Hortaleza ha pasado más de dos años y medio sin urgencias de atención primaria. En marzo de 2020, la Comunidad de Madrid cerró este servicio en el centro de salud de Mar Báltico, como lo hizo con todos los de la región, para enviar a sus profesionales al hospital de campaña desplegado en IFEMA tras la irrupción de la pandemia. Las urgencias del barrio volvieron a abrir hace dos semanas reconvertidas en un Punto de Atención Continuada tras el polémico plan de reorganización del Gobierno regional, y lo hicieron sin un sólo médico que pasara consulta. Ahora, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anuncia que las urgencias en Hortaleza serán atendidas por un facultativo, pero a través de videoconferencia.

El nuevo modelo de urgencias extrahospitalarias impuesto “unilateralmente” por la Comunidad de Madrid y al que se oponen los sindicatos médicos ha provocado una situación caótica en los antiguos servicios de urgencias de atención primaria, como en el de Hortaleza, que tras su reapertura volvió a cerrar por falta de personal. Este pasado fin de semana, vecinos y vecinas del barrio que requerían atención médica o de enfermería tuvieron que peregrinar en busca de un centro abierto, y el más cercano se encontraba en Puente de Vallecas.

Ante esta situación, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso anunciaba el pasado lunes la implantación de “un modelo transitorio de organización de los centros sanitarios” hasta que “se reconduzca la situación de conflictividad laboral”, en alusión al rechazo de la mesa sectorial de sanidad a su plan, que también ha supuesto el traslado de médicos de las zonas rurales madrileñas a centros de la capital y ha provocado dimisiones de varios responsables de atención primaria.

Ayuso acusa a los "médicos llenos de activismo político" de boicotear su plan para las urgencias extrahospitalarias

La nueva propuesta de la Comunidad de Madrid pretende garantizar que haya al menos un médico en 46 de los centros de atención primaria de toda la región que atiendan urgencias nocturnas y durante los fines de semana, aunque en los otros 34 restantes los pacientes recibirán consulta a través de “videoconsulta con un facultativo”. Entre los centros que solo tendrán médico por pantalla está el de Mar Báltico de Hortaleza, el único para un distrito de casi 200.000 habitantes. Si un vecino o vecina de Hortaleza quiere encontrarse con un médico de carne y hueso para una urgencia tendrá que desplazarse hasta el centro de García Noblejas, en el barrio de San Blas.

El nuevo plan de la Comunidad de Madrid es el tercero que propone en los últimos meses para la reapertura de las urgencias de atención primaria que cerró en 2020. Y llega tras el comienzo de una huelga indefinida convocada por el sindicato médico Amyts en estos centros. La presidenta Ayuso acusa a los profesionales sanitarios de boicotear su plan por motivos ideológicos. “Tenemos en muchas ocasiones los médicos llenos de activismo político, de personas que iban en las listas electorales de otros partidos y se ponen la bata», dijo Ayuso este lunes en Telecinco. «Está fallando algo, está claro, pero no son los profesionales. Está fallando la gestión sanitaria en la Comunidad de Madrid», ha replicado Ángela Hernández, secretaria general de Amyts.

ESTE DOMINGO, MANIFESTACIÓN

El vecindario de Hortaleza ha reclamado insistentemente la reapertura del servicio de urgencias en el distrito con manifestaciones y concentraciones durante los dos últimos años. Además, ha organizado charlas informativas junto a profesionales sanitarios para dar a conocer la situación en estos centros y los planes de la Comunidad de Madrid. Este domingo 13 de noviembre, se ha convocado a los vecinos y vecinas a acudir desde el barrio a la gran manifestación en defensa de la sanidad pública que desembocará al mediodía en Cibeles. La cita en Hortaleza es a las 11 horas en la estación de metro de Mar de Cristal para sumarse a la columna que partirá, sobre las 11.30 horas, desde el Hospital de La Princesa de Diego de León rumbo a Cibeles.

(Visited 565 times, 7 visits today)