Seis años después del fallecimiento del Sabio de Hortaleza, la peña atlética del distrito que lleva su nombre cumple 50 años y este periódico ha querido ponerse en contacto con Florencio Elipe, amigo de Luis Aragonés, y Ángeles Ledesma, presidenta de la peña, para conocer de primera mano cómo era el mítico entrenador del Atlético de Madrid y cómo ha sido la historia de esta peña hortalina.

EL SABIO DE HORTALEZA

Florencio Elipe nació en 1938, como Luis Aragonés, y fueron juntos a la escuela La Humanitaria, en Hortaleza, hasta que a los 13 años Luis comenzó a estudiar en los jesuitas. Sin embargo, en 1952, falleció su padre y tuvo que ocuparse de la economía familiar. “Con 15 años, Luis conducía una furgoneta para transportar ladrillos”.

Se hizo cargo de la familia porque Matías, su hermano mayor, se había independizado y era chófer en la calle Velázquez. A Matías le pusieron el apodo del Sabio de Hortaleza, que más tarde heredaría el popular jugador de fútbol. Por esto, “cuando algún periodista lo llamaba el Sabio de Hortaleza, siempre decía que el sabio era su hermano Matías”.

En 1953, Florencio y él, entre otros jóvenes del pueblo, comenzaron a jugar al fútbol, se federaron y estuvieron en la categoría juvenil hasta 1956. Tras un periplo de ocho años por varios clubes, incluido alguno de Primera División, recaló en 1964 en las filas del equipo colchonero. “En Hortaleza, los jóvenes eran todos del Madrid hasta que Luis fichó por el Atleti”.

“En Hortaleza, los jóvenes eran todos del Madrid hasta que Luis fichó por el Atleti” Florencio Elipe, amigo de Luis Aragonés

Desde entonces, su historial atlético se engrandeció, llegando a las cotas más altas del club y de la Selección Nacional. “Luis era muy habilidoso; se le daba muy bien bailar, jugar al billar e incluso se atrevió a hacer sus pinitos como torero”.

PEÑA ATLÉTICA LUIS

En abril de 1970, se funda la peña atlética Luis en el bar Mariluz, con Ángel Ramos (carnicero en el pueblo) como presidente, Mariano Aragonés (tío de Luis) como tesorero, Baldomero Fernández (practicante del pueblo) como asesor, Julián González (médico del pueblo) y José Rodríguez (conocido como Pepe el Casquero).

Cinco décadas después, en las que la peña ha sufrido alguna que otra escisión, desde 2017, ocupa la presidencia una mujer, Ángeles Ledesma, y la sede oficial se encuentra en Casa Florencio.

Varios socios de la peña, entre ellos el tesorero Rubén Sánchez, junto al monumento levantado a Luis Aragonés en Hortaleza. PEÑA ATLÉTICA LUIS

Según recuerda Ángeles, la única vez que Luis Aragonés acudió a la comida de la peña fue en noviembre de 2012. “Comentó que no era consciente de tener una peña tan grande y se comprometió a asistir los siguientes años”. Desgraciadamente, en la comida del año siguiente, ya estaba enfermo y el 1 de febrero de 2014 falleció.

Actualmente, la peña atlética Luis tiene 86 socios, que por una cuota anual de 50 euros pueden disfrutar de una merienda en la sede de la peña por la asamblea anual de socios, una comida aniversario y dos excursiones al año: una de tipo cultural y gastronómico y otra siguiendo algún encuentro del Atleti. Además de disponen de un autocar para ir a los partidos que se disputan en el Estadio Metropolitano.

(Visited 191 times, 1 visits today)