Una bonita manera de celebrar el Día del Libro del 23 de abril es la lectura de una publicación que se haya escrito sobre Hortaleza o que haya tenido a sus calles y rincones como protagonistas. Cada vez se editan más títulos relacionados con nuestro distrito. Por otra parte, están proliferando hortalinos a los que les gusta profundizar en la cultura de su barrio, en el caso de los libros no sólo leyéndolos, sino además coleccionándolos.

Uno de los primeros libros de ficción ambientados en Hortaleza fue De sótanos y azoteas, escrito por el hortalino Juan Carlos Fernández León en 2010 y publicado por la editorial Castalia, premio Tiflos de ese año, compuesto por nueve relatos que tratan sobre el desarraigo y la marginalidad.

De Isaac Rosa, el escritor más famoso que ha vivido en Hortaleza, destacan La habitación oscura (Seix Barral, 2013), donde se recrea de manera implícita el local de la asociación La Unión de Hortaleza; y Aquí vivió: historia de un desahucio (Nube de Tinta, 2017), una novela gráfica, o cómic, con dibujos de Cristina Bueno, que incluye escenas en la UVA de Hortaleza donde aparecen, por ejemplo, activistas y vecinos intentando frenar la expulsión de su hogar de una familia.

El escritor Isaac Rosa, en la UVA de Hortaleza. SANDRA BLANCO

NOVELAS QUE RECREAN EL PASADO

Dos preciosas rarezas son la novela La madrina del batallón (SEPHA, 2013), escrita por la descendiente de hortalinos Belén García Calvo, ambientada en la guerra civil en Hortaleza y Canillas, con gran protagonismo de la plaza de la Iglesia del primero, y El barrio de las hormigas (Yagruma Ediciones, 2017), de Antonio Pérez Martín-Tereso, antiguo director del colegio de la UVA de Hortaleza que fue miembro del grupo Poetas de Almudaina, también del distrito.

Este libro está formado por veinticuatro relatos donde se evoca lo que fue la autoconstrucción de 140 casitas bajas a principios de los años cincuenta entre lo que hoy es la calle de López de Hoyos y la Gran Vía de Hortaleza, entonces la Huerta del Manzanar. Al barrio se le llamaba de las hormigas porque sus habitantes parecían trabajar sin descanso en la construcción de sus viviendas.

Belén García Calvo, en la Plaza de la Iglesia de Hortaleza, escenario de ‘La madrina del batallón’ . JUAN CRUZ

LA REALIDAD DE NUESTRAS CALLES

De enorme mérito cabe calificar la publicación de Julio Rubio González, educador social que ejerce de monitor en Hortaleza Boxing Crew, un colectivo que está realizando una extraordinaria labor en la UVA con jóvenes con pocos recursos, de dos libros que son ejemplo de la larga tradición de trabajo social del distrito: Decimocuarto asalto: la adolescencia golpeada. Sentir, pensar y luchar en el barrio (Klinamen, 2012); y El parque: la infancia entre cartones (Editorial La Neurosis o Las Barricadas, 2018).

Son dos valientes títulos que, a modo de autobiografía, ponen sobre la mesa las grandes dificultades que sufren las personas que intentan ayudar a los adolescentes de los barrios madrileños, con Hortaleza como escenario principal. Los beneficios de las ventas se utilizan para sufragar los gastos del colectivo y para ayudar a los propios muchachos.

Julio, no conforme con lo que ya hace, sirve de estímulo además para la lectura de los jóvenes al manifestar su entusiasmo en redes sociales con títulos que él mismo está leyendo que ensalzan valores humanos, como las novelas de John Steinbeck Al este del edén, De ratones y hombres y La perla; o La voz dormida, de Dulce Chacón.

HISTORIA DE DOS PUEBLOS

Aunque Hortaleza carece todavía de libros que recojan en su integridad, y con detalle, todos los apartados de su historia local -como incomprensiblemente ocurre con la mayoría de los barrios de Madrid- existen varias obras muy interesantes que pueden resultar punto de partida para profundizar en la trayectoria del distrito a lo largo del tiempo.

Los dos últimos títulos publicados son los más fáciles de conseguir: Más de cien años de historia de Hortaleza, de Aquiles Obispo (Editorial La Librería, 2009), centrado en la historia del antiguo pueblo desde el siglo XIX hasta su anexión a Madrid en 1950, y Canillas, de Ricardo Márquez Ruiz (Editorial Temporae, 2014), un ameno recorrido por la historia del también antiguo pueblo independiente ilustrado con numerosas fotografías.

El historiador Ricardo Márquez, autor del libro ‘Canillas’, durante una conferencia en el centro cultural Carril del Conde. PHOTOLEZA

Para acceder a anteriores obras sobre historia del distrito es necesario recurrir a las librerías de viejo -recomendamos usar www.iberlibro.com-, o a las bibliotecas (en la de Huerta de la Salud se ha creado un centro de interés sobre libros relacionados con Hortaleza).

El primer autor que escribió una monografía sobre historia del distrito fue Javier Pastor Muñoz. A él, aparte de su infatigable tarea, intelectual y física, de recuperación de restos históricos, le debemos los libros Historia del distrito de Hortaleza (1986, Concejalía de Relaciones Institucionales y Comunicación del Ayuntamiento de Madrid) y, con el mismo título, pero con la autoría compartida con María Jesús Adán Poza, Historia del distrito de Hortaleza (2000, Ayuntamiento de Madrid, Junta de Hortaleza). Los dos abarcan desde la prehistoria hasta los años en que se escribieron los textos.

En 2007 vio la luz un nuevo libro encargado por la Junta de Hortaleza al Centro de Documentación y Estudios para la Historia de Madrid de la Universidad Autónoma titulado Hortaleza: pasado y presente de un distrito, de edición muy cuidada y con textos de varios autores bajo la coordinación de Virgilio Pinto Crespo.

Y en 2009 se publicó otro libro también encargado por la Junta de Hortaleza, en este caso para niños, con doble título: Historia del distrito de Hortaleza, de Ángel del Río / Hortaleza es el mejor distrito del mundo, por alumnos de Educación Primaria de centros Educativos del distrito de Hortaleza. El segundo título está compuesto de 23 relatos y dibujos de niños estudiantes de colegios de Hortaleza y Canillas.

Todos los libros editados por la Junta de Hortaleza, desde los de Javier Pastor Muñoz al último mencionado dedicado al lector infantil, son muy difíciles de adquirir. La Junta no posee además ya ningún ejemplar.

La mayoría de estos libros se pueden obtener en calidad de préstamo en las bibliotecas públicas de Madrid. O si se quieren comprar, recomendamos que se acuda a alguna librería del distrito.

La librería Mar Negro (calle Mar Negro, 6), en pleno casco histórico de Hortaleza, mantiene un fluido contacto con algunos de estos autores y llevan desde 1986 recomendando publicaciones. Porque acudir a una librería de barrio a comprar un buen libro, cualquiera que sea su temática, no deja ser también una de las mejores maneras de rendir homenaje a la lectura.

(Visited 470 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada