Los electores de Hortaleza han tenido la posibilidad de votar a vecinos en casi todas las citas con las urnas desde 2015. Aquel año, una jueza jubilada del barrio de Portugalete, Manuela Carmena, arrebató la alcaldía de Madrid al Partido Popular con la candidatura de confluencia Ahora Madrid. Por su parte, José Manuel López, vecino de Manoteras, encabezó la primera lista de Podemos a la Comunidad de Madrid, obteniendo 27 escaños y más de medio millón de votos.

En el distrito también reside un aspirante a La Moncloa. Santiago Abascal, líder de la ultraderecha de Vox, lo desveló ante millones de espectadores en el televisado debate de las elecciones generales de noviembre de 2019, aunque lo hiciera para denigrar al barrio presentándolo como un lugar asolado por la delincuencia.

El próximo 4 de mayo, Hortaleza volverá a tener candidatos en las papeletas que se desplegarán por los colegios electorales. No han aparecido en televisión, su rostro no pende en banderolas de las principales avenidas y no han tenido hueco en tertulias e informativos acaparados por los seis grandes partidos. Pero Sara Montero, cabeza de lista de Recortes Cero, y César Vera, que lidera la candidatura de Volt, también están en la carrera para presidir la Comunidad de Madrid.

CAMPAÑA DESPUÉS DE TRABAJAR

Sara Montero (Madrid, 1982) es “hortalina de toda la vida” y pasa los días pateando las calles del barrio. Licenciada en Comunicación Audiovisual, trabaja como cartera en el barrio de Orisa, reside en San Lorenzo y tiene un local en el casco antiguo que aloja a la agrupación de Recortes Cero y donde crea contenidos para medios de comunicación. A toda esa actividad, en las últimas semanas le suma horas de reuniones y actos por toda la Comunidad de Madrid.

“Porque aquí no hay políticos de carrera ni liberados, somos gente trabajadora que hacemos campaña durmiendo poco”, puntualiza Sara. Incluso el vídeo electoral de Recortes Cero tiene a Hortaleza como escenario. No es la primera vez: en la plaza Josefa Arquero del antiguo pueblo también grabaron el spot para las elecciones generales de 2019, dirigido por el cineasta Fernando Colomo, que era su cabeza de lista para el Senado.

Haciendo campaña después de su jornada laboral se encuentra también César Vera (Madrid, 1978), representante comercial y vecino de Las Cárcavas desde hace 15 años que fue vocal vecino de Unión Progreso y Democracia (UPyD) en el Pleno de Hortaleza. Después, tras un breve paso por Ciudadanos y huérfano de siglas, recibió la llamada de un antiguo compañero para sumarse al desembarco en España del partido paneuropeo Volt. En las elecciones del 4 de mayo competirá con un antiguo compañero de la facultad de Derecho, Pablo Iglesias. “Teníamos una relación cordial, aunque le tenía un poco despistado”, asegura.

Sara Montero y César Vera, en el pueblo de Hortaleza. SANDRA BLANCO

Volt surgió como un chiste, recuerda César Vera: “En 2017, una francesa, un alemán y un italiano que estudiaban en Reino Unido crean este movimiento transnacional tras el Brexit contra el surgimiento de los nacionalismos y de la extrema derecha”. Desde entonces, ya han conseguido diputados en el Parlamento Europeo y cámaras nacionales como la holandesa. En España, de momento, solo habían presentado candidatura en las elecciones europeas de 2019, cuando cosecharon casi 6.653 votos en la Comunidad de Madrid. En aquella cita electoral, Recortes Cero logró 7.871 papeletas en las urnas de la región.

El nombre de la candidatura de Sara Montero es elocuente. “No aceptamos ni un recorte más”, proclama la cabeza de una lista que se presenta con el lema “Redistribuir la riqueza” y cuya denominación oficial es extensísima: Recortes Cero – Municipalistas – Grupo Verde – Partido Castellanista. “Somos fuerzas progresistas, ecologistas, hasta de cristianos de base, en total 30 organizaciones”, explica Sara Montero, que desde sus tiempos universitarios milita en Unificación Comunista de España (UCE), partido germinal de Recortes Cero, que surgió en 2014.

César Vera también enmarca a Volt dentro del progresismo, aunque le añade la tradición del “liberalismo político” y rehuye las “etiquetas ideológicas”. “El bienestar social es perfectamente compatible con la libertad de cada uno, y abogamos por la colaboración público-privada”, argumenta el candidato de la formación europeísta, que aboga por la justicia social, el urbanismo sostenible y la participación ciudadana.

CONTRA EL «VOTO ÚTIL»

En Recortes Cero la cultura tiene protagonismo en su programa. “Es fundamental en un proyecto transformador, que es el gran olvidado de todas las campañas”, afirma Sara, cuya candidatura cuenta con el apoyo de importantísimas figuras como el pintor Antonio López, el diseñador Javier Mariscal o el escritor Juan José Millás. El blindaje de las pensiones es otra de sus prioridades: “La Comunidad de Madrid es la más rica de España pero también la primera en desigualdad, y proponemos poner los enormes recursos de la región para crear empleo productivo, para reindustrializar Madrid con un nuevo modelo ecológico y sostenible que permita elevar salarios y pensiones”.

Ambos candidatos lamentan la falta de propuestas durante la campaña "sucia" y "a la contra" de los grandes partidos

Sin embargo, los dos candidatos de Hortaleza lamentan que apenas se haya hablado de propuestas programáticas en esta campaña electoral “sucia”, en opinión de César, y “a la contra”, según Sara. Por eso animan al electorado a rebelarse contra el umbral que impone la Asamblea de Madrid al exigir un 5% de los votos para que una formación política logre escaños. “El voto útil no es democrático y en este momento además no es real, porque con el voto útil no habrían surgido las nuevas fuerzas políticas. La gente tiene que votar libre y sin miedos”, defiende Sara. “No se puede votar con una pinza en la nariz, votar a uno para que no salga el otro”, apostilla César.

A pesar de las diferencias, los candidatos coinciden al señalar las necesidades del barrio. Si lograsen la presidencia de la Comunidad de Madrid, Sara Montero y César Vera culminarían la remodelación de la UVA de Hortaleza, abordarían el problema de vivienda en el distrito y dotarían de más recursos a los centros de salud y educativos. Sin embargo, tienen los pies en el suelo, y ante la cita del 4-M se conforman con crecer.

(Visited 383 times, 1 visits today)