Para los habitantes de la UVA de Hortaleza, la espera para hacer efectivos sus realojos en pisos de nueva construcción parece no terminar nunca. De las 1.104 familias que formaban este barrio en los años sesenta, solo 706 disfrutan de sus nuevas casas y las últimas 137 construidas, cuyas obras terminaron a finales de 2019, no van a ser entregadas hasta enero de 2021, a pesar de que la Comunidad de Madrid afirmó que se haría a mediados de 2020.

“La carta para presentar la documentación necesaria para acreditar el derecho al realojo me llegó el día antes de que se decretase el estado de alarma”, afirma Natividad Para, secretaria de la asociación vecinal de la UVA, quien ha tenido que pasar “cuatro confinamientos rodeada de cajas” a la espera de que le diesen las llaves de su nueva casa.

NUEVO RETRASO EN LA ENTREGA DE LLAVES

De las causas de este retraso, nada han comentado desde la Consejería de Vivienda y Administración Local de la Comunidad de Madrid, administración de la que depende la Agencia de la Vivienda Social (AVS) encargada de llevar a cabo los realojos, aunque afirman que “el área de administración está coordinando las notificaciones de los realojos, las mudanzas y las entregas de las viviendas”.

Según la Agencia de la Vivienda Social, se están coordinando las notificaciones de los realojos, las mudanzas y las entregas de las viviendas

“Las pertinentes legalizaciones de los suministros (gas, luz y agua) ya han sido realizadas y las obras de urbanización y viales acaban de terminarse”, añaden.

Respecto a las 428 casas que quedan por construir, está previsto que en diciembre o enero comiencen las licitaciones de obra, a lo que habría que sumar dos años para su ejecución.

MUDANZA DEL LOCAL ASOCIATIVO

Entre las mudanzas pendientes, se encuentra la del Espacio Asociativo UVA de Hortaleza, que utilizan las asociaciones vecinales de la UVA y La Unión de Hortaleza y la de comerciantes del barrio, a pesar de que en 2016 ya se llegó a un acuerdo con la Agencia de la Vivienda Social en la que se les cedía un local en la calle Abizanda número 6.

El Espacio Asociativo UVA de Hortaleza espera que se añadan los 111 metros cuadrados que le faltan por contrato a su local para mudarse a la calle Abizanda

Ya se han terminado las obras de acondicionamiento y se han tramitado la licencia de primera ocupación y las calificaciones definitivas, pero, según la AVS, “la asociación no ha dado su conformidad”.

Desde la asociación vecinal aseguran que no hay falta de acuerdo. “Cuando terminaron las obras, les señalamos que faltan 111 metros cuadrados según contrato, y que lo aceptábamos a cambio de que añadiesen esos metros”, explica Natividad Para, quien afirma que el documento de aceptación del local, firmado y sellado por las tres asociaciones, ya se ha enviado a la AVS, pero aún no han recibido respuesta.

(Visited 1.047 times, 1 visits today)