Ya decíamos en este periódico que el pobre David Pérez debía de estar echando espuma por la boca. La Madonna de Sol lo fulminó por no ser suficientemente servil (y mira que tiene talento), condenándolo a un cargo menor, concejal presidente de Hortaleza, mecachis.

Pérez había ascendido desde Alcorcón a lucir su pelazo en un par de consejerías de la Comunidad de Madrid, y había quien le susurraba que igual podía medrar aún más. Tonto, David, igual fue por eso, que Ayuso otra cosa no, pero defenestrar gente que le parece peligrosa…

Así que, entre soplido y soplido a su marejada capilar, Pérez, que es un tipo listo, encontró la solución: voy a conseguir que el Lucero de la DGS vuelva a fijarse en mí.

Como no tiene nada mejor que hacer, que de las cosas importantes ya se ocupan los mayores, Pérez se ha enterado de que en el lejano feudo que le han concedido, Hortaleza, hay muchas asociaciones vecinales que hacen coshash, como decía Rajoy de los catalanes. Y que, insospechadamente, no acuden a lamerle las botas a la Junta Municipal.

Luego, mientras se colocaba otra vez el flequillo, se puso a atar cabos y dijo: les voy a dar para el pelo. ¿Cómo se financian? Con las fiestas populares. Pues ya está: si había 34 ahora hay seis. A partir de ahora en la Cabalgata traerán el oro de Moscú, incienso y birra.

¿Dije birra? Pérez, enloquecido (parece incluso que se despeinó), exclamó: que no puedan vender ni un mini de cerveza. Y atención, que el tío es un artista del humor fino. Dice que lo hace ¡para cuidar a la juventud hortalina!

"Quieres epatar a la emperatriz de Madrid con un discurso de ley seca, pero Ella es la que ganó con aquello de la libertad y las cañas"

Ojo, hablamos del partido cuyas Nuevas Generaciones vendieron como reclamo electoral chupitos gratis para la chavalería. El partido, sí, de M.A.R., el señor oscuro, el que mueve la marioneta de Ayuso pero luego conduce doblao. Hablamos del partido de Aznar, ese hombre del “A-mí-me-vas-a-decir-tú-lo-que-tengo-que beber”.

Lo siguiente ¿qué va a ser, David? ¿Te raparás la melena y aparecerás con una túnica naranja para fomentar la espiritualidad entre la juventud del distrito, en plan bonzo antialcohol? ¿Vais a vender sólo camomila y zarzaparrilla en el tenderete del PP en las fiestas que vienen?

Pues te las prometes muy felices, David, pero tengo una mala noticia para ti. Quieres epatar a la emperatriz de Madrid con un discurso de ley seca, pero Ella es la que ganó con aquello de la libertad y las cañas. Yo me lo pensaba, a ver si la cosa te sale mal y… ¿no es Casado ese que hay colgando? Ahí lo dejo.

(Visited 432 times, 1 visits today)