Julián Díaz

Calles que se esfuman

Era un barrio de charcos en inviernos en los que olía a carbón, y de veranos de sol sin tregua. La vida se hacía en la calle, desde jugar al fútbol durante horas hasta cantar villancicos detrás de una zambomba o tirar petardos en navidades. Incluso las broncas entre vecinas eran públicas, épicas y callejeras.

Leer Más

El Canillas es más que un club

Su presidente desvela exclusivas codiciadas y los galácticos del fútbol frecuentan sus instalaciones.
Pero el equipo de barrio más mediático también esconde una de las canteras más numerosas de Madrid

Leer Más

Pin It on Pinterest