Nada detiene a la Cabalgata Participativa de Hortaleza, la de toda la vida. Desde hace casi medio siglo, el empuje de miles de vecinos y vecinas ha logrado siempre sacar adelante este multitudinario desfile a pesar de todo tipo de adversidades. En este tiempo, la comitiva ha superado obstáculos como el intento de privatización del Ayuntamiento en 2007, aunque nunca se había topado con ninguno tan difícil como la actual pandemia. El coronavirus impedirá que este año rueden por el barrio las tradicionales carrozas construidas a mano por el propio vecindario, pero Hortaleza no se quedará sin la visita de los Reyes Magos gracias al empeño de las asociaciones que están detrás de la comitiva.

En una nueva muestra de creatividad y trabajo colectivo, las entidades vecinales de la Cabalgata Participativa han organizado en tiempo récord y sin apenas presupuesto un espectáculo al aire libre para recibir a sus majestades de Oriente este martes 5 de enero en el auditorio Pilar García Peña del parque Pinar del Rey (Confluencia de la Carretera de Canillas con calle López de Hoyos), habitual escenario de las Fiestas de Hortaleza, con todas las medidas de seguridad frente al Covid-19.

Los organizadores ruegan que nadie acuda al recinto si no dispone de entradas para evitar aglomeraciones

Para evitar aglomeraciones, los organizadores ruegan que nadie acuda al recinto si no dispone de alguna de las más de 2.000 entradas gratuitas que se pusieron a disposición del vecindario tanto en la web www.cabalgatadehortaleza.org como en algunos comercios del barrio (agotándose rápidamente), y recuerdan que los cuatro pases programados entre las 18 a 21 horas se retransmitirán en directo por internet. El evento también se podrá seguir con un programa especial de la emisora de Hortaleza, Radio Enlace, que arrancará este martes a las 17 horas.

«Cuando esto pase podremos volver a disfrutar de la Cabalgata recorriendo nuestras calles. Hasta entonces, cuidémonos entre todas y todos», piden las asociaciones que han preparado, en colaboración con la Junta de Hortaleza, el espectáculo de este 5 de enero en el auditorio Pilar García Peña, que dividirá sus gradas en zonas de cuatro colores (azul, verde, rojo y amarillo) para separar a los asistentes.

Aquellas personas que tengan entrada para ver a los Reyes Magos tendrán que acudir al parque Pinar del Rey con mascarilla y respetando la distancia interpersonal. Además, se recomienda llegar con suficiente antelación y esperar en el terrizo ubicado en la parte superior del parque, donde los responsables de seguridad del evento (a los que se podrá reconocer por sus petos amarillos) validarán las entradas e indicarán cómo acceder al auditorio. Cuando termine la actuación, los asistentes tendrán que abandonar con premura el parque Pinar del Rey para ceder el espacio a las personas con entradas para el siguiente pase.

Si el secreto mejor guardado de cada Cabalgata es el diseño de sus carrozas, que solo se desvela una vez que echan a rodar, este año serán una sorpresa los detalles del espectáculo que se ofrecerá en el escenario del auditorio Pilar García Peña, aunque los organizadores avanzan que no faltará la música en directo (con el ritmo de Sambaleza, imprescindibles cada 5 de enero) y mucha luz.

«Cuando los niños pasen por la entrada, lo que van a ver es un bosque mágico lleno de luz, y tras el paseo por el bosque mágico se sentarán en las gradas», reveló la semana pasada en Radio Enlace una de las personas que participan en la coordinadora de la Cabalgata Participativa, Patricia León. «Además, todos los niños que quieran pueden llevar su carta a los Reyes, porque los pajes reales estarán para recogerlas».

En el auditorio se han reservado plazas para personas con movilidad reducida, y se aconseja a los asistentes que tengan asiento en las gradas de cemento que hagan acopio de cojines para que el espectáculo resulte más confortable. También que acudan provistos de abrigo, incluso con alguna manta, porque todo apunta a que la noche de Reyes será gélida.

¿POR QUÉ NO HAY CABALGATA?

Todos los años, las entidades vecinales que organizan la Cabalgata Participativa de Hortaleza empiezan a trabajar desde septiembre en los preparativos del desfile del 5 de enero. A pesar de la pandemia, 2020 no ha sido una excepción. Mediante reuniones virtuales, la coordinadora de la Cabalgata preparó un plan para adaptar la comitiva a las restricciones sanitarias. La propuesta consistía en una maratoniana cabalgata de tan solo tres carrozas y un extenso recorrido de 42 kilómetros para llegar a todos los rincones de distrito. De esta manera, la mayor parte del vecindario de Hortaleza vería pasar a los Reyes Magos desde casa con tan solo asomarse a la ventana.

Sin embargo, el Ayuntamiento de Madrid ha sido inflexible en su negativa a autorizar ninguna cabalgata en los distritos de la ciudad, como decretó el pasado 20 de octubre, por suponer “una concentración de personas que puede favorecer situaciones con riesgo de contagio” del coronavirus.

Las entidades propusieron una maratoniana cabalgata de 42 kilómetros para recorrer todos los rincones del distrito

A pesar del rechazo de la Junta de Hortaleza al kilométrico desfile alternativo que proponían las entidades vecinales, la Cabalgalta Participativa de Hortaleza no se resignó y continuó reclamando al concejal presidente del distrito, Alberto Serrano, una reunión para encontrar una fórmula que permitiera recibir a los Reyes Magos.

Finalmente, el pasado 22 de diciembre, la Junta y la Cabalgata Participativa acordaron habilitar el auditorio Pilar García Peña, con aforo reducido y medidas de seguridad, para que niños y niñas no se perdieran la cita con Melchor, Gaspar y Baltasar, una tradición arraigada desde hace décadas y que forma parte de la identidad colectiva del barrio.

(Visited 550 times, 1 visits today)