“Muchas gracias a todas las vecinas y vecinos que han hecho posible esta plataforma y a tantos otros y otras que han trabajado para crear el magnífico tejido social que tenemos en este barrio”. Así dio comienzo Raquel Anula, de la asociación vecinal La Unión de Hortaleza, a la presentación de la plataforma vecinal Hortaleza por la Convivencia que se celebró el domingo 23 de febrero en la Escuela Superior de Imagen y Sonido CES, ubicada en los antiguos Paúles.

El acto contó con la asistencia de una de las portavoces de Hortaleza por la Convivencia, Cristina Otero (asociación cultural Radio Enlace), que se encargó de contar por qué surge esta plataforma, sus objetivos y sus líneas de acción, y de Patricia Fernández Vicens, abogada de Coordinadora de Barrios, entidad que lleva casi 40 años trabajando por los menores, la juventud y las personas migrantes desde un enfoque de derechos humanos.

PLATAFORMA VECINAL

“Hace tiempo que muchas vecinas estamos muy preocupadas por la situación crítica de los centros de primera acogida, la sensación de inseguridad que se está extendiendo entre el vecindario y la proliferación de discursos de odio, e incluso ciertos actos violentos, contra estos chavales y chavalas, que han provocado un grave problema de convivencia en el distrito que estamos intentando afrontar desde el movimiento vecinal”, indicó Cristina Otero, portavoz de la plataforma, al señalar el porqué de su creación.

“Se ha provocado un grave problema de convivencia que estamos intentando afrontar desde el movimiento vecinal” Cristina Otero, portavoz de Hortaleza por la Convivencia

El principal objetivo es “trabajar por conseguir un barrio más acogedor y seguro”, ya que esa inseguridad “magnificada por las redes sociales, los medios de comunicación y ciertas personalidades de la política” ha dado lugar a un miedo compartido por todo el vecindario, tanto por quienes viven dentro como fuera de estos centros, pues “no hay que olvidar que estas niñas y niños también son vecinos de Hortaleza”.

Además, la plataforma quiere “hacer hincapié en la dejación de funciones de la Comunidad de Madrid, que incumple con su responsabilidad como tutora de estos jóvenes, niñas y niños”. Por ello, se ofrece como interlocutora necesaria para abrir vías de solución pacífica a los problemas de convivencia generados.

GRUPOS DE TRABAJO

Para lograr estos objetivos, la plataforma se ha organizado en cuatro grupos de trabajo. Por un lado, una vía de incidencia política, que está desarrollando un análisis de la realidad de ambos centros para crear un decálogo de demandas que quieren presentar a las administraciones competentes de la Comunidad de Madrid. Por otra parte, están trabajando la vía de la sensibilización a través de la información y la pedagogía y haciendo una investigación cualitativa sobre el barrio, la diversidad y la convivencia para orientar acciones de mediación.

De izquierda a derecha, Raquel Anula (presentadora del acto), la abogada Patricia Fernández Vicens y Cristina Otero, portavoz de Hortaleza por la Conviencia. SANDRA BLANCO

También se está llevando a cabo una vía de acción directa, poniendo a disposición de los equipos educativos de los centros de primera acogida recursos vecinales del distrito para facilitar la integración de las niñas y niños tutelados, como actividades deportivas o culturales, entre otras. “El objetivo es favorecer la comunicación directa entre los chavales y el vecindario, así como la integración, y darles alternativas de ocio saludable”. Por último, se encuentra el grupo de comunicación, que se encarga de organizar y difundir el trabajo y las acciones realizadas por la plataforma.

LA CONVIVENCIA EN LOS BARRIOS

La abogada Patricia Fernández Vicens comenzó dando las gracias a la plataforma vecinal Hortaleza por la Convivencia por “tomar las riendas de una situación cuando fallan las instituciones”, situación que describió como una “quiebra total de los derechos de la infancia”. También quiso recordar que “no podemos prescindir de los niños y niñas en movilidad porque vienen al rescate de una Europa en decadencia y son quienes nos cuidarán en el futuro”. Por ello, considera imprescindible “identificar a los verdaderos responsables de esta situación, para evitar caer en el error de la guerra de los pobres contra los pobres”.

Tras su intervención, llegó el turno de palabra de los asistentes, en su mayoría vecinas y vecinos que expresaron sus opiniones sobre la situación y aportaron sus ideas y posibles soluciones. Entre ellos dos residentes de la asociación El Olivar y antiguos residentes del centro de primera acogida Hortaleza, así como un miembro de la asociación Ex Menas de Madrid, que quisieron compartir su experiencia y dar las gracias a las vecinas, vecinos y asociaciones del barrio que los han ayudado. “Cuando alguien te trata bien y te ayuda, tú también quieres hacer las cosas mejor”, dijo Ismail, agradeciendo el apoyo recibido.

Para finalizar, se llamó al vecindario a participar en la siguiente reunión de la plataforma, que se celebrará en el Espacio Asociativo Vecinal UVA (calle Abegondo, 647) el 13 de marzo a las 19.00 horas, para “seguir construyendo juntas”.

Aplauso a la intervención de los dos residentes de la asociación El Olivar. SANDRA BLANCO

 

(Visited 375 times, 1 visits today)