Queda lejano el lunes 20 de enero de 2020, cuando el coronavirus era todavía una noticia remota procedente de la ciudad china de Wuhan. En Madrid fue una jornada gris por el paso de la borrasca Gloria, y el parque del Retiro amaneció cerrado ante la previsión de fuertes rachas de viento. El alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, arrancaba la semana con una mañana apretada. Tras participar en un foro de innovación turística, presentó el plan del Ayuntamiento para peatonalizar la Puerta del Sol. Después, visitaría la sede de la Universidad de Navarra en Madrid antes de comer. La tarde se presentaba más despejada de compromisos, con apenas una entrevista para Onda Madrid, según su agenda pública, donde no figura ningún encuentro con el empresario y músico Nacho Cano. Tampoco hay constancia de que algún miembro del Gobierno municipal, formado por Partido Popular y Ciudadanos, se reuniera ese día con el antiguo miembro del grupo Mecano. Sin embargo, el propio Nacho Cano señala aquel 20 de enero de 2020 como la fecha en la que presentó “de manera informal” ante “los órganos competentes del excelentísimo Ayuntamiento de Madrid” su idea de instalar un teatro temporal en la capital para acoger el musical que ha dedicado a la figura de Hernán Cortés, el conquistador español de México.

Así figura en un escrito firmado por Nacho Cano meses después, en noviembre de 2020, dirigido a la subdirección general de Patrimonio Municipal del Ayuntamiento de Madrid, con el que solicitaba formalmente la cesión durante cuatro años de la parcela municipal de la avenida Machupichu, en el distrito de Hortaleza, para levantar una pirámide precolombina de 30 metros de altura en cuyo interior se representaría el musical Malinche. En esa petición, el músico ya precisaba que junto al teatro-pirámide proyectaba un aparcamiento de 400 plazas con una extensión de 10.000 metros cuadrados, y que todo el complejo podría construirse en nueve meses, como adelantó en exclusiva Hortaleza Periódico Vecinal.

Recreación de la pirámide que albergará el Teatro Malinche de Nacho Cano en Hortaleza.

El documento firmado por Nacho Cano, al que ha tenido acceso este periódico, revela que al empresario y músico le urgía conseguir los permisos: reclamaba al Ayuntamiento «la mayor brevedad posible» en la cesión del suelo porque quería empezar las obras en enero de 2021, apenas mes y medio después de presentar la solicitud. Además, pedía al Consistorio que le eximiera de cualquier pago por la utilización de la parcela municipal durante los meses en los que se prolongasen los trabajos para tener listo el teatro. El motivo: las restricciones de aforo impuestas por la pandemia dificultaban “notablemente la viabilidad económica del proyecto”, advertía Cano en el escrito. Una petición que finalmente ha aceptado el Ayuntamiento de Almeida. El canon impuesto por el uso del terreno municipal, que asciende a 454.000 euros al año, se calculará «a partir partir del día siguiente a la fecha de otorgamiento de la licencia de funcionamiento», como especifica en la autorización de ocupación.

Nacho Cano presentó su teatro-pirámide al alcalde Almeida hace año y medio en el Ayuntamiento

En la solicitud, Nacho Cano indica que el 6 de mayo de 2020 presentó también de manera “informal” a representantes sin concretar del Ayuntamiento la memoria técnica del proyecto, donde ya figuraba con todo detalle la pirámide de 30 metros de altura. Pero en la agenda del Gobierno municipal tampoco aparece ninguna reunión con Cano o su empresa (Malinche The Musical Spain SL) durante aquella jornada. El único registro que ofrece el portal de transparencia del Ayuntamiento relacionado con el antiguo miembro de Mecano remite al 2 de marzo de 2020, cuando el alcalde Almeida participó en el Palacio de Cibeles en la “grabación” de un documental de Nacho Cano, sin especificar más detalles, aunque el propio alcalde desveló en la red social Twitter que el músico le había mostrado su proyecto. Incluso acompañó el mensaje con una fotografía en la que aparecen juntos y donde se aprecia una maqueta del teatro-pirámide.

Sin embargo, un socio de Nacho Cano ya había visitado el Ayuntamiento en al menos una ocasión para presentar la idea del espectáculo sobre Hernán Cortés. Hay que remontarse al 12 de diciembre de 2019 cuando el empresario David Hatchwell, que ha invertido en el musical Malinche, es recibido por primera vez por la vicealcaldesa Begoña Villacís. Hatchwell es presidente de la Fundación Hispanojudía —en cuyo patronato figura Nacho Cano— a la que el Ayuntamiento de Almeida cedió el antiguo edificio de la UNED del Paseo del Prado que albergó el centro social La Ingobernable. Hatchwell también fue el representante en España de Sheldon Adelson cuando el multimillonario estadounidense quiso levantar el proyecto de Eurovegas en Madrid.

Hatchwell estuvo en las dos reuniones que la empresa de Nacho Cano tuvo con el delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes (Ciudadanos), tras presentar formalmente la solicitud de cesión de la parcela de Hortaleza, la misma donde José Luis Moreno quiso ubicar su fracasado Coliseo de las Tres Culturas. Las reuniones entre Hatchwell y Mariano Fuentes se celebraron el pasado 8 de enero (presencial) y el 19 de febrero (telemática), pero en ninguna participó Nacho Cano.

David Hatchwell (segundo por la izquierda), junto a Sheldon Adelson y representaes del gobierno de Esperanza Aguirre durante una visita del millonario estadounidense en 2021 a los terrenos de Alcorcón donde quiso instalar Eurovegas.

A principios de 2021 también situó el concejal presidente de Hortaleza, Alberto Serrano (Ciudadanos), su visita a “la casa de Nacho Cano” para conocer el proyecto del denominado teatro Malinche, como relató el pasado miércoles en el Pleno del distrito. “Me conectan a mí (sic), pues no sé, hace nueve meses o así, y me dicen que si puedo recibir a esta persona. A mí cuando me dicen que quiere venir a hablar conmigo Nacho Cano, pues me resulta surrealista el tema, claro. En fin, yo me pongo en contacto con él, igual que con todas las personas que me lo requieren porque quieren viabilizar sus proyectos en el distrito, le digo dónde vamos a quedar y me dicen que en la casa de Nacho Cano”, expuso el concejal en una asombrosa intervención donde afirmó que Nacho Cano “viene a Hortaleza a perder dinero”, y que remachó con una declaración que ha sido viral esta semana: “Yo soy más de Rosendo, pero bueno, en fin, qué vamos a hacerle”.

La estrambótica visita de Serrano a Nacho Cano tampoco aparece en el portal de transparencia del Ayuntamiento, donde solo ha quedado registrada una reunión sobre el “proyecto Nacho Cano” en la Junta de distrito el pasado 30 de junio en la que no se especifica qué personas participaron, más allá del concejal de Hortaleza, como anfitrión, y una de sus asesoras. Por entonces, la cesión de la parcela ya estaba encarrilada.

Serrano había emitido en abril un informe favorable al proyecto. El 15 de junio, el Área de Desarrollo Urbano autorizaba a la empresa de Nacho Cano a ocupar durante cuatro años los 19.500 metros cuadrados de la parcela municipal de la avenida de Machupichu para construir un teatro “industrializado con instalaciones desmontables” en la que representar la obra Malinche The Musical. El mismo procedimiento sin concurso que el área dirigida por Mariano Fuentes utilizó el año pasado para permitir que la empresa Iberdrola construyera un polémico aparcamiento en una parcela municipal colindante al colegio público Juan Zaragüeta de Hortaleza. Las protestas vecinales lograron que el parking quedase desmantelado el pasado mes de junio.

(Visited 3.692 times, 1 visits today)