El viernes 26 de marzo un grupo de personas se arremolinaba al mediodía frente a un portal de la calle Bucaramanga de Hortaleza. Esperaban a Gregorio López, Goyo para los amigos, que volvía tras casi cuatro meses lejos de su hogar. El regreso merecía ser festejado, porque Goyo había pasado todo ese tiempo ingresado en el hospital Ramón y Cajal tras contagiarse de la covid. “Si algo lo ha mantenido con vida estos meses, ha sido su tesón por volver a estar con su hija, que tiene una discapacidad y trabaja en la ONCE”, contaba su vecina Matilda.

Un año después de la irrupción de la pandemia en España, casi uno de cada diez residentes en el distrito de Hortaleza ha dado positivo por coronavirus a lo largo de este tiempo. Según datos actualizados a mediados de abril por la Red de Vigilancia Epidemiológica de la Comunidad de Madrid, Hortaleza acumulaba 16.665 casos confirmados de COVID-19 desde febrero de 2020, lo que supone el 8,6% de los 193.263 habitantes del distrito. Sin embargo, el Gobierno regional no detalla el número de vecinos y vecinas de Hortaleza que han fallecido por coronavirus.

Casi un tercio de los casos, 5.430, se concentraban en la zona básica de salud que corresponde al ambulatorio de Mar Báltico, la más extensa del distrito, que abarca tanto el núcleo de Hortaleza y el barrio de Pinar del Rey como Las Cárcavas y el nuevo desarrollo de Valdebebas. La zona básica de salud de Silvano, al que corresponden el barrio de Villa Rosa y las urbanizaciones del sur del distrito (Piovera y Palomas) contaba con 3.436 positivos en total. Desde el comienzo de la pandemia, en la zona de Sanchinarro se habían registrado 2.619 casos, 1.799 en Benita de Ávila (Canillas), 1.783 en Monóvar (Manoteras) y 1.477 en Virgen del Cortijo, precisa la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

ENERO, EL PEOR MES

Una mujer camina por una calle de Canillas en enero, tras la nevada de Filomena. JULIA MANSO

La evolución de la pandemia en el distrito, atendiendo siempre a las cifras oficiales de contagios, ha ido en consonancia con la situación general en la Comunidad de Madrid, aunque durante el confinamiento domiciliario del primer Estado de Alarma, Hortaleza fue una de las zonas de la capital donde se registraban menos positivos de coronavirus por habitante.

Hasta mayo de 2020, en todo el distrito se habían confirmado 1.662 contagios. La cifra comenzó a despuntar a finales de verano con la segunda ola, aunque la tercera (desde Navidades) dejó los peores datos en Hortaleza de toda la pandemia. El pasado mes de enero, la mayor parte del distrito tenía restricciones de movilidad por la alta incidencia de coronavirus, que en el conjunto de Hortaleza llegó a superar los 800 casos acumulados por cada 100.000 habitantes en 14 días.

Las restricciones se levantaron en febrero al descender los casos, pero tras el repunte registrado después de Semana Santa, la Consejería de Sanidad volvió a decretar el confinamiento perimetral de la zona básica de salud de Silvano a partir del 12 de abril durante dos semanas. La semana pasada, la tasa de incidencia acumulada en Silvano se situaba en 456,89 casos por 100.000 habitantes en 14 días.

LA VACUNACIÓN ACELERA

Una vecina mayor recibe la vacuna contra la COVID-19 en el centro de salud Monóvar de Manoteras. JUAN CRUZ

El incremento del ritmo de vacunación es la gran esperanza de la población frente a la pandemia. A mediados de abril, más de 400.000 personas ya habían recibido la segunda dosis en la Comunidad de Madrid, un 6,4% del total de habitantes de la región. En el distrito, los centros de salud completaron la vacunación al vecindario de más de 80 años, que representan algo más de 10.000 personas. A este sector de población habría que sumar los mayores de residencias, el personal médico y profesionales de sectores esenciales, además de grandes dependientes y algunos de sus cuidadores.

Los centros de salud de Hortaleza empezaron a inyectar dosis el pasado 25 de febrero, y en la segunda mitad de abril llamarán a la población de 75 a 79 años para suministrarles la vacuna de Pfizer o Moderna. Al mismo tiempo, las personas de 70 a 74 años serán citadas en hospitales como La Paz para recibir las mismas vacunas, mientras la población de 60 hasta 65 años tendrá que desplazarse hasta el hospital Isabel Zendal de Valdebebas, el estadio Wanda Metropolitano o el Wizink Center (el antiguo Palacio de los Deportes), donde se les inyectará la vacuna de AstraZeneca.

Los hospitales también citarán antes de mayo a pacientes de grupos de riesgo como trasplantados o en espera de serlo, de hemodiálisis o diálisis peritoneal, con enfermedad oncohematológica, con cáncer de órgano sólido (en tratamiento con quimioterapia citotóxica, cáncer de pulmón en tratamiento con quimioterapia o inmunoterapia), los pacientes inmunodeprimidos con VIH, personas con inmunodeficiencia primaria y personas con síndrome de Down mayores de 40 años.

(Visited 473 times, 1 visits today)