Este pasado domingo, coincidiendo con el siempre simbólico primero de septiembre, la programación estival de los Veranos de la Villa se despedía en el parque Enrique Tierno Galván de Arganzuela con un espectáculo de música y fuegos artificiales que alumbraron el cielo de Madrid tras el anochecer.

No sólo era el último evento del medio centenar de actuaciones diseminadas por la ciudad este verano. También puede haber supuesto el final de una etapa de la nueva versión de los Veranos de la Villa que el vecindario de Madrid ha disfrutado en los últimos cuatro años, desde que el Ayuntamiento de Manuela Carmena decidiera apostar por descentralizar su programación para repartirla entre todos los puntos cardinales de Madrid, revitalizando espacios de la periferia de la capital con actuaciones que no son frecuentes más allá de la M-30.

En Hortaleza, el auditorio Pilar García Peña del parque Pinar del Rey ha sido sede fija de estos renovados Veranos de la Villa. Un escenario con posición privilegiada desde que 2016 fuera escogido para abrir y despedir la primera edición de la programación descentralizada.

El auditorio, lleno de gente, este pasado mes de julio. ESTUDIO PERPLEJO

Aquella inauguración corrió a cargo de la madrileñísima banda Los Enemigos, que actuaron con entrada gratuita en el auditorio del barrio provocando una peregrinación rockera hasta Hortaleza. Dos meses después, los Veranos de la Villa finalizaban en Hortaleza con los consecutivos llenazos de Kiko Veneno y Martirio.

Un año después el escenario hortalino recibió a Santiago Auserón acompañado de la Banda Sinfónica Municipal de Madrid en un concierto para ‘gourmets’, como definió en la crónica de aquella actuación nuestro compañero Jaime Bajo.

La fórmula de reunir sobre el escenario del auditorio Pilar García Peña a la Banda Sinfónica Municipal con un artista de renombre se repitió el año pasado, cuando sus músicos arroparon al guitarrista flamenco Gerardo Núñez y a la bailaora Carmen Cortés en un concierto «memorable».

En 2019, el auditorio Pilar García Peña ha vuelto a sentirse afortunado en el reparto de espectáculos. En el mes de julio abrió sus puertas dos noches para recibir a ‘malabaristas’ en todos los sentidos. Literalmente primero, con el espectáculo Orquesta de malabares que reunió a la Banda Sinfónica Municipal de Madrid y a la compañía de circo gallega Pista Catro. Después, con el reputado cuarteto estadounidense Kronos Quartet, formado por músicos que hacen auténticos trucos y virguerías con los instrumentos de cuerda.

NOCHE DE CIRCO

La Orquesta de malabares deslumbró el 13 de julio. El sofocante calor del día daba paso a una agradable noche de sábado cuando la compañía gallega dio comienzo a su espectáculo con un auditorio que pudo colgar el cartel de «aforo completo», tanto que muchos asistentes contemplaron la actuación sentados en las escaleras o en el césped enfrente del escenario, pero fuera del recinto vallado.

Los malabaristas de Pista Catro, en acción en Hortaleza. ESTUDIO PERPLEJO

Algunos incluso se llevaron la cena y disfrutaron de un improvisado pícnic, mientras los seis malabaristas Arturo Cobas, Dulce Duca, Dani Fausto, Aitor Garuz, Guillermo Porta y Santiago Montero interpretaban con sus bolas, mazas y aros las conocidas canciones que formaban parte del repertorio de la Banda Sinfónica Municipal, cuyos músicos también participaron en el espectáculo teatral como unos actores más.

La  canción ‘Superstition’ de Stevie Wonder, la marcha imperial de Darth Vader, el tema principal de Rocky, el ‘Uprising’ de Muse o el ‘Killing in the name’ de Rage Against the Machine fueron algunas de las composiciones que formaron parte de la banda sonora de este espectáculo, que aúna deliciosamente circo y música, al ritmo tanto de los grandes clásicos como de los temas más actuales del funk, el blues, el pop o el punk.

La Banda Sinfónica Municipal fue parte activa del espectáculo. ESTUDIO PERPLEJO

VIOLINES HIPNÓTICOS

Es inaudito que Hortaleza aparezca en la agenda de la gira internacional de una formación musical. Pero nuestro barrio quedaba en la ruta, entre Londres y República Checa, del enésimo tour europeo de los estadounidenses Kronos Quartet, longevo cuarteto fundado en 1973 en la ciudad estadounidense de Seattle, asentada en la californiana de San Francisco y con una historia de cine.

Bandas sonoras memorables como la de Réquiem por un sueño, compuesta por Clint Mansell, o la de la película La Gran Belleza de Paolo Sorrentino salieron de la madera de este ecléctico cuarteto de cuerda que ha trabajado para gente tan dispar como Nelly Furtado o Trent Reznor y sus Nine Inch Nails.

Su concierto el martes 16 de julio en Hortaleza atrajo a un público tan heterogéneo como su currículum, donde se mezclaron abuelas del barrio con la cena envuelta en papel de plata y hipsters que necesitaron el geolocalizador y Google Maps para llegar al parque Pinar del Rey desde el territorio acotado por Madrid Central. Público diverso, y en cantidad, que formó una extensísima cola para entrar al recinto hasta que colmó su aforo.

El cuarteto estadounidense durante su actuación en el escenario del Pilar García Peña. ESTUDIO PERPLEJO

Con el sol en su ocaso como telón de fondo, los violinistas David Harrington y John Sherba, la viola de Hank Dutt y la violonchelista Sunny Yang hipnotizaron con una interpretación impecable y juguetona de un repertorio como una batidora capaz de mezclar cualquier ingrediente de la música popular, desde un ‘The House of the Rising Sun’ al modo de los Everly Brothers a una pieza tan indie y contemporánea como el ‘Flugufrelsarinn’ de los islandeses Sigur Rós.

Sin apenas percusión, ocupando solo dos metros cuadrados de escenario y pertrechados únicamente con sus instrumentos y partituras, los estadounidenses mantuvieron encandilado a las cientos de personas que tomaron asiento en el auditorio, a las que regalaron bises sorprendentes. La gente se marchó encantada, con la gratificante sensación que han provocado los Veranos de la Villa los últimos años en Hortaleza resumida en una frase: «Qué bueno poder ver esto sin salir del barrio».

Los músicos de Kronos Quartet, saludando al público de Hortaleza. ESTUDIO PERPLEJO

(Visited 164 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada