El Partido Popular y Vox frenaron el pasado mes de febrero una iniciativa para declarar Bien de Interés Patrimonial la histórica Huerta de Mena de Hortaleza, también conocida como finca de Los Almendros, amenazada por un proyecto que arrasaría esta zona verde para construir oficinas. La propuesta de protección, impulsada por la plataforma vecinal Salvar Hortaleza, llegó a la Asamblea de Madrid a través de Unidas Podemos, y solicitaba también que las religiosas Madres Adoratrices, propietarias de Huerta de Mena, permitan una visita “para realizar una valoración patrimonial” de la finca, cerrada desde 2012.

“Es una propuesta totalmente apartidista, porque nadie puede negar el valor incalculable de Huerta de Mena”, afirmó Serigne Mbaye, portavoz de Unidas Podemos en la Comisión de Cultura del parlamento regional. La iniciativa contó con el respaldo de Más Madrid y PSOE, un apoyo insuficiente ante el rechazo del PP y la abstención de Vox. El diputado popular Juan Soler alegó cuestiones de forma para justificar su voto en contra, aunque considera necesario que los expertos accedan a Huerta de Mena, ubicada en la calle Gregorio Sánchez Herráez, para evaluar si reúne requisitos para ser protegida. Por parte de Vox, Gonzalo Babé defendió “los derechos legítimos de los propietarios” y cuestionó el valor patrimonial y cultural de la finca, que hace un siglo fue lugar de encuentro de la intelectualidad madrileña cuando el dramaturgo Carlos Arniches la convirtió en su segunda residencia.

0.0 Huerta de Mena hacia 1960

La Huerta de Mena sobre 1960 con su extensión original, antes de quedar cercenada por la construcción de la M-40.

«SIN NOVEDAD»

El pasado verano, el Ayuntamiento de Madrid abrió la puerta a proteger la Huerta de Mena. Lo hizo su director general de Patrimonio Cultural, Luis Lafuente. “Sobre si vamos a tomar alguna medida para proteger la finca de Los Almendros, también conocida como Huerta de Mena, la respuesta es afirmativa”, dijo en Comisión de Cultura. Sin embargo, fuentes del Consistorio apuntan a este periódico que meses después “no hay novedad” sobre este compromiso, sin ahondar en detalles.

El abogado de las Madres Adoratrices, Ignacio Louvelle, admite que “existen intereses” en proteger la finca que están “obstaculizando” su proyecto de oficinas, que se sigue “tramitando”. Desde el Área de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento, que tendría que aprobar la operación, desmienten haber recibido todavía ningún proyecto de los enigmáticos promotores, porque no ha trascendido el nombre del “grupo empresarial” interesado en los terrenos.”No han podido concluir los estudios. Parece que tienen dificultad para obtener alguna autorización de otras administraciones”, deslizan desde el Área que dirige Mariano Fuentes, de Ciudadanos.

HPV65 Foto Huerta de Mena 2

Fachada del palacete desde el interior de la finca.

(Visited 329 times, 1 visits today)