En 2015, tras convertirse en concejala presidenta del distrito de Hortaleza, Yolanda Rodríguez (Madrid, 1965) reconocía en una entrevista a este periódico que odiaba hablar en público. “Sigo sin estar tranquila cuando tengo una cámara o un micro cerca”, sostiene todavía esta vecina de San Blas y militante de Izquierda Unida, que integró la lista de Ahora Madrid liderada por Manuela Carmena que hace cuatro años logró arrebatar el Ayuntamiento de Madrid al Partido Popular. La edil de Hortaleza dice que ha cambiado poco desde entonces. “Mi familia es la que más está sufriendo la falta de conciliación, pero salvo en eso, sigo siendo la misma”, proclama.

Sin embargo, en estos cuatro años otras cosas han cambiado mucho. Aunque alérgica a los micrófonos, Rodríguez recibe a este periódico tras ofrecer una rueda de prensa en la que ha presentado la candidatura Madrid En Pie Municipalista, que integra junto a otros cinco concejales de Ahora Madrid para disputar la alcaldía a Manuela Carmena el próximo 26 de mayo. La confluencia que recuperó el Ayuntamiento para la izquierda se presentará dividida a las elecciones municipales.

DECEPCIÓN CON CARMENA

“Entiendo la decepción, sí”, admite Rodríguez cuando se le pregunta por los votantes que apostaron por una candidatura de unidad en 2015, pero argumenta que existe una distancia insalvable entre la alcaldesa y estos concejales “díscolos” en proyectos como la polémica Operación Chamartín.

“En algunos momentos me ha decepcionado Carmena”, desvela Rodríguez durante la entrevista. Y señala, por ejemplo, cuando la regidora afirmó que el programa electoral “era una lista de sugerencias” y no un contrato con sus votantes. “Mi sensación exclusivamente personal es que humilló a la gente que había estado trabajando para que ella pudiera estar ahí”, sentencia Rodríguez.

“El que pensara que, en cuatro años, se iba a conseguir todo lo que no se había hecho en los 26 años anteriores, era un iluso”

La concejala de Hortaleza, sin embargo, reconoce que “el Ayuntamiento del cambio” no ha podido cambiarlo todo. “El que pensara que, en cuatro años, se iba a conseguir todo lo que no se había hecho en los 26 años anteriores, era un iluso”. Rodríguez afirma que “era imposible” transformar inmediatamente la ciudad. Haciendo balance de su gestión en el distrito, destaca las mejoras en los colegios, las instalaciones deportivas y los centros culturales, dotaciones de su competencia, pero apunta la limpieza, una de las quejas constantes del vecindario, como una de las asignaturas pendientes del gobierno de Ahora Madrid.

EL BARRIO SIN BARRER

“En este problema siempre damos la cara los concejales de distrito aunque no sea de nuestra competencia”, se excusa Rodríguez. “No hemos tenido mucha suerte con la empresa que lleva Hortaleza”, añade aludiendo a la compañía OHL, adjudicataria del servicio de limpieza viaria y de zonas verdes en nuestro distrito. “Cuando se empezó a hablar de contratar más personas para los servicios de limpieza, esta fue la empresa la que puso más quejas. Desde el Área de Economía se estudió el coste que supondría deshacernos de ellos, y suponía 10.000 millones de euros”.

Rodríguez responsabiliza de la situación al anterior gobierno municipal de Ana Botella (PP), que adjudicó estos contratos en vigor hasta 2021. “En Valdebebas ni se limpiaba ni había barrenderos”, dice mencionando el nuevo desarrollo urbanístico del distrito, cuyo vecindario ha sido uno de los mayores quebraderos de cabeza de la concejala de Hortaleza durante estos cuatro años.

“No se ha construido vivienda pública en el único sitio que se podía construir la gente no ha querido”, afirma la concejala aludiendo al barrio de Valdebebas

“Valdebebas es la zona del distrito que tenía más trabajo porque no tenían de nada. No ha sido el hueso más duro de roer pero sí el que tenía más necesidades y más trabajo que realizar”, explica enumerando las líneas de autobús y la nueva escuela infantil como los principales avances que ha logrado el Ayuntamiento en este nuevo barrio: el único emplazamiento del distrito donde se podía haber construido vivienda pública municipal y no se ha hecho, a pesar de la burbuja del alquiler que expulsa de Hortaleza al vecindario menos pudiente.

“Lo que peor he llevado es no haber conseguido construir vivienda social en Valdebebas”, afirma Rodríguez, y recuerda la oposición vecinal que provocó el proyecto ‘ArteFacto’ presentado por el Ayuntamiento para integrar vivienda pública y dotaciones culturales en este nuevo barrio. “Se montó una buena por parte de los vecinos de Valdebebas. Decían que íbamos a llevar a los habitantes de la Cañada”, lamenta acusando al PP y a Ciudadanos de propagar “bulos” que calaron en el vecindario. “No se ha construido vivienda pública en el único sitio que se podía construir la gente no ha querido”, concluye.

ERRORES Y UNA «ESPINITA»

Yolanda Rodríguez admite más errores durante su gestión. Uno que se atribuye personalmente: haber votado a favor del Plan Especial Paúles, que permitirá construir un gimnasio privado en la centenaria plaza de la Iglesia de Hortaleza derribando algunos de los edificios más antiguos del pueblo. “A veces reconozco que he pecado de ingenua en esto de la política. Reconozco mi parte de culpa”, se sincera al admitir que no conoció el expediente del proyecto hasta que se sometió a votación.

“Al principio de legislatura pensaba que no la aguantaría completa, ni lo repetiría. Pero al pasar el ecuador de la legislatura quiero llegar a ver el resultado de todas las actuaciones que se han puesto en marcha"

También lamenta los proyectos inconclusos antes de la convocatoria electoral, como la biblioteca de la calle Arequipa o la nueva Unidad Integral de Policía. Y, sobre todo, la Casa de las Asociaciones que se construye en el antiguo colegio Rubén Darío de Canillas. “Ojalá hubiera estado acabada, es una de las espinitas que me llevo”. Por ese motivo, la también concejala del distrito de Ciudad Lineal ha sopesado su continuidad en la política institucional, algo que a mitad de mandato descartaba, como demuestra que se presentara a unas oposiciones internas del Ayuntamiento de Madrid, donde trabajaba como funcionaria.

“Al principio de legislatura pensaba que no la aguantaría completa, ni lo repetiría. Pero al pasar el ecuador de la legislatura quiero llegar a ver el resultado de todas las actuaciones que se han puesto en marcha. Quiero seguir siendo concejala. El 26 de mayo ya veremos lo que pasa. Y si volviera a ser concejala del gobierno municipal, no tendría ningún inconveniente en seguir siéndolo de Hortaleza”, apostilla.

(Visited 440 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada