid) hasta que la Comunidad lo impidió, proposiciones y preguntas de PSOE y Más Madrid en el Pleno del distrito, reuniones con representantes de partidos políticos, actos reivindicativos…

Pese al desgaste de estos más de cuatro años, las entidades finalizaban su comunicado recordando que no se van a rendir: ”Observamos en los últimos meses que ninguna administración madrileña tiene intención de facilitar la participación en lo público, como lo demuestran los múltiples desalojos de espacios vecinales y comunitarios que se están produciendo. Sólo nos utilizan cuando los recursos públicos no alcanzan para hacer frente en las situaciones de emergencia. Pero el gobierno que salga de las urnas el 4 de mayo debe saber que las asociaciones seguiremos reclamando la desafectación del edificio para dedicarlo a la Casa de las Asociaciones”.

El actual gobierno municipal ya anunció hace meses que el edificio que se construyó en el anterior mandato para ser la Casa de las Asociaciones en otro antiguo colegio público, el Rubén Darío (calle Matapozuelos), dependen del área de Igualdad, Familias y Bienestar Social del Ayuntamiento, encabezado por José Aniorte (Ciudadanos). En mayo se cumplirá un año desde la entrega de esos edificios, que desde entonces también están cerrados.

(Visited 327 times, 1 visits today)