La situación del Centro de Primera Acogida de Hortaleza, el único que existe en toda la Comunidad de Madrid para atender de forma urgente a menores en situación de vulnerabilidad, «ha empeorado considerablemente siendo crítica en la actualidad». Lo asegura el Defensor del Pueblo, que responsabiliza al Gobierno regional de haber provocado esta deriva por «no adoptar las medidas que requiere esta situación, lo que está ocasionando graves perjuicios».

En concreto, el Defensor del Pueblo, institución dirigida por Francisco Fernández Marugán, señala que este recurso dependiente de la Comunidad de Madrid se ha deteriorado desde 2016. «Esta institución ha insistido ante la Consejería en la necesidad de adoptar con urgencia medidas que den solución material y duradera a la primera acogida de menores y que se ajusten a los objetivos que recogen las normas de aplicación», afirma en un carta que responde a otra misiva del portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, sobre este asunto.

Entre esas medidas, el Defensor pide al Gobierno regional presidido por Isabel Díaz Ayuso «limitar la ocupación en los centros Isabel Clara Eugenia y Hortaleza al número de plazas previsto inicialmente, al ser el que permite su adecuado funcionamiento y la debida intervención educativa en esa fase». El Centro de Primera Acogida de Hortaleza, diseñado con 35 plazas de acogida temporal, ha llegado a tener más de 150 chavales hacinados que dormían incluso en el suelo por la falta de espacio.

Los trabajadores y educadores llevan años denunciando que el recortes de plazas y recursos en la red de acogida provocan un "embudo" en este centro

Además, el Defensor considera necesario crear nuevos recursos que sean «suficientes» para ubicar a todos los menores que pasan por Hortaleza para que puedan recibir la atención sociosanitaria, la educativa y de ocio que precisan.

Los trabajadores y educadores del Centro de Primera Acogida de Hortaleza llevan años denunciando que el recortes de plazas y recursos en la red de acogida provocan un «embudo» en este centro. La masificación impide el trabajo en este recurso «educativo de intervención psicosocial de atención a la infancia”, ha provocado decenas de bajas laborales en los últimos años, y ha acabado incidiendo en la convivencia con el vecindario.

“Este centro lleva soportando esta masificación de adolescentes y jóvenes desde hace cuatro años”, denunciaron el pasado 4 de diciembre en un comunicado tras el hallazgo de un artefacto explosivo en el centro. En ese comunicado, los trabajadores también calificaron como “insuficientes” las medidas tomadas por la administración competente, la Comunidad de Madrid.

LA CONSEJERÍA NO CONCRETA FECHAS

En su carta al portavoz socialista, el Defensor del Pueblo informa que la Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad de la Comunidad de Madrid, que tiene las competencias del centro, le ha asegurado que está trabajando para limitar el número de plazas, aunque «no concreta qué medidas se está planteando adoptar ni tampoco las fechas previstas».

En ese sentido, el Defensor critica que «sigue sin solucionarse el problema de sobreocupación» del centro de Hortaleza, «lo que perjudica gravemente su funcionamiento y vulnera los derechos de los menores que allí residen». Por ello, explica que solicitó a la Consejería que dirige Alberto Reyero (Ciudadanos), que las estancias de los jóvenes no superen los tres meses.

 

(Visited 255 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada