El miércoles 17 de abril a las 19.30 horas se presentará en el Espacio Danos Tiempo de Hortaleza el libro de memorias Años para no olvidar, que permanecía inédito tras ser escrito por la maestra Angustias García Usón tras su regreso a España después de tener que vivir exiliada en Argentina, por razones políticas, desde el final de la Guerra Civil hasta la llegada de la nueva democracia, una vez muerto el dictador Francisco Franco. La presentación de la obra correrá a cargo de Juan Jiménez Mancha, director de la biblioteca Huerta de la Salud, y la entrada será libre hasta completar aforo. A partir del jueves 18 de abril, el libro estará a la venta en la Librería Mar Negro y también podrá sacarse en préstamo en la biblioteca municipal Huerta de la Salud, cuando esté catalogado y registrado.

Angustias cuenta con edificante sencillez cómo en un momento dado fue consciente de la verdadera dimensión de su vocación de maestra, una responsabilidad que la hacía sentir que había de tratar a todo su alumnado del mismo modo, independientemente de sus condiciones familiares, del dinero que poseían, y cómo descubrió que su manera de entender la vida, ayudando a los más débiles, correspondía a las doctrinas comunistas, en auge en la época como esperanza de igualdad entre las personas.

Años para no olvidar es el largo viaje, escrito en primera persona, de una mujer entregada a su familia y a la educación por encima de todo, más allá de la política, aunque desempeñó un cargo importante dependiente del Ministerio de Instrucción Pública y Sanidad, que se ve arrastrada por el estallido de la Guerra Civil desde su Cuenca natal hasta Buenos Aires, sin abandonar nunca su compromiso vital, de tal modo que gracias a su periplo conocemos de cerca un buen número de apartados trascendentales de la contienda, con especial detalle de las colonias infantiles, y las duras condiciones de vida que tuvo que soportar la población civil.

Como si de una película se tratara, también asistimos al histórico tránsito de hombres y mujeres claves en el desarrollo de la guerra, con los que Angustias colaboró o coincidió en sus pasos, como el escritor Rafael Alberti y su esposa María Teresa León, la mítica fotógrafa mejicana Tina Modotti, la singular periodista francesa de izquierda católica Clara Candiani y el escritor chileno Pablo Neruda como cónsul en París auxiliando al exilio español, por decir unos nombres; en escenas que constituyen piezas útiles para posibles reconstrucciones biográficas. La narración del camino hacia el exilio resulta particularmente emocionante, dolorosa, pero a la vez de una solidaridad ejemplar.

A partir del jueves 18 de abril, el libro estará a la venta en la Librería Mar Negro y podrá sacarse en préstamo en la biblioteca Huerta de la Salud, una vez catalogado

En el nacimiento del libro, ha ocupado un papel esencial el vecino de Hortaleza Pablo Schmilovich, sobrino de Angustias que fue leyendo los capítulos que la autora le entregaba a medida que los iba escribiendo, en los primeros años noventa, y editor de la obra a través del sello Qurtuba, que dirige y cuya sede está también en el distrito, además de responsable de uno de los dos prólogos.

Pablo es el autor de la sección infantil Menud@s hortalin@s de Hortaleza Periódico Vecinal, una sección muy querida por el vecindario insólita en prensa de barrio: cabe pensar que su pasión por el mundo infantil tiene algo que ver con la figura de su tía. Por otra parte, Pablo y Quturba resultaron fundamentales para que pudieran ir viendo la luz tres libros básicos para la historia e identidad de Hortaleza, por ellos editados: 09-19: Una década en imágenes (un fotolibro sobre los diez primeros años de vida de Hortaleza Periódico Vecinal); Historias de Hortaleza, de Juan Carlos Aragoneses, y Las fronteras de dentro, de Josemi Aragón.

Hortaleza acogerá en la presentación del libro a miembros de las dos ramas familiares descendientes de Angustias. La maestra quedó viuda a principios de los años treinta del catalán Mario Coll, con quien tuvo dos hijos: Mario y José Luis; el segundo, José Luis Coll, el famoso actor, escritor y humorista integrante del dúo Tip y Coll, fallecido en 2007. Los dos hijos del primer matrimonio tuvieron que quedarse en España al cuidado de los padres de Angustias.

Años después, poco antes de su exilio, la maestra se casó con Salomón Helbert, argentino miembro de las Brigadas Internacionales, unidades militares cuyas huellas también aparecen en el libro. Entre los familiares de esta rama que estarán en Danos Tiempo, no faltará a la cita María Teresa Helbert, la única de los hijos de Angustias que todavía vive y que ha escrito el otro prólogo de las memorias de su madre.

Ojalá Hortaleza reciba con los brazos abiertos a los descendientes de Angustias García Usón, como hicieron Argentina y otros países sudamericanos con los exiliados españoles de la Guerra Civil. Igual España no ha agradecido lo suficiente, tal vez salvo a México, la acogida y ayuda que al otro lado del Atlántico se dispensó a miles de sus hijos en situación crítica.

Años para no olvidar

(Visited 488 times, 1 visits today)