El Ayuntamiento de Madrid ha decidido suspender «temporalmente» la construcción de nuevos aparcamientos disuasorios en los barrios periféricos de la ciudad. Entre ellos, los tres que estaban proyectados en el distrito de Hortaleza. Lo ha anunciado este lunes el alcalde José Luis Martínez-Almeida, admitiendo que estos parkings pueden provocar «problemas a los vecinos».

Una portavoz del Área de Medio Ambiente y Movilidad explica a este periódico que el Ayuntamiento no construirá más aparcamientos hasta evaluar la utilización de los tres que ya han abierto al público en la ciudad. Entre ellos, el de Fuente de la Mora, en el distrito de Hortaleza. Desde su inauguración, el pasado mes de mayo, la inmensa mayoría de sus 404 plazas están vacías en cualquier día laborable. El propio Consistorio reconoce que tiene «muy poco uso».

El Ayuntamiento de Madrid pretendía invertir más de 14 millones de euros tres nuevos aparcamientos disuasorios en el distrito de Hortaleza: Valdebebas, Canillejas (ubicado en el límite sureste del distrito) y Mar de Cristal. Este último ha provocado un amplio rechazo vecinal, y más de 6.000 personas han firmado contra el proyecto. El parking de Mar de Cristal ocuparía una parcela municipal de uso deportivo entre las calles Ayacucho y Arequipa, el mismo terreno que miles de personas pidieron convertir en una zona verde con equipamientos en 2017 mediante una consulta ciudadana.

El Ayuntamiento tenía previsto gastar 14 millones de euros en el distrito para construir los aparcamientos de Valdebebas, Canillejas y Mar de Cristal

El aparcamiento disuasorio de Mar de Cristal fue anunciado en octubre de 2019 por el Gobierno municipal del Partido Popular y Ciudadanos dentro de la nueva estrategia del Ayuntamiento para mejorar la calidad del aire en la ciudad. No se desveló ningún detalle del proyecto ni tampoco se ofreció una justificación para su emplazamiento, criticado de inmediato por vecinos y vecinas que constituyeron la Plataforma contra el Parking de Mar de Cristal. La parcela elegida está rodeada de viviendas y flanqueada por un instituto público y un centro de salud. Además, enfrente se encuentra el centro comercial Gran Vía de Hortaleza, que cuenta un gran aparcamiento gratuito de un millar de plazas que jamás se ocupan por completo.

UN AÑO DE MOVILIZACIÓN

En junio del año pasado, la plataforma vecinal convocaba su primera concentración frente a la Junta Municipal de Hortaleza coincidiendo con la celebración del Pleno del distrito, donde el PSOE presentó una propuesta para paralizar el proyecto hasta que fuese “valorado y evaluado por los distintos partidos políticos, asociaciones vecinales y entidades del distrito, así como debatida su idoneidad en el Pleno de la Junta Municipal”. La proposición fue aprobada con el apoyo de los socialistas y Más Madrid. No hubo un solo voto en contra, porque Partido Popular, Ciudadanos y Vox decidieron abstenerse. El concejal Alberto Serrano admitió en aquel Pleno que ningún parking disuasorio “le gusta a ningún vecino”, y aseguró que el responsable del proyecto, el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante (Partido Popular), se comprometía a venir al distrito “para dar cuenta del proyecto y recabar ideas de los vecinos” en la parcela de Mar de Cristal.

Los meses pasaron sin noticias ni de Carabante ni del parking hasta el pasado 16 de noviembre, cuando el Ayuntamiento presentó los presupuestos municipales para 2021 con una sorpresa: el parking de Mar de Cristal reaparecía con una inversión de 2,2 millones de euros. El 5 de diciembre, cientos de vecinos y vecinas se manifestaron contra el aparcamiento, y Carabante se apresuró a visitar Hortaleza. Lo hizo para detallar a representantes de los partidos políticos y algunas asociaciones vecinales un proyecto que ya estaba redactado a pesar de que el parking se encontraba supuestamente paralizado. El edil confirmó que el aparcamiento “multimodal” de Mar de Cristal contará con 279 plazas para vehículos y se construiría en el último trimestre de 2021, para así evitar los “miles de desplazamientos” que, aseguró el concejal del PP, se producen actualmente en la zona para encontrar aparcamiento.

El pasado 20 de marzo, cientos de vecinos y vecinas de Hortaleza volvieron a salir a la calle para reclamar una biblioteca y zonas verdes en la parcela de Mar de Cristal donde el Ayuntamiento quiere construir el aparcamiento disuasorio. Hace unos días, la Plataforma Vecinal contra el Parking de Mar de Cristal solicitó al Parlamento Europeo, junto a la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) la paralización de los aparcamientos proyectados por el Ayuntamiento «por ser contrarios a los compromisos adoptados por la Unión Europea en materia medioambiental y a las disposiciones y normativa dictada en cumplimiento de estos compromisos”.

La movilización contra el parking de Mar de Cristal ha sido conjunta a la del colegio público Juan Zaragüeta contra el parking privado que la empresa Iberdrola construyó el pasado verano en una parcela municipal junto al centro educativo. La semana pasada, el Ayuntamiento cerraba el polémico aparcamiento, que albergaba casi 300 vehículos de la multinacional energética, que tiene una sede en el distrito.

(Visited 788 times, 1 visits today)