El histórico parque de Huerta de la Salud, que cobija al Silo de Hortaleza y equipamientos municipales como una biblioteca, un centro cultural y un centro de mayores, ha vuelto a abrir sus puertas cinco semanas después de que el Ayuntamiento de Madrid decretase el cierre indefinido de las zonas verdes tras la borrasca Filomena. Sin embargo, los daños en el arbolado no han sido el único motivo del cierre, que se ha prolongando por el cable telefónico tendido a lo ancho del parque para dar servicio al edificio que alberga la biblioteca, que tenía pendiente la visita de los técnicos desde la gran nevada.

La reapertura se produjo este pasado martes 16 de febrero tras la reparación de la incidencia técnica, que ha permitido también reanudar el servicio en la única biblioteca municipal que existe en el centro de Hortaleza (el distrito solo cuenta con otra más, la María Lejárraga, en el barrio de Sanchinarro).


El cierre de Huerta de la Salud había generado inquietud entre el vecindario durante las dos últimas semanas, porque a finales de enero se vio al personal del Ayuntamiento trabajando dentro del parque para recoger las ramas tronchadas por la nevada y talar los árboles que quedaron maltrechos tras la borrasca. Adecentada la zona verde, libre ya de peligros para los viandantes, el Ayuntamiento de Madrid incluyó a Huerta de la Salud en su listado de parques reabiertos al público. Así figura en la web municipal desde principios de febrero, aunque las puertas de este perimetrado enclave seguían cerradas sin aparente explicación.

La semana pasada, el propio Consistorio admitía que algo no cuadraba, porque el parque figuraba como abierto en el Área de Medio Ambiente. La razón del cierre había que buscarla en el departamento de informática del Ayuntamiento de Madrid, donde tenían pendiente la reparación del cable telefónico, que finalmente se realizó el pasado lunes.

(Visited 270 times, 1 visits today)