Poco a poco la ciudad de Madrid va pasando de fase y recuperando la vida en sus calles, y por ende Hortaleza. El vecindario del distrito ya puede realizar muchas de las actividades que hacía antes de que se decretase el estado de alarma, aunque la forma de llevarlas a cabo ha cambiado y las medidas como la mascarilla o la distancia de seguridad se han impuesto en la mayor parte de los ámbitos de nuestra vida.

En el caso concreto de los centros de salud, desde el 23 de marzo, la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, a través de la Gerencia Asistencial de Atención Primaria, anunció en un comunicado de prensa que tenía previsto «reordenar la actividad asistencial de los centros de salud de la Comunidad de Madrid».

PROTOCOLO DE ATENCIÓN EN LOS CENTROS DE SALUD

Desde entonces, cualquier persona que necesite asistencia médica debe llamar por teléfono a su centro de salud de referencia en horario de 8.00 a 21.00 horas, donde la derivarán a un médico de familia que la atenderá telefónicamente. En caso de que la doctora considere que es necesario realizar una asistencia presencial, se dará una cita al paciente en su centro de salud.

A la hora de acudir a su cita con el médico, el paciente pasará por un triaje en la puerta, en el que se clasifica a las personas en función de sus dolencias. En todos los centros de salud, se ha creado una zona COVID-19 para tratar por separado a los pacientes que sufran esta enfermedad.

Para recibir asistencia médica hay que llamar al centro de salud de 8.00 a 21.00 horas, donde un médico lo atenderá telefónicamente

En el momento de entrar al ambulatorio, si el paciente no lleva mascarilla, se le aportará una; se le ofrecerá utilizar un dispensador de gel hidroalchólico y se le tomará la temperatura.

De esta manera, se evitan las aglomeraciones de los primeros días de la pandemia y la posibilidad de contagios, ya que solo acuden al centro de salud aquellas personas que lo necesiten por sus tratamientos (mediciones de la tensión y de azúcar, consultas de enfermería, etc.) y aquellas que, tras su valoración telefónica por un médico de Atención Primaria, deban recibir asistencia presencial.

VUELTA A LA NORMALIDAD

El centro de salud Virgen del Cortijo (Avenida de Manoteras, 47), que fue el único de los seis centros de salud general de Hortaleza que dejó de dar asistencia presencial a sus pacientes por la reorganización llevada a cabo por la Comunidad de Madrid, ya ha recuperado este servicio de 8.00 a 17.30 horas.

En caso de que algún vecino o vecina de la zona necesite asistencia médica a partir de las cinco y media de la tarde, deberá llamar al centro de referencia del distrito, es decir, el centro de salud Mar Báltico (Mar Báltico, 2).

El centro de especialidades Emigrantes (Arequipa, 30), por su parte, está comenzando a llamar a los pacientes para adjudicar nuevas fechas a las citas que fueron aplazadas durante el inicio de la pandemia.

El centro de especialidades Emigrantes está comenzando a llamar a los pacientes para adjudicar nuevas citas

Respecto a los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP), entre ellos el del centro de salud Mar Báltico (con entrada por la calle Liberación), el protocolo sigue siendo llamar al SUMMA 112, donde atenderán al paciente telefónica y presencialmente o lo derivarán al centro de salud u hospital de referencia.

CONCENTRACIONES POR LA SANIDAD PÚBLICA 

Desde el pasado 25 de mayo, decenas de vecinas y vecinos se concentran todos los lunes a las ocho de la tarde frente a sus centros de salud en apoyo de la plataforma Sanitarios Necesarios, que reivindica una sanidad pública, universal y de calidad y exige a la Comunidad de Madrid el refuerzo del sistema sanitario de la región tanto en recursos materiales como humanos.

Por ello, su principal objetivo en este momento es que el Gobierno presidido por Isabel Díaz Ayuso (Partido Popular) mantenga a los 10.000 profesionales que han servido como apoyo al sistema de salud durante estos meses y cuyos contratos ahora están en el aire.

 

(Visited 881 times, 1 visits today)