El festival de música más importante de España, el Mad Cool, abandonará el distrito de Hortaleza el próximo año. La edición de 2020, que se celebrará del 8 al 11 de julio en la parcela destinada a la ampliación de los recintos feriales de IFEMA, en Valdebebas, será la última del Mad Cool en este recinto, al que llegó en 2018 procedente de la Caja Mágica para crecer en número de actuaciones y asistentes.

El festival prepara ahora una nueva mudanza, porque el Ayuntamiento de Madrid, gobernado por Partido Popular y Ciudadanos, no renovará la cesión de esta parcela municipal y negocia con los directores del Mad Cool una nueva ubicación para el macroevento, que el año pasado congregó a 186.128 asistentes en cuatro jornadas de conciertos.

TRASLADO FORZOSO

El Consistorio justifica el traslado por las próximas obras de ampliación de IFEMA, aunque los desencuentros entre los directores del festival y el Gobierno municipal de José Luis Martínez-Almeida han precipitado la decisión.

El concejal presidente de Hortaleza, Alberto Serrano, de Ciudadanos, reclamó el pasado mes de octubre a la Junta de Gobierno del Ayuntamiento la rescisión inmediata del convenio con Mad Cool para impedir que la edición de 2020 se celebrase en Valdebebas por las molestias que ocasiona de madrugada el ruido del festival.

Además, aseguró Serrano, los organizadores le habían trasladado que no pretendían invertir en la protección acústica del recinto mientras el Ayuntamiento no garantizase la continuidad del Mad Cool en la parcela de IFEMA.

El concejal de Hortaleza reclamó el traslado del festival por las molestias que ocasiona el ruido de los conciertos

En septiembre, el concejal adelantó a Hortaleza Periódico Vecinal su intención de trasladar a la alcaldía las “quejas” que había recibido de residentes próximos al recinto donde se celebra el Mad Cool. “Muchos vecinos están indignados porque lo sufren y es un perjuicio evidente”, dijo en una entrevista.

En la primera edición del Mad Cool en Valdebebas, celebrada en julio de 2018, el eco de los conciertos se propagó a los cuatro vientos, sintiéndose incluso más allá del distrito hasta bien entrada la madrugada. Sin embargo, las mediciones realizadas por la Policía Municipal en distintas zonas de Hortaleza no alcanzaron el límite establecido en 65 decibelios.

El entonces coordinador de la alcaldía, Luis Cueto, ahora concejal de Más Madrid, dijo que el ruido del festival era una “burrada” y anunció que el recinto tendría pantallas acústicas para 2020, aunque no se han llegado a instalar.

Asistentes al festival durante una de las actuaciones del Mad Cool del año pasado. SANDRA BLANCO

(Visited 11.749 times, 1 visits today)