«Al principio dije que no porque me daba un poco de vergüenza», confiesa Florencio Elipe (hijo), propietario del bar restaurante Casa Florencio del casco antiguo de Hortaleza, cuando le llamó por teléfono el concejal presidente del distrito, Alberto Serrano (Ciudadanos), para proponerle ser el pregonero de las Fiestas de Hortaleza 2023pero pronto se produjo una segunda llamada que lo convenció.

«Casa Florencio se erige como un restaurante emblemático del distrito. […] Florencio Elipe (hijo) trabaja en el restaurante desde los 15 años y, desde hace más de 30, es el propietario del negocio, siguiendo los pasos de su padre […]. Te he propuesto porque, de verdad, con tu establecimiento eres un ejemplo del comercio de proximidad«, argumentó Serrano al presentar la propuesta en el Pleno ordinario de Hortaleza del mes de abrilque fue aprobada por unanimidad por todos los grupos políticos.

Ya decidido, Florencio se puso a la tarea de escoger las ideas que quería plasmar en la elaboración del pregón, «por ejemplo, nombrar Canillas, la iglesia de San Matías y las Fiestas de la Soledad, que son las originales del antiguo pueblo de Hortaleza», para cuya redacción le echó una mano Juan Jiménez Mancha, director de la biblioteca Huerta de la Salud, que, en palabras del pregonero, «lo ha hecho fenomenal y se lo he agradecido un montón».

Debido al cierre de la campaña previa a las elecciones municipales y autonómicas del 28-M, el pregón pasó a darse el sábado 27 de mayo, en vez del primer viernes de fiestas como es habitual, para que pudiesen estar presentes los vocales vecinos de los grupos políticos con representación en el Pleno del Distrito. «Estoy muy contento y muy agradecido –concluye Florencio recordando el momento–, porque es un privilegio para un vecino de Hortaleza dar el pregón».

A continuación, se reproduce el pregón leído en el escenario del auditorio Pilar García Peña por Florencio Elipe:

Buenas noches. ¡Felices fiestas, Hortaleza!

Gracias por otorgarme este privilegio, un honor que entiendo que no es solo para mí, sino para todas las personas que trabajamos en el pequeño comercio del distrito, y para todas las familias que procedemos tanto del antiguo pueblo de Hortaleza como del antiguo pueblo de Canillas.

Por eso me acompañan trabajadores de Casa Florencio, el bar restaurante que mi madre y mi padre crearon con sangre, sudor y lágrimas hace justo sesenta años, en 1963, y miembros de la asociación Pueblo de Hortaleza, de la cual formo parte, una asociación que intenta mantener con vida la identidad del que fue un pueblo durante siglos; un pueblo como Canillas, de origen medieval.

El pueblo de Hortaleza sigue muy vivo. Ahí continúa la iglesia de San Matías y el cementerio donde reposan nuestros antepasados, lugar que con tanto esmero y cariño nos cuida Anselmo. El Silo, que ahora es emblema del distrito, o el antiguo lavadero, donde nuestras abuelas y nuestras madres se bajaban a contar sus cositas. Y unas pequeñas calles, que, pese a todo, conservan el aroma de pueblo. También continuamos velando por nuestras tradiciones más importantes y mantenemos vivas nuestras Fiestas de la Soledad en septiembre, a las cuales está invitado todo el mundo.

Los éxitos de nuestros comercios vecinos siempre han sido nuestros éxitos, por lo que aprovechamos la ocasión para dar la enhorabuena al Mesón Restaurante Arturo, también situado en el casco antiguo de Hortaleza, por haber obtenido el premio a la Mejor Fabada del Mundo, galardón concedido por la mismísima Asturias. ¡Enhorabuena, amigos!

A mediados del siglo xx, Hortaleza y Canillas dejaron dejaron de ser pueblos independientes y fueron anexionados a Madrid y ambos comenzaron a crecer de forma extraordinaria y a enriquecerse con vecinos y vecinas procedentes de otros barrios y de todos los rincones de España, y más recientemente de otros países. Empezaron a surgir y crecer numerosos barrios como Las Cárcavas, El Carmen, San Lorenzo, Orisa, La UVA, San Miguel, Parque de Santa María, Villa Rosa, Portugalete, Esperanza y tantos otros que se me olvidan, hasta los recientes Sanchinarro y Valdebebas. Hortaleza es un enorme distrito que es a la vez un gran barrio de barrios y todos y todas somos Hortaleza.

Hortalinos y hortalinas, como se dice ahora, divertíos, bailad, cantad, bebed con moderación y, sobre todo, pasadlo bien.

¡Qué vivan las Fiestas de Hortaleza!

(Visited 5.990 times, 1 visits today)