Las tres áreas de compostaje comunitario de Hortaleza vuelven a ponerse en marcha, después de haber permanecido cerradas durante dos meses y medio. Desde el pasado lunes 25 de mayo, ya pueden utilizarse las composteras de la calle Arequipa y de la asociación Pueblo de Hortaleza y, el próximo 1 de junio, abrirá al vecindario el área de compostaje ubicada en Manoteras.

Por ahora, se encuentran operativas estas tres áreas de compostaje comunitario en el distrito, pero pronto serán más, ya que la asociación Compostaje Comunitario de Hortaleza, que ha firmado un convenio municipal por el que se encarga tanto de la gestión de las áreas de Hortaleza como de la formación del vecindario para que puedan llevar a cabo una gestión responsable y adecuada de sus restos orgánicos, está trabajando por la creación de otras tres áreas de compostaje comunitario en el distrito.

La asociación Compostaje Comunitario de Hortaleza está trabajando por la creación de otras tres áreas de compostaje comunitario en el distrito

Ya que, como sabe cada vez más gente, el compostaje comunitario se caracteriza por la descentralización y la proximidad entre los puntos de generación de los residuos biodegradables y los puntos de tratamiento, por la implicación directa de la población en la gestión y por sus bajos costes económicos.

PARÓN POR LA COVID-19

Al empezar el confinamiento por el estado de alarma sanitaria, las áreas de compostaje comunitario de Hortaleza se vieron obligadas a prepararse para realizar un parón en el proceso, ya que no se podía ir a echar restos orgánicos.

Sin embargo, desde la Junta Municipal, se dio permiso a los miembros de Compostaje Comunitario de Hortaleza para ir todas las semanas a vigilar el buen funcionamiento del área y revisar el estado tanto del compost como del área en sí.

Durante el confinamiento, alguien ha forzado una de las composteras de la calle Arequipa e introducido una bolsa con residuos de todo tipo

En una de esas revisiones, se pudo comprobar que, pese a que las composteras estaban cerradas con candados, alguien había introducido una bolsa con residuos de todo tipo, forzando una de las composteras. Apelamos al buen hacer del vecindario a que respete este proyecto y no contamine a propósito lo que con tanto mimo estamos intentando cuidar.

QUEJAS DE ALGUNOS VECINOS

Algunos de los vecinos cercanos al área de Arequipa se están quejando de que, en sus domicilios situados a más de 50 metros del lugar, tienen mosquitas de la fruta. Se les ha indicado que bajen al área y comprueben que no hay en las composteras y, por lo tanto, se desconoce la procedencia de dichos insectos.

Además, al compostar unas 50 familias en ese área, en el momento en el que se nota la presencia de estas mosquitas, se pasa notificación y se trata de inmediato.

Mosca de la fruta, o del vinagre, conocida como Drosophila melanogaster.

No obstante, es bueno recordar la naturaleza de la mosca de la fruta, o del vinagre, conocida como Drosophila melanogaster en el ámbito científico, es un pequeño insecto que pertenece al orden de los dípteros, el grupo que engloba a todas las especies de moscas. Como la gran mayoría de las moscas, los miembros de esta especie son inofensivos, aunque su costumbre de intimar con la materia en descomposición les ha dado mala reputación.

Los miembros de esta especie son inofensivos, aunque su costumbre de intimar con la materia en descomposición les ha dado mala reputación

Las moscas han convivido con los humanos desde hace miles de años y forman parte del imaginario popular. La introducción de la agricultura y de las tecnologías de la fermentación hizo que la mosca de la fruta, entre otras especies, encontrara junto a los humanos una fuente inagotable de alimento y refugio. Desde entonces, esta especie ha vivido en un entorno en cierto modo domesticado.

La mosca de la fruta suele vivir aproximadamente un mes y su ciclo biológico incluye una metamorfosis completa. Suelen medir unos 5 milímetros y su rango de vuelo es de unos 2 metros.

Suele ser habitual que venga en la fruta que compramos y que, sin querer, se reproduzcan en nuestras casas, siendo verdaderamente molestas.

DISTRITO PIONERO EN COMPOSTAJE

Hortaleza es un distrito pionero en la práctica del compostaje en todo Madrid. Pues, antes de que se inaugurase en el barrio la primera área de compostaje comunitario de la ciudad a nivel distrital en mayo de 2017, situada en la calle Arequipa, ya se realizaba en el colegio público Luis Cernuda esta práctica de reciclaje de los residuos orgánicos para abonar el huerto que cultivan las alumnas y alumnos del centro.

Antes de que se inaugurase el área de compostaje de Arequipa en 2017, ya se realizaba esta práctica de reciclaje de los residuos orgánicos en el colegio público Luis Cernuda 

Es más, aunque aún no estaba inaugurada oficialmente, el vecindario empezó a utilizar la nueva área de compostaje comunitario en diciembre del 2016, empleando el compost generado por sus tres composteras de 600 litros para abonar macetas, jardines y huertos comunitarios del distrito.

En febrero de 2019, se inauguró el área de compostaje de Manoteras, situada detrás del centro municipal de mayores San Benito (y del centro integrado Santiago Apóstol). Desde marzo, también se encuentran en funcionamiento las composteras instaladas dentro de la asociación Pueblo de Hortaleza, en la plaza del Doctor Calvo Pérez, que en el mes de octubre quedó inaugurada con una fiesta del compostaje, donde grandes y pequeños aprendieron los secretos de esta forma de reciclaje.

Dos ‘peques’ criban el compost obtenido en la asociación Pueblo de Hortaleza con el reciclaje natural de residuos orgánicos. PHOTOLEZA

(Visited 349 times, 1 visits today)