Son Los Enemigos, Josele Santiago (voz y guitarra), Fino (bajo), Manolo Benitez (guitarrista, también del grupo hortalino Porretas) y Chema Pérez “Animal” (baterista). No hace falta tener más de cuarenta años para conocer las letra de ‘Septiembre’ o ‘Desde el jergón’. Los Enemigos nacieron a mediados de los ochenta y a diferencia de otros grupos iban a destiempo, alejados de las modas y los ritmos del verano. Era una banda diferente, algo rara que al final lo que hacían era Rock and Roll sin más.

Abren los Veranos de la Villa el próximo viernes 1 de julio en el auditorio Pilar García Peña, en el barrio de Hortaleza.

Me encuentro a Josele, guitarra al hombro, en los pasillos de la sala de conciertos La Riviera de Madrid; participa en un concierto solidario por los refugiados: Mi música tu refugio. Apoya la causa y cree que “los músicos siempre pueden hacer algo, siempre pueden ayudar”. Le propongo entrevistarle para Hortaleza Periódico Vecinal y dos días más tarde estamos hablando sobre lo que pasará durante la primera noche de los Veranos de la Villa.

Y es que han tardado más de veinte años en volver al barrio de donde se fueron bajo las sirenas de la policía, olor a humo y una avalancha de público que se resistió a perderse el concierto. Cuando le pregunto a Josele sobre aquel concierto con Mano Negra, titubea. “Algo de eso me acuerdo, sí, el otro día estuvimos hablando precisamente de aquel concierto”. Han pasado muchos años de aquello y la memoria le falla. Ellos se suben al escenario y ya está, lo demás se queda abajo. Le cuento un poco lo que pasó en aquel concierto y le pregunto cómo se presentarán, qué repertorio traerán al barrio, si serán mas calmados o regresarán cañeros.

“Los Enemigos nos juntamos para hacer rock and roll— me contesta—las cosas más tranquilitas ya las hace cada uno por su cuenta—añade— así que no será un concierto calmado. Vamos a hacer un reparto de temas muy equitativo durante el concierto, habrá de todo”.

Vida inteligente es su último disco, el primero después de casi quince años separados que no parados. Del estudio ha salido un disco que según Josele, “se ha integrado muy bien con el resto del repertorio. Lo tocaremos junto al resto de los temas, además, creo que estarán todos nuestros discos representados”.

La verdad es que sus seguidores somos fieles a ellos desde siempre, nos encontramos en los conciertos tanto del grupo como de Josele en solitario. Desde hace un par de años el público más joven se mezcla con los veteranos en el directo, su punto fuerte, sin duda. “Sí, están muy lejos de ser mayoría pero sí, se ven chavalucos… No sé, algo queda ¿no? No creo que vengan por el último disco solo… Creo que nuestro repertorio ha sobrevivido muy bien al paso del tiempo y eso sucede porque en realidad no estamos ligados a ningún movimiento, nunca fuimos un grupo que seguía modas, hacemos y hacíamos rock and roll y eso está vigente. Además tampoco nos identificábamos con ningún lugar en concreto, cualquiera puede identificarse con nuestras canciones”.

Josele recuerda los inicios, durante la década de los ochenta, ese no pertenecer a nada, a ningún lugar, según él, “jugó en nuestra contra, no sabían dónde ubicarnos, si en los festivales indies o en los de heavies… No sabían dónde colocarnos… pero claro, con el tiempo, aquello nos ha venido bastante bien, cualquier época es buena para identificarse con nuestras canciones”.


Los EnemigosFino, Josele, Manolo y Chema forman la banda de rock Los Enemigos

Volvemos al tema de los refugiados. “Están todos muy ocupados con sus campañas y negociaciones como para ocuparse de las cosas importantes y los refugiados es una de ellas—me dice—. Nosotros intentamos contribuir con lo que sabemos hacer, aunque este problema nosotros no lo vamos a solucionar, son los estados quienes deben implicarse”. La verdad es que la comunidad musical española es una comunidad comprometida, lo demuestra el gran número de actos solidarios que hay en la ciudad y en nuestro barrio.

Hablamos de la piratería, cómo no hacerlo, de la gestión de derechos de autor y de cómo afecta al grupo este hecho. “Donde la industria musical tiene poder es en los Estados Unidos, aquí somos muy pequeños…podemos brindar mucho, sí, pero casi no se nos oye”. A Los Enemigos, como a la gran mayoría de autores, la piratería les está haciendo muchísimo daño. “No estamos cómodos con esta situación —continúa cambiando el tono de su voz— que te digan con una sonrisa de oreja a oreja que se han bajado este u otro disco te jode y mucho ¿sabes? Lo que me apetece contestar es que yo pasaré por su casa a desvalijársela, ¿no? Es lo mismo… Es que no queda otra, hay que adaptarse…pero, en todo caso, nosotros no hemos vivido de las ventas sino de los conciertos. De todas formas, lo que me parece sangrante es lo que hace la SGAE, como una docena se forran y reparten y encima son del gremio, es increíble… Hay que repartir entre todos”.

Finalizamos la entrevista hablando de la gestión cultural de nuestro país. “Pueden piratear dos, tres o cuarenta discos, pero lo que me cabrea es que aquí todo el mundo se cree que la cultura es gratis y con ello solo se está consiguiendo que los creadores no creen porque no pueden comer… Al final es el resultado de mercadear, ¿no? Mercadear con todo”.

Gracias Josele y Los Enemigos, ahí estaremos el día 1, cincuentones, cuarentones y chavalucos.

(Visited 797 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada