La remodelación del Poblado de Absorción de Canillas finalizará este año, tres décadas después de las primeras obras, con el traslado a sus definitivos hogares de las últimas familias que habitan las casas originales de este barrio levantado en los años 50 a sus definitivos hogares.

La Agencia de la Vivienda Social de la Comunidad de Madrid (el antiguo IVIMA) ha asegurado a Hortaleza Periódico Vecinal que las 63 nuevas viviendas, que han tardado más de un lustro en construirse, estarán listas en verano, aunque no serán entregadas hasta finales de 2018.

Los últimos realojos se producirán, por lo tanto, 32 años después de la aprobación de la remodelación del barrio. Durante este tiempo, muchos de los vecinos y vecinas del poblado han fallecido sin estrenar la prometida vivienda y algunos descendientes han perdido el derecho al reaolojo.

El Poblado de Absorción de Canillas, tras su construcción / Foto extraída del libro ‘Canillas’ de Ricardo Márquez

AÑOS DE RETRASOS

En 2006, el gobierno regional de Esperanza Aguirre anunció la puesta en marcha de la cuarta y última fase de remodelación del Poblado. Sin embargo, las obras han sufrido desde entonces todo tipo de retrasos.

Rubau, la empresa adjudicataria, detuvo las obras en 2013 sin explicación. Vinculada al ‘caso Bárcenas‘ por haber donado supuestamente 100.000 euros al PP, según los famosos papeles del extesorero popular, la constructora exigió más dinero al antiguo IVIMA para continuar los trabajos, que se reanudaron tres años después, en 2016.

Una vez que estén listas las nuevas viviendas, todavía quedarán por terminar las obras de urbanización, saneamiento y alumbrado de las calles, que retrasarán la entrega de llaves hasta el último trimestre del año. Será entonces cuando las 30 familias con derecho a realojo, según la estimación del organismo de vivienda pública de la Comunidad de Madrid, podrán hacer la mudanzas.

Según la Agencia de la Vivienda Social, algunos de los antiguos moradores del poblado que fueron realojados a barrios como La Ventilla han renunciado a regresar a Canillas. Las restantes casas unifamiliares construidas en esta última fase se pondrán a disposición de los solicitantes de vivienda pública de la Comunidad de Madrid, apuntan desde el organismo regional.

Si se cumplen estos plazos, antes de 2019 se habrá completado la remodelación del penúltimo poblado de la denominada ‘vivienda modesta’ construida durante la dictadura que existe en Madrid. Porque todavía quedaría por completar el realojo de muchos vecinos y vecinas de la UVA de Hortaleza, que también llevan décadas esperando bajo un techo provisional.

Vivienda original del Poblado de Absorción de Canillas / Foto Sandra Blanco

(Visited 951 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada