A principios de marzo de 2020, el concejal presidente de Hortaleza, Alberto Serrano, aseguraba que el Mad Cool se marcharía de Valdebebas, donde se habían celebrado las dos últimas ediciones del festival de música más importante de España. Los problemas que el macroevento provocaba en el barrio, sobre todo el acusado ruido de madrugada, empujaban al Ayuntamiento a no renovar la cesión de la parcela colindante al barrio de Las Cárcavas, en la que además estaba prevista una inminente ampliación de los recintos feriales de Ifema. En la decisión influyeron los desencuentros que se produjeron entre el concejal Serrano y los organizadores del festival, que se negaban, según el edil, a invertir en la protección acústica. Serrano llegó a pedir al alcalde Martínez-Almeida la rescisión inmediata del convenio con el Mad Cool para que ni siquiera se celebrara allí la edición prevista aquel año.

Entonces llegó la pandemia y el deseo de Serrano se cumplió: no hubo Mad Cool en 2020, ni tampoco en 2021 por las restricciones sanitarias. Hace meses, el festival anunció su regreso en 2022 con cinco jornadas de conciertos a principios de julio protagonizados por grandes nombres de la escena internacional como Metallica, Muse, The Killers o Pixies. Cuando se pusieron las entradas a la venta todavía no se concretaba el recinto que acogería el festival. Finalmente, de nuevo será la parcela de Valdebebas destinada a una ampliación de Ifema interrumpida tras los estragos de la pandemia. Además del Mad Cool de julio, el recinto acogerá el sábado 10 de septiembre otra jornada maratoniana de conciertos bautizada como Mad Cool Sunset y protagonizada por grupos de la talla de Rage Against The Machine, Biffy Clyro, Glass Animals o Stereophonics.

“Es verdad que este año la relación con Mad Cool ha sido mucho mejor”, reconoce el concejal presidente de Hortaleza tras reunirse recientemente con los organizadores del festival y representantes de la asociación vecinal de Las Cárcavas, el barrio que más sufre el ruido nocturno y la masiva peregrinación de asistentes (más de 180.000 en su última edición). En ese encuentro, los promotores del festival se comprometieron a que este año los conciertos terminen más pronto. Según Serrano, también se emplearán “nuevas tecnologías” para mitigar la propagación de decibelios a los cuatro vientos que desvela al vecindario.

SUBVENCIÓN MILLONARIA

Para la continuidad de Mad Cool ha sido fundamental la intervención de Recupera Madrid, el grupo político formado por los cuatro concejales carmenistas escindidos de Más Madrid que pactó con el Partido Popular y Ciudadanos los últimos presupuestos municipales. El acuerdo incluía una subvención de dos millones de euros del Ayuntamiento para la celebración del festival. Uno de los concejales de Recupera Madrid, Luis Cueto, fue el responsable del traslado del Mad Cool a Valdebebas en 2018, cuando era coordinador general de alcaldía durante el mandato de Manuela Carmena.

Luis Cueto (a la izquierda) junto a los organizadores del Mad Cool en la presentación del festival en 2018. JAVIER PORTILLO

(Visited 952 times, 2 visits today)