El barrio de Valdebebas nace hace diez años, pero sigue sin infraestructuras educativas públicas suficientes. Una década después dispone de la escuela infantil Las Pléyades (0-3 años) y el colegio público Alfredo Di Stéfano (3-6 años en etapa de Infantil) con solo algunos cursos de Primaria (1º, 2º y 3º). Hay un segundo colegio constituido, el colegio público Nuria Espert que está en construcción, a la espera de finalizar la primera fase.

La gestión de la construcción de los colegios por fases está ocasionando problemas de falta de espacios y de estabilidad para los alumnos y alumnas. El colegio Alfredo Di Stéfano lo ha vivido durante algunos años. En la actualidad es el encargado de acoger a los 220 escolares del colegio Nuria Espert, cuyas obras comenzaron el pasado mes de noviembre por retrasos en los procesos burocráticos de la Comunidad de Madrid, y sólo incluye la construcción de 12 aulas de Educación Infantil. Se estima su finalización para este verano.

Lejos de ser una buena noticia, augura un problema mayor. El colegio Nuria Espert comenzará en septiembre con un total 325 alumnos y alumnas. Suponiendo que se mantengan las ratios por covid, estaríamos hablando de 16 aulas para 12. Los retrasos y malas planificaciones no hacen más que seguir agravando el problema para el curso 2022-2023, cuando los 125 alumnos y alumnas mayores del centro necesitarán tener listas aulas de primaria. Si las gestiones de licitación de la siguiente fase no se están gestionando, el año que viene no habrá cabida para nuevas incorporaciones porque no habrá más colegio que el aulario de Infantil.

En Valdebebas viven muchos niños y niñas que no tienen la posibilidad de estudiar en su barrio y dependen del coche cada día para ir a clase. Mientras, el barrio sigue creciendo con nuevas 15 promociones de viviendas más en construcción. Desde hace años los padres y madres afectados están recogiendo firmas que se han adjuntado a distintos escritos enviados a la Dirección Territorial de Educación, solicitando soluciones para estos niños, a los cuales no se han obtenido respuesta.

En Valdebebas viven muchos niños y niñas que no pueden estudiar en su barrio y dependen del coche para ir a clase

También hay que destacar que Valdebebas no dispone de ningún instituto que acoja a los más de 1.000 niños y niñas censados por edad, a los que se sumarán los alumnos de los colegio Di Stéfano y Nuria Espert. Estos alumnos y alumnas ven peligrar su continuidad de estudio en el barrio porque la primera promoción saldrá en tres años, y el instituto al que deberían ir no está ni proyectado.

Tampoco hay olvidar que más de 60 niños y niñas se han quedado sin plaza en Infantil este curso, siendo necesaria la construcción de un tercer colegio, porque hasta 3º de Primaria y todos los nacidos a partir de 2011 se ven obligados a escolarizarse fuera de su barrio. A aquellos que se encuentran ya en edad de instituto, la Comunidad de Madrid y la Dirección Territorial de Educación les niegan directamente la posibilidad de estudiar en su barrio.

En 2019 nació la Plataforma por la Educación Pública en Valdebebas. Creemos que lo mejor para nuestros hijos e hijas es que puedan estudiar en su barrio, para poder tener a sus amigos cerca y que no tengan que sufrir el estrés de tener que coger el coche todos los días y desplazarse a un colegio o instituto que está a más de cuatro kilómetros de sus casas.

Desde la Plataforma por la Educación Pública en Valdebebas, instamos a las autoridades competentes a que pongan todos los medios necesarios para dar solución a los problemas mencionados, sin duda los vecinos y vecinas que apostaron por el barrio hace ya diez años se lo merecen, y mucho más los pequeños, que no tienen por qué pagar la mala planificación que se ha realizado en el barrio.

(Visited 1.808 times, 1 visits today)