El proyecto musical del artista Nacho Cano en un terreno público del distrito de Hortaleza, sea una pirámide azteca o una carpa temporal, provoca un profundo rechazo entre los vecinos de la zona. Plataformas y asociaciones vecinales ya están en marcha para reivindicar que la parcela de la avenida Machupichu sea utilizada con otros fines que beneficien al barrio. La petición creada en el portal change.org para evitar la construcción del denominado Teatro Malinche cuenta ya con casi 20.000 firmas.

Si hay algo que caracteriza a Hortaleza es su fuerte red de asociaciones, plataformas y movimientos vecinales para defender los intereses del barrio. Contando en el historial con la victoria en las luchas contra el macrogimnasio de los Paúles, el parking de Iberdrola y el macroparking de Mar de Cristal, ahora toca enfrentarse al proyecto de un teatro con un parking de 400 plazas. “Parece una excusa para plantarnos el aparcamiento”, expresa la portavoz de la Plataforma contra el Parking de Mar de Cristal, Raquel Collado.

“No es cultura, es entretenimiento”, afirma Collado. El terreno otorgado por el Ayuntamiento a Nacho Cano es de uso cultural, motivo por el que se niega al vecindario la construcción de otro tipo de infraestructuras. Sin embargo, el uso originario era educativo pero fue cambiado para ceder la parcela a José Luis Moreno para su fallido Coliseo de las Tres Culturas. “Qué clase de deseo cultural es el que tienen los que te niegan una biblioteca y te traen un musical”, crítica Collado.

La cesión de la parcela municipal sin concurso público, aunque Nacho Cano defiende que se dieron todos los pasos legales, es algo que ha generado molestia, porque vecinos y vecinas consideran que sus peticiones no han sido consideradas por el Ayuntamiento. Entre ellas, las asociaciones reclaman la construcción de una biblioteca o de un instituto de formación profesional, aunque sobre este último no tienen especial interés en la junta de propietarios Villa de Orgaz, según cuenta su administrador Fernando Fernández.

“No se ha tenido en cuenta ni la opinión de las asociaciones vecinales ni de los vecinos, tenemos otra serie de necesidades en el barrio”

La falta de transparencia e información es una de las principales quejas de los residentes afectados, lo que ha extendido una “inquietud tremenda” entre el vecindario más próximo al terreno, explica Fernández. Critican que se ha hecho de espaldas a los vecinos, ya que solo se han enterado mediante los medios de comunicación. “No se ha tenido en cuenta ni la opinión de las asociaciones vecinales ni de los vecinos, tenemos otra serie de necesidades en el barrio”, declara Andrés, vecino residente en la avenida del Papa Negro.

Las viviendas de la zona ya llevan años quejándose del ruido nocturno proveniente de las actividades de Ifema y de grandes eventos como el festival Mad Cool, por lo que llevar a la puerta de sus casas un espectáculo como el proyectado por Nacho Cano acarrearía graves problemas de ruido. Además, traería consigo dificultades de movilidad y supondría la tala de árboles y la desaparición de la vegetación con la que cuenta el terreno.

Árboles en la parcela donde Nacho Cano quiere levantar su Teatro Malinche en Hortaleza. RODRIGO MÍNGUEZ

CASI 20.000 FIRMAS EN CONTRA

La asociación vecinal de San Lorenzo lanzó la recogida de firmas en change.org: “La idea es dar la batalla en todos los ámbitos que podamos, desde el institucional presentando las firmas, a través de los medios de comunicación, redes sociales y todo lo que podamos para parar esto”, expone una de los miembros de la asociación, Andrea Segura.

Desde las asociaciones vecinales se plantean en las próximas semanas llevar a cabo acciones para informar al barrio y reivindicar que se frene el proyecto. Entre ellas, una concentración en la parcela de la avenida de Machupichu el domingo 17 de octubre al mediodía. Además, vecinos de las viviendas más próximas a la parcela desean integrarse en plataformas para actuar en conjunto, según Fernando Fernández.

“Esto es más para turistas y para gente de fuera que vaya a verlo, como vecino no lo vas a disfrutar”, expresa Andrea Segura. “Nosotros no decimos que Nacho Cano no haga un musical, pero que lo haga en un teatro preparado para ello”, sostiene Andrés. Hortaleza sí apuesta por la cultura, pero por “algo integrador” que puedan disfrutar todos y que involucre diferentes actividades y espacios para ello.

(Visited 2.300 times, 17 visits today)