El Ayuntamiento de Madrid intentó postergar la entrada de vehículos en el polémico parking privado de Iberdrola de la calle Tomás Redondo de Hortaleza, aunque no pudo evitar que la empresa energética abriera el pasado 21 de septiembre este aparcamiento con 264 plazas destinadas a sus empleados, construido en la parcela municipal aledaña al colegio público Juan Zaragüeta, que había reclamado el terreno para ampliar las instalaciones del centro educativo.

Aquel 21 de septiembre, la Dirección General de Dirección Urbanística del Ayuntamiento remitió una carta a Iberdrola, a la que ha tenido acceso este periódico, que reclamaba una “adaptación” del proyecto “para garantizar el mantenimiento de la necesaria distancia social en las entradas y salidas” al colegio colindante. El Consistorio, que había autorizado en marzo la cesión del terreno a la multinacional, exigía el “acondicionamiento puntual de una franja de suelo” con árboles entre la zona de estacionamiento de vehículos y el centro educativo, así como la creación de “una zona estancial con área infantil” a cargo de la empresa.

Según esta misiva, enviada tras las primeras protestas vecinales, las obras debían “iniciarse a la mayor brevedad posible” y “quedar ultimadas con anterioridad a la puesta en funcionamiento del aparcamiento provisional autorizado” durante al menos un año a cambio de 120.000 euros. Sin embargo, Iberdrola hizo caso omiso y ese mismo día abrió el parking, que empezó a construirse en agosto indignando a la comunidad educativa del Juan Zaragüeta.

Solo un mes antes, en el Pleno de Hortaleza de julio, Partido Popular y Ciudadanos rechazaban una iniciativa para acondicionar esta parcela como zona recreativa destinada a los escolares de un centro que se encuentra encajonado entre la autopista M-40, una hormigonera y oficinas. Cuando empezaron las obras, el concejal de Hortaleza, Alberto Serrano (Ciudadanos), aseguró que no estaba lo “suficientemente informado” sobre el proyecto, a pesar de que la Junta Municipal que preside lo conocía desde abril. Ese mes, técnicos del distrito incluso redactaron un informe donde sostenían que el aparcamiento debía ser “público” y abierto a “cualquier usuario”.

«TODO ERA LEGAL»

Fuentes de la multinacional española, con sede en el parque empresarial Cristalia de Hortaleza, defiende que el parking tenía la pertinente autorización municipal y licencia, por lo que nada impedía su apertura en septiembre. “Todo era perfectamente legal”, afirman desde Iberdrola. La empresa asegura que no se opuso a realizar las obras requeridas por el Ayuntamiento, aunque no consideraba que fueran incompatibles con la puesta en funcionamiento del parking, que provocó la indignación de la comunidad educativa del Juan Zaragüeta.

El Ayuntamiento asegura que los coches abandonarán la parcela municipal antes de que acabe 2020

Solo una semana después de la apertura del aparcamiento, el rechazo al proyecto se impuso en el Pleno del Ayuntamiento de Cibeles con la aprobación de una proposición del PSOE que instaba a cancelar “inmediatamente” el convenio con Iberdrola. La iniciativa salió adelante con el apoyo de Más Madrid y Vox, mientras el Partido Popular se abstuvo dejando solos a sus socios de Ciudadanos, la formación del concejal delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, responsable de la cesión a la empresa del terreno municipal de 6.500 metros cuadrados, que tiene uso deportivo.

NUEVO PROYECTO

Tres meses después, el aparcamiento de Iberdrola sigue alojando coches todos los días laborales, aunque el Ayuntamiento asegura que los vehículos abandonarán la parcela antes de que acabe el año. Además, el proyecto de presupuestos municipales para 2021 incluye una partida económica para “renaturalizar” este terreno colindante al Juan Zaragüeta atendiendo a las propuestas del colegio, como se comprometió el propio delegado Mariano Fuentes en una reciente reunión con la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del centro.

(Visited 473 times, 1 visits today)