El vecindario de Valdebebas sigue reclamando el fin de las obras de ampliación del colegio Alfredo Di Stéfano, único centro público operativo de un barrio en el que viven cerca de 4.000 niñas y niños (2.000, de entre 3 y 6 años) y que cuenta apenas con unas 400 plazas escolares.

En septiembre de 2017 se inauguraba el centro y el Gobierno regional aprobaba la segunda fase de ampliación con cuatro aulas de Infantil, cuatro de Primaria, biblioteca, gimnasio y pista deportiva, aunque lleva un año de retraso debido al concurso de acreedores de Oproler, la constructora adjudicataria.

La demora ha hecho que se solape con el inicio de la tercera fase: 20 nuevas aulas de Primaria, seis de desdoble, una específica y una pista deportiva. La continua molestia de las obras se suma a las quejas por la falta de instalaciones deportivas y de enfermería y la saturación por la escasez de aulas (el pasado curso se llegó, incluso, a impartir clases en el comedor).

Los niños y niñas de Valdebebas de más de 6 años deben ser escolarizados en otros barrios ante la falta de oferta educativa

DOS COLEGIOS EN UNO

Además, el centro acogerá este curso a 125 nuevos escolares de 3 años que formarán parte del segundo centro público prometido en el barrio por la Comunidad de Madrid, el colegio Nuria Espert (que se espera esté listo para el curso 2020-2021).

Su construcción, en una parcela de 13.000 metros cuadrados, se antoja una necesidad imperiosa ante el incremento exponencial infantil en el barrio, donde están previstas 30 nuevas promociones. El vecindario recuerda que todos los niños y niñas de más de 6 años de Valdebebas han de ser escolarizados en otros barrios ante la falta de oferta educativa.

La primera ampliación del colegio acumula más de un año de retraso. ÁNGEL SÁNCHEZ

El AMPA de Valdebebas ha recibido un comunicado de las instituciones públicas comprometiéndose a completar las obras en el plazo previsto (septiembre). “Queremos dar un voto de confianza para ver si realmente cumplen; si no es así, no dudaremos en reclamar de nuevo nuestros derechos”, explica la dirección del AMPA.

La asociación ha publicado en su web la respuesta de la directora general de Infraestructuras y Servicios de la Comunidad de Madrid, Elena Marroig, a las consultas respecto a la situación del patio de Infantil, la creación de espacios con sombras (segunda propuesta más votada en los Presupuestos Participativos 2019), la instalación de una pérgola en el pasillo de entrada y toldos en las ventanas de las aulas para paliar el calor o las actuaciones sobre los drenajes del patio, que se encharca con la lluvia.

Desde la Consejería no hubo aclaración a estas cuestiones. A su vez, se preguntaba a la Comunidad si existía un ‘plan B’ para los escolares acogidos del colegio Nuria Espert “en caso de que las obras no se finalicen”.

Al respecto, Elena Marroig aseguraba que no se han “considerado alternativas, ya que la obra se desarrolla conforme a la planificación y se estima su terminación en la fecha de inicio de curso”.

Por último, determinadas asociaciones y vecinos del barrio han criticado la propuesta del nuevo alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (PP), de construir en Valdebebas un colegio privado concertado en suelo público (20.000 metros cuadrados) con la excusa de la falta de plazas escolares.

 

(Visited 571 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada