El pasado mes de diciembre, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid aprobó una inversión “importante” de casi dos millones de euros para la reforma de la piscina olímpica de verano del centro deportivo municipal de Hortaleza.

En rueda de prensa, la portavoz del Ayuntamiento, Inmaculada Sanz, anunció la reforma del vaso de la piscina “para solucionar deficiencias en su estanqueidad y su revestimiento”, cuyas obras se prolongarían durante nueve meses. Sin embargo, la portavoz del Ayuntamiento, presidenta también del Partido Popular en Hortaleza, omitió la principal consecuencia del proyecto: la reducción de la piscina olímpica en casi 500 metros cuadrados, un 40% de su tamaño actual.

Las obras tienen un plazo de ejecución de nueve meses,
y podrían cerrar las piscinas este verano

Una decisión cuestionada dentro del propio Ayuntamiento. Según un informe técnico del Área Delegada de Deporte, “no se considera adecuado disminuir las dimensiones” de una piscina que “ha ido incrementando sus usos en los últimos tres años” hasta sumar más de 85.000 visitantes en 2019, lo que la convierte en la sexta con más usuarios de la ciudad. “Consideramos que la reducción de dicha superficie puede perjudicar seriamente a los ciudadanos del distrito”, sentencia el informe.

“TENSIÓN” POR EL PROYECTO

A pesar de este informe, el Área de Obras y Equipamientos comenzó las obras en febrero, cuando el PSOE llevó el asunto al Pleno de Hortaleza para preguntar al concejal presidente del distrito, Alberto Serrano, su opinión sobre esta polémica reforma. “Veremos en qué queda porque yo aún no tengo conocimiento exacto de la obra que se va a realizar, pero sí que probablemente implique una reducción de la piscina”, dijo Serrano, asegurando que las obras se realizan para “adaptar las piscinas a la normativa”, ya que también se pretende retirar el amianto que existe en el techo de la caseta que aloja la sala de máquinas.

“Yo aún no tengo conocimiento exacto de la obra que se va a realizar, pero sí que probablemente implique una reducción de la piscina” Alberto Serrano, concejal presidente 

El concejal no explicó el motivo para reducir el tamaño de la piscina, y reconoció que “hay tensión” dentro del Ayuntamiento por este asunto. “En este sentido, yo estoy tratando de apoyar lo que dice el Área de Deporte, pero el Área de Obras me contesta desde un punto de vista técnico y no tengo capacidad de contradecirles”, añadió Serrano respondiendo a la vocal socialista Leticia Rodríguez, que calificó el proyecto como una “locura”.

Sobre el posible cierre de la piscina este verano, el concejal presidente de Hortaleza tampoco disipó las dudas. “Si las circunstancias lo requieren, se cerrará toda la instalación de la piscina de verano del centro municipal de Hortaleza para no perjudicar a los usuarios”, aunque anunció que se “están barajando alternativas” como abrir durante el periodo estival las piscinas cubiertas tanto del polideportivo Hortaleza como del Luis Aragonés, en el barrio de Villa Rosa.

Imagen de las obras en la piscina olímpica de Hortaleza, que comenzaron en febrero. SANDRA BLANCO

(Visited 2.468 times, 1 visits today)