Las bodegas del antiguo pueblo de Hortaleza no son ninguna leyenda urbana. Existen, como demuestran estas imágenes, y se encuentran bajo los edificios que la congregación religiosa de San Vicente de Paúl y la empresa Ingesport quieren derribar para levantar un gimnasio en la centenaria plaza de la Iglesia de Hortaleza.

La Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid establece que todas las bodegas construidas antes de 1936 se deben preservar. El proyecto del gimnasio se encuentra paralizado de forma cautelar por la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid para evitar «daños irreparables» en el casco antiguo de Hortaleza.

Hace dos años, la Dirección General de Patrimonio remitió a los promotores del gimnasio una serie de requerimientos para que adaptasen su proyecto. Entre ellos recuperar las bodegas subterráneas del antiguo pueblo.

Todavía se desconoce cualquier detalle sobre el proyecto definitivo, pero la empresa Ingesport solicitó permiso para talar casi un centenar de árboles en la parcela donde se pretende levantar el gimnasio, algo que autorizó el Ayuntamiento de Madrid el pasado mes de febrero. En las últimas semanas, la Plataforma en Defensa del Casco Antiguo de Hortaleza ha conseguido reunir más de 2.500 firmas contra este proyecto.

(Visited 5.064 times, 1 visits today)