El pasado martes 8 de septiembre, miles de niñas y niños madrileños del segundo ciclo de Educación Infantil (a partir de 3 años) y de los primeros cursos de Educación Primaria comenzaron las clases en uno de los regresos a las aulas más atípicos de la historia.

También fue el primer día en el colegio público Juan Zaragüeta, donde era más extraño si cabe, ya que, tras dejar a sus hijas e hijos en clase, decenas de madres y padres colgaban lazos verdes y dibujos hechos por los alumnos en la valla que separa uno de los pasillos de acceso al centro de la parcela aledaña, en la que Iberdrola está construyendo sobre un terreno público un aparcamiento privado de 264 plazas para los empleados de sus oficinas de la calle Tomás Redondo.

Esta iniciativa, que duró el breve momento que tenían estos padres y madres antes de ir a sus trabajos, forma parte de la protesta organizada por el AMPA del Juan Zaragüeta contra la decisión del Ayuntamiento de Madrid de ceder a la multinacional energética esta parcela municipal de más de 6.500 metros cuadrados y carácter de uso deportivo, en vez de convertirla en una zona recreativa y de encuentro para los escolares del centro, como lleva demandando la asociación desde hace un lustro.

“La idea es que cada día se vayan colgando más lazos y dibujos de las niñas y niños, ya que ellos tienen muy claro que no quieren más coches junto a su colegio”, AMPA del Juan Zaragüeta

“La idea es que cada día se vayan colgando más lazos y dibujos de las niñas y niños, ya que ellos tienen muy claro que no quieren más coches junto a su colegio”, comentan desde el AMPA del centro, que se encuentra encajonado entre la M-40, oficinas y una hormigonera. Un enclave donde el tráfico es intenso cualquier día laborable.

“El colegio también cuenta. No al parking” y el “Ayuntamiento vende espacios deportivos a 120.000 euros/año” son algunos de los mensajes que pueden leerse en estas pequeñas obras de arte reivindicativas que han elaborado los alumnos. Sin embargo, todos ellos se resumen en uno, que bien podría ser el lema de su protesta: “Contamina en verde, Iberdrola”.

REUNIÓN CON IBERDROLA APLAZADA

Esa misma tarde, se había concertado una reunión entre la dirección del colegio Juan Zaragüeta, el AMPA del centro e Iberdrola para hablar sobre el futuro de la parcela municipal. La cesión del terreno a la multinacional, aprobada el pasado mes de marzo a cambio de 120.000 euros anuales, podría prolongarse hasta cuatro años según consta en la resolución del Área de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Madrid.

Sin embargo, la multinacional pidió aplazar el encuentro porque el concejal presidente Alberto Serrano los llamó para convocar un encuentro esa misma mañana en la Junta Municipal entre la empresa y el director del colegio público con el objetivo de «conocerse».

«Iberdola informó al director [del colegio Juan Zaragüeta] de su proyecto temporal y les ofreció colaboración en temas de interés común, toda vez que son vecinos», comentó sin más detalles a Hortaleza Periódico Vecinal el concejal presidente del distrito, quien aseguró que «la idea de la Junta es mediar entre las partes afectadas».

Actualmente, está pendiente una reunión entre el Consistorio y el AMPA del Juan Zaragüeta, que pretende concertar una cita posterior con Iberdrola. Las familias del colegio han iniciado este jueves una recogida de firmas en internet contra la cesión a la multinacional y con la que reclaman que el terreno donde se construye el parking se destine a un parque.

(Visited 804 times, 1 visits today)