La centenaria finca de Los Almendros de Hortaleza, conocida históricamente como Huerta de Mena, podría salvarse y esquivar el propósito de sus propietarias, las religiosas Madres Adoratrices, de venderla para levantar oficinas en los terrenos que se extienden a lo largo de la calle Gregorio Sánchez Herráez, encajados entre las autopistas M-40 y M-11.

Una operación que requiere el visto bueno del Ayuntamiento de Madrid, en concreto del Área de Desarrollo Urbano dirigida por Mariano Fuentes (Ciudadanos), que se había mostrado favorable a la aprobación de un Plan Especial que arrasaría con el palacete, los jardines y el arbolado de Huerta de Mena, cuyos orígenes se remontan al siglo XVIII. Sin embargo, el Área de Cultura de Andrea Levy (Partido Popular) se decanta por promover la protección de la finca, que hace un siglo fue punto de encuentro de la intelectualidad madrileña cuando el dramaturgo Carlos Arniches la convirtió en su segunda residencia.

“Sobre si vamos a tomar alguna medida para proteger la finca de Los Almendros, también conocida como Huerta de Mena, de Hortaleza, la respuesta es afirmativa”, dijo el director general de Patrimonio Cultural del Ayuntamiento, Luis Lafuente, en la Comisión de Cultura celebrada el pasado 19 de julio, sorprendiendo al concejal de Más Madrid Miguel Montejo que había presentado la pregunta.

La plataforma Salvar Hortaleza pide que Huerta de Mena sea declarada Bien de Interés Cultural

Para el responsable de patrimonio cultural del Consistorio, la finca “ostenta sin lugar a duda valores patrimoniales tanto naturales como paisajísticos, como valores históricos y culturales” que merecen su preservación, y desveló que ya trabaja junto a la Dirección General de Planeamiento para “proteger el espacio verde” y “los edificios que tengan valor arquitectónico histórico” en el Plan Especial necesario para la construcción de las oficinas.

Sin embargo, el Área de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento, responsable de dar luz verde a la operación, asegura a este periódico que todavía no existe “ningún plan para esa zona, ni de oficinas ni de otra cosa”, aunque admite que “cuando lo haya” existe la “intención de proteger la memoria inmaterial” de Huerta de Mena.

MOVILIZACIÓN VECINAL

En la Comisión de Cultura, el director general de Patrimonio Cultural puntualizó que las acciones que emprenda el Ayuntamiento para salvar este histórico espacio verde de Hortaleza no son incompatibles con la posibilidad de que la Comunidad de Madrid “pueda proteger” la finca declarándola Bien de Interés Cultural, como pretende la plataforma vecinal Salvar Hortaleza, que junto a otras asociaciones del barrio ha promovido la movilización para evitar la desaparición de Huerta de Mena: más de 4.500 personas han firmado reclamando su protección.