Los profesores estamos convocados a la huelga los días 8 y 21 de mayo y deseamos haceros llegar nuestros motivos y reivindicaciones, así como invitaros a acompañarnos en las acciones que se van a llevar a cabo durante las próximas jornadas en defensa de la educación pública.

La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha roto las negociaciones con los representantes del profesorado, despreciando las peticiones realizadas el curso pasado. Estas reivindicaciones constituyen nuestros motivos para ir a la huelga:

Reducir las ratios. Disminuir el número de alumnos por aula/profesor en todos los niveles de la Enseñanza Secundaria facilita la atención a cada alumno/a y mejora la calidad de la enseñanza y del aprendizaje, aumenta la capacidad de detención de problemas y efectividad en la resolución de los mismos.

Recuperar las condiciones laborales. Somos la única comunidad de España que no ha recuperado las horas lectivas previas a la crisis de 2008 (18 horas lectivas en secundaria y 23 en primaria), y aspiramos a la equiparación salarial con la media del resto de las comunidades autónomas.

Evitar la segregación escolar. En 2022, UNICEF alertó de que “Madrid es la región con mayor segregación escolar de España y de Europa”. Apostar y potenciar la educación pública, frente a la oferta privada, es la mejor manera de combatir la segregación.

Exigir una dotación necesaria de los equipos de Orientación y de las aulas TEA. Se necesitan especialistas y más recursos para mejorar la atención a estudiantes con necesidades educativas específicas, así como para dar una adecuada atención a la salud mental de los alumnos/as. Son necesarios, entre otros, profesores de Compensatoria y de PSC (profesores de la especialidad Servicios a la comunidad). Contamos con una única orientadora para todo el alumnado, cuando la UNESCO recomienda un orientador por cada 250 alumnos/as.

Reducir las tareas burocráticas. Queremos dedicar menos tiempo al “papeleo” improductivo, que se ha ido incrementando con cada nueva ley educativa, para poder utilizar el tiempo en preparar clases y materiales, realizar adaptaciones y atender a la diversidad, evaluar a los estudiantes así como nuestra propia actividad docente, coordinarnos, atender de forma debida a las familias, planificar actividades, desarrollar proyectos, etc.

Apoyar a los centros públicos. Pedimos el mantenimiento y mejora de nuestras instalaciones y la inversión en la construcción de nuevos centros públicos en la Comunidad que son necesarios.

En resumen, nosotros queremos una educación pública de calidad que responda realmente a las necesidades de la comunidad educativa. También recuperar nuestras condiciones laborales de hace quince años con la reducción de dos horas lectivas al profesorado, lo que anularía el incremento que suponen de entre 30 y 60 alumnos a cargo de cada docente, y más personal y recursos para poder atender mejor a todos nuestros alumnos y alumnas.

(Visited 539 times, 1 visits today)