El próximo 8 de enero se cumplirán dos años del día que Madrid quedó sepultado por un grueso manto de nieve. La borrasca Filomena se cebó con el arbolado del distrito, y en particular con el del tramo de la calle López de Hoyos en Hortaleza. Solo en esta avenida, 128 árboles sucumbieron por la nieve o fueron talados tras quedar dañados. La mayoría eran pinos que prolongaban en alcorques el centenario Pinar del Rey, donde se perdieron otros 50 árboles antiguos.

La devastación del pinar plantado en 1896 en el entonces conocido como Cerro del Centinela movió a todos los partidos políticos del distrito a apoyar una propuesta del PSOE presentada en el Pleno de Hortaleza que instalaba al Ayuntamiento a repoblar y regenerar “con carácter urgente” esta emblemática zona verde. Esto ocurrió en abril de 2021, y meses después, los concejales del Grupo Mixto que apoyaron los presupuestos municipales para 2022 pactaron una partida específica, con una dotación de 200.000 euros, para las “obras de remodelación integral” del Pinar del Rey. Un año después, sin embargo, el Ayuntamiento de Madrid ni siquiera ha terminado la redacción del proyecto, que es un misterio incluso para el concejal presidente de Hortaleza, Alberto Serrano.

“No tengo más información”, dijo el edil de Ciudadanos en la sesión del Pleno de Hortaleza del pasado mes de octubre ante sendas preguntas de PSOE y Grupo Mixto. Serrano se limitó a señalar que el Área de Medio Ambiente, dirigida por Borja Carabante (PP), estaba “ultimando” la redacción del proyecto, que estará listo para 2023. Una respuesta similar a la que se ha encontrado este periódico al preguntar al Área. “Estamos con la redacción del proyecto, no podemos ofrecer datos”, despachan de forma concisa y enigmática.

Pinar del Rey

Árboles tronchados y ramas caídas en el centenario Pinar del Rey tras el paso de Filomena. JULIA MANSO

ÁRBOLES SECOS

Tanto el PSOE como el Grupo Mixto lamentaron en el Pleno de octubre la lentitud del Consistorio en acometer la rehabilitación del Pinar del Rey, que sigue alopécico. “Dos años es tiempo más que suficiente para poner en marcha el plan”, se quejó el vocal socialista Borja Fernández, que denunció la “grave” falta de mantenimiento del parque, con “árboles más secos”, incluso muertos. El representante del PSOE asegura que una veintena de los ejemplares colocados en los alcorques que quedaron vacíos tras Filomena en la calle López de Hoyos se han secado completamente apenas unos meses después de ser plantados. El pasado 2 de febrero, el alcalde José Luis Martínez Almeida fue el encargado de echar la primera palada para plantar un roble en el número 374 de la calle López de Hoyos. Y lo cierto es que el arbolito tampoco presenta buen aspecto.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, plantando un roble en la calle López de Hoyos el pasado mes de febrero.

(Visited 216 times, 1 visits today)