A finales de los años setenta, la voracidad inmobiliaria amenazaba con arrasar lo poco que quedaba de la antigua Huerta de la Salud de Hortaleza, una finca con siglos de historia. El vecindario se movilizó para conservar como zona verde el triángulo de la calle Mar de las Antillas y salvar de la ruina sus construcciones. Tras años de reivindicaciones se consiguió que el Ayuntamiento convirtiera Huerta de la Salud en un parque. Además, las antiguas caballerizas acabaron alojando una biblioteca. Incluso el silo que guardaba forraje y parecía condenado acabó esquivando la piqueta.

Levantado en 1928 con paneles de hormigón formando una planta poligonal, transformado en sala de exposiciones y coronado con uno de los mejores miradores del distrito, el Silo de Hortaleza es uno de los símbolos del distrito, y ahora queda definitivamente blindado con su inclusión en el Catálogo de Edificios Protegidos de la ciudad de Madrid. El Ayuntamiento culminó el pasado mes de octubre la renovación del catálogo sumando 734 nuevas incorporaciones, una veintena de ellas del distrito de Hortaleza. Con esta actualización, la ciudad supera los 21.000 edificios protegidos.

HPV73 Foto Silo horizontal scaled

El Silo de Hortaleza en el parque Huerta de la Salud. JAVIER PORTILLO

Junto al Silo, el lavadero del pueblo de Hortaleza es el edificio más antiguo y emblemático que se suma al catálogo. Inaugurado en octubre de 1931, el lavadero se conserva intacto al inicio de la calle Mar de Kara, donde su fachada pasa algo desapercibida. El tesoro está en su interior, con las originales pilas de lavado y la cubierta de madera, que han quedado protegidas.

Además se incorporan varios edificios religiosos del distrito, como la iglesia de Nuestra Señora del Tránsito de Canillas, la parroquia de San Isidro y San Pedro Claver de Pinar del Rey, la Jesús de Nazaret de Manoteras, la capilla de la Casa Nazaret de Virgen del Cortijo y, sobre todo, el complejo diseñado por el arquitecto Miguel Fisac que forman la iglesia San Pedro Mártir y el convento de los dominicos en Sanchinarro, que adquiere el máximo grado de protección que otorga el Ayuntamiento. La casa que Fisac se construyó no muy lejos de allí, en el antiguo Cerro del Aire, también entra en el catálogo.

En el catálogo se incorporan algunas viviendas unifamiliares vinculadas a la Ciudad Lineal de Arturo Soria

Otro complejo de edificios incluido en esta revisión es el Liceo Francés de la calle Silvano. De uso educativo se incorpora además el colegio público Esperanza, y no es el único edificio de esta singular colonia de Canillas: con un grado de protección menor, tan solo ambiental (que supone respetar su apariencia exterior) el Ayuntamiento ha seleccionado algunos edificios de viviendas de la carretera de Canillas y la calle Alcorisa.

También sorprende la incorporación de algunas casas unifamiliares de la calles Antonio Cavero, Marías Turrión y López de Hoyos. Se trata de viviendas vinculadas a la Ciudad Lineal diseñada por Arturo Soria, que se ha pretendido cuidar en esta actualización con una treintena de sus edificaciones. Una cifra insuficiente para Cristina Keller, presidenta de la asociación Legado Arturo Soria y vecina de Hortaleza. “Es maquillaje municipal”, lamenta.

(Visited 2.234 times, 1 visits today)