El estado de alarma ha terminado, pero según ha ido avanzando la desescalada se ha hecho más patente la crisis social derivada de la pandemia por la COVID-19. A principios de mayo, aumentaba el número de familias que, después de dos meses sin ingresos, empezaban a preguntarse cómo iban a poder llenar sus despensas.

Según informó el concejal presidente, Alberto Serrano, en el Pleno celebrado en junio, “desde el pasado 13 de marzo, los Servicios Sociales de Hortaleza han atendido a 3.901 personas en 1.367 familias”.

Además, a través de dos contratos de emergencia, a los que se han destinado 990.000 euros, se entrega una media de 725 menús a domicilio y 60 cestas de la compra diarias que han dado cobertura a 2.805 personas entre el 6 de abril y 15 de junio.

“Desde el pasado 13 de marzo, los Servicios Sociales de Hortaleza han atendido a 3.901 personas en 1.367 familias” Alberto Serrano, concejal presidente

Por ello, las últimas semanas las redes sociales se han llenado de llamamientos a la participación en las numerosas campañas de donación de productos básicos organizadas en el distrito.

RECOGIDA EN VALDEBEBAS

Tras la petición de ayuda de la parroquia de San Antonio Cárcavas-Valdebebas ante el aumento del número de familias en situación de emergencia, la asociación de vecinos de Valdebebas no dudó en ponerse en contacto con la asociación cultural Descubre Valdebebas para organizar una recogida solidaria de comida.

“Cuando me llamó el padre Miguel, contacté con Borja de Descubre Valdebebas y nos pusimos a trabajar”, comenta Mirta Veiga González, presidenta de la asociación vecinal y voluntaria de la Cruz Roja en el departamento de salud.

En seguida se unió a la iniciativa AMAVA (Asociación Madrileña de Amigos de la Virgen del Abrazo), que se encargó, junto con Cáritas, del clasificar y distribuir toda la ayuda recogida.

En la campaña solidaria organizada en Valdebebas, se recogieron más de siete toneladas de productos en tres días.

La campaña se llevó a cabo del 21 al 23 de mayo a la entrada del Ahorramás y el Mercadona de Valdebebas y se recogieron un total de 8.000 productos, que se repartieron entre las parroquias de San Antonio, San Isidoro y San Pedro Claver, Jesús de Nazaret y Santa María del Parque y llegaron a más de 300 personas.

“Ha sido increíble ver lo solidario que es el vecindario; muchos han donado hasta varias veces”, afirma Mirta, orgullosa de la respuesta de Valdebebas.

AYUDA EN VILLA ROSA

Al ver que se agravaba la crisis social, Fran Pérez quiso poner su granito de arena para ayudar y llamó al presidente de la Agrupación Deportiva Villa Rosa, de la que es miembro, para organizar una recogida solidaria de comida entre finales de mayo y principios de junio.

También se unieron a la campaña varios negocios como Casa Florencio, Ferretería Hortaleza, la peluquería Acosta y JAMS Masajes. “El padre de uno de los chavales se sumó con su negocio y se unieron los locales vecinos”, cuenta Fran, que calcula que han participado mil personas.

Durante cinco días, cientos de personas participaron en la recogida de productos básicos de la AD Villa Rosa. SANDRA BLANCO

En total, se recogieron 2.540 kilos de comida, que la parroquia de Santa Rosalía se ha encargado de distribuir, donde han pasado de atender a 137 familias a tener que ayudar a 280. “Trabajamos con Servicios Sociales y nuestro trabajador social se encarga de conocer la situación integral de la familia”, explica Ramón Montero, párroco y coordinador de Cáritas en Hortaleza.

Además, en los pisos y estancias parroquiales, dan cobijo a veinte personas que se han quedado sin trabajo y estaban viviendo en la calle. “Hemos adecuado el espacio disponible para que sientan que tienen un hogar aquí”, comenta Montxo, como lo llaman sus conocidos.

SOLIDARIDAD EN VIRGEN DEL CORTIJO

Ante la necesidad de muchas familias del barrio, a la asociación de vecinos Virgen del Cortijo también se le ocurrió hacer algo para ayudar y, en colaboración con el supermercado Villa de Madrid, organizaron una recogida de alimentos del 3 al 5 de junio.

“Se ha volcado todo el vecindario, incluso personas que ya no viven aquí”, indican desde la asociación vecinal.

Un empleado del supermercado Villa de Madrid llevando un carro con productos de la recogida solidaria a la parroquia Virgen del Cortijo. SANDRA BLANCO

Durante la campaña, se recogieron dos toneladas de productos, que Jaime de la Macorra, encargado de Cáritas de la parroquia Virgen del Cortijo, se ha ocupado de repartir entre más de 30 familias del barrio.

“Siempre nos queda el resquemor de que habrá algún vecino que por vergüenza no haya accedido a la ayuda”, comenta con tristeza Jaime.

MANOS AMIGAS

A mediados de mayo, un grupo de madres del Liceo Francés decidieron crear una red de apoyo para ayudar al barrio. Así nació Manos Amigas, que ha colaborado con varias asociaciones, entre ellas, Somos Tribu Hortaleza.

“Ayudamos a 50 familias a la semana”, dice Sophie Rigaud, una de las quince madres que forman esta plataforma.

Todas las semanas, se han encargado de difundir las necesidades que de las asociaciones para elaborar las cestas de la compra y esto las ha llevado a trabajar con diversos comercios y establecimientos del distrito.

Algunas de las madres de Manos Amigas, junto a los propietarios de la frutería y la charcutería del Mercado Tradicional Nápoles. SANDRA BLANCO

Entre ellos, el Mercado Tradicional Nápoles, donde se ha realizado una recogida de alimentos la última quincena de junio. “Decidimos poner en cada puesto un producto de primera necesidad a precio de coste para que los clientes lo compraran y lo donaran”, cuenta Ángel González, propietario de la charcutería La Veta.

El Espacio Pegaso les cedió parte de su local para el almacenamiento de los productos y la elaboración de las cestas de la compra, desde donde se ha encargado de repartirlos Manoteras Ayuda, un colectivo que nace con la idea de crear una despensa solidaria en el distrito.

Manos Amigas ya ha anunciado que volverá a finales de agosto con la campaña de recogida de material escolar, en la que también están involucrados algunos de sus hijos.

TARJETA SOLIDARIDAD

Somos Tribu Hortaleza ha estado ayudando al vecindario desde los primeros días del estado de alarma y, mientras que en marzo y abril repartieron comida a 7 personas, en mayo, la cifra se elevó hasta 169.

Por eso han aumentado tanto las campañas solidarias que ha realizado esta red de apoyo vecinal durante el mes de junio. La última de ellas ha surgido de los trabajadores de las cocheras de la EMT en Sanchinarro, que están llevando a cabo muchas recogidas de alimentos.

Gracias a las campañas de recogida realizadas por asociaciones y redes de apoyo vecinal, se ha conseguido ayudar a más de 600 familias del distrito

En esta ocasión, del 22 al 24 de junio, se donaron más de 2.000 kilos de productos alimentarios e higiénicos para que Somos Tribu Hortaleza los repartiese entre las familias del barrio que lo solicitasen.

Su nueva iniciativa ha sido crear una tarjeta solidaria para facilitar a los vecinos que se encuentren en situación de emergencia el acceso a alimentos frescos y productos de primera necesidad. Para solicitarla hay que escribir un correo a somostribuhortaleza@gmail.com, así como para contribuir con una donación económica.

(Visited 532 times, 1 visits today)