Las 1.104 familias que fueron a vivir en 1963 a la UVA de Hortaleza lo hicieron con la promesa de que sería un techo provisional, un paso previo a una definitiva vivienda digna. Casi 60 años después, solo 706 familias han sido realojadas en un piso de nueva construcción, y muchos han muerto sin estrenar la vivienda prometida.

Además, los tres últimos bloques de realojo acumularon años de retraso, y una vez construidos permanecieron otros tres cerrados por “problemas administrativos”. Sin embargo, la Comunidad de Madrid, responsable de la remodelación del barrio, considera que la UVA de Hortaleza “es un ejemplo modélico de realojo”.

Así lo calificó el nuevo consejero de Vivienda, David Pérez (Partido Popular), en una visita el pasado mes de septiembre a las obras de 137 nuevas viviendas en la calle Mar de las Antillas, que el Gobierno regional presidido por Isabel Díaz Ayuso quiere entregar a sus inquilinos en 2020.

De las 1.104 familias que fueron a vivir en 1963 a la UVA, apenas 706 han sido realojadas en un piso definitivo

Pérez también aseguró que la UVA de Hortaleza es un ejemplo de “coordinación entre administraciones”. La remodelación del barrio ha demostrado que, en ocasiones, no ha existido ni siquiera coordinación interna entre las distintas áreas de la Comunidad de Madrid.

Uno de los nuevos edificios de la calle Mar de las Antillas es un claro ejemplo. A pesar de estar planificado desde principios de siglo, cuando se empezó a construir en 2011 la contrata descubrió que no podía levantarlo según lo previsto, porque la ampliación la línea 4 de Metro, culminada en 2007, trazó el túnel por debajo de la UVA a poca profundidad. La empresa Vías Construcciones, del grupo ACS, no llegó a terminar el edificio, que finalmente estará listo una década después de que comenzaran las obras.

428 VIVIENDAS PENDIENTES

La Comunidad de Madrid asumió en 1991 la remodelación pendiente de la UVA, y en casi treinta años apenas ha construido poco más de la mitad de las 1.271 viviendas previstas. José Cáceres, de la asociación vecinal de la UVA, es una de las personas que sigue residiendo en una de las pequeñas casas prefabricadas originales esperando el realojo.

“El 17 de diciembre hará 56 años que llegamos al barrio. Yo tenía 9 años, y veníamos de Ventas porque nos expropiaron la casa para hacer la M-30. Mis padres no han visto la casa nueva, y al ritmo que van no la veo yo tampoco”, explica a sus 65 años.

Cuando se entreguen las llaves de las 137 viviendas en construcción, todavía quedarán por construir 428 más que se acometerán en dos fases. La Comunidad de Madrid tiene previsto iniciar las obras de cuatro nuevas torres en la explanada próxima a la estación de Metro de Hortaleza el año que viene. Al ritmo en el que se están produciendo los realojos, las últimas viviendas pendientes se entregarán después de cumplirse 60 años de la construcción de la UVA.

 

(Visited 1.836 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada