El pasado sábado 23 de marzo, unas 80 personas de diferentes organizaciones del distrito y vecinas y vecinos a título particular se reunieron en el colegio público Luis Cernuda para, a través de una jornada de trabajo, poder reflexionar sobre las necesidades existen del distrito y elaborar un conjunto de nuevas propuestas para el futuro y la mejora de la vida de nuestros barrios.

No es la primera ocasión que este encuentro se produce: es histórico el trabajo del movimiento vecinal en esta tarea como lo demuestra que ya en 1979 existía una coordinadora de entidades que elaboró un documento llamado 10 puntos para cambiar un distrito.

La idea de Cambiar Hortaleza surgió en el año 2015 como un intento de revisar el histórico catálogo de necesidades vecinales del distrito buscando hacerlo con una vocación, eso si, más abierta y asamblearia. Cuatro años después, ha sido la Coordinadora de Entidades Vecinales de Hortaleza la que ha asumido la convocatoria de este nuevo encuentro.

Cambiar Hortaleza no es de nadie y es de todas. Además, se trata de una oportunidad de volvernos a juntar para seguir creyendo que la acción colectiva y el pensamiento compartido genera más posibilidades transformadoras que las acciones individuales

En la jornada se trabajó siguiendo la propuesta metodológica de la edición anterior, es decir, un trabajo dividido en mesas temáticas: Urbanismo y Vivienda, Grupos Sociales, Participación y Desarrollo Institucional, Feminismos, Educación, Cultura y Deportes, Movilidad, Transporte y Medio Ambiente, Sanidad.

Durante la mañana se produjo un debate intenso en cada uno de estos espacios, divididos en dos bloques horarios de cinco mesas cada uno. Por la tarde, ya en formato de plenario, se debatieron las conclusiones y se repasaron las nuevas propuestas que se lanzaron desde cada mesa.

El objetivo de este encuentro, al menos así se planteó desde la Coordinadora de Entidades, no era otro que generar de nuevo un espacio de debate colectivo en el distrito que genere una especie de hoja de ruta que pueda ser utilizada por todos los actores y agentes sociales que, de una forma u otra, participan de la vida de los barrios desde sus diferentes espacios de trabajo.

Como ocurrió ya con el catálogo anterior, Cambiar Hortaleza es una herramienta cuya vocación es que pueda ser utilizada por todos aquellos que consideren relevantes partir de una reflexión colectiva que centra el debate en las necesidades del distrito, a partir de la reflexión de muchos colectivos, vecinas y vecinos que conocen esa realidad porque, en la mayoría de los casos, es en ella donde desarrollan su trabajo comunitario.

Cambiar Hortaleza no es de nadie y es de todas. Además, se trata de una oportunidad de volvernos a juntar para seguir creyendo que la acción colectiva y el pensamiento compartido genera más posibilidades transformadoras que las acciones individuales.

NUEVAS PROPUESTAS

Fueron muchas las propuestas que salieron del debate. La revisión de lo que se diseñó en 2015 no negó que en algunos ámbitos se hicieron avances (Participación, Cultura o Feminismos, especialmente) pero también puso de manifiesto la falta de concreción y mejora en otros esenciales, (Vivienda, Movilidad, Sanidad o Educación, por ejemplo). Sigue faltando mucho, sigue habiendo propuestas que hace cuatro años eran ya urgentes y sobre las que, cuatro años después, todavía ni siquiera se ha avanzado.

En ese sentido, volvieron a destacar demandas antiguas nunca resueltas, como la necesidad de mejorar el transporte público en Canillas, mejorar las conexiones con el hospital Ramón y Cajal, la construcción de un centro de salud en Las Cárcavas que dé servicio también al barrio de Valdebebas, medidas institucionales de apoyo al pequeño comercio, la remunicipalización de servicios municipales o la remodelación definitiva de la UVA de Hortaleza.

También, en estos cuatro años, ha surgido nuevas demandas, como la protección del patrimonio histórico de Hortaleza, la necesidad «urgente» de construir un nuevo colegio en Valdebebas o la creación de pisos para familias en una situación de emergencia habitacional. Y surgieron nuevas propuestas, como la creación de una feria de comercios del barrios o un vivero de empresas en el distrito.

El trabajo de las entidades y colectivos es poner de manifiesto estas necesidades y lucharlas en un día a día cada vez más complejo. Evidentemente, los mensajes hacia las instituciones, Comunidad y Ayuntamiento, estuvieron presentes en toda la jornada.

El catálogo ahí está. Aquellos que quieran no solo leerlo sino comprometerse con su desarrolla podrán hacerlo desde diferentes ámbitos, incluyendo el institucional. Será una manera de poner en valor la expresión de los que, sobre el terreno, trabajan para hacer cada día más vivibles, sostenibles y justos nuestros barrios.

(Visited 387 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada