Hortaleza Periódico Vecinal

HABLAMOS CON… EUGENIO PINILLA HOYAS, campeón de España de BMX en 40 y más

“La gente en mi trabajo me dice que dónde voy con una bici de niño“

Geni, como le conocen en el barrio, cogió la bici en circuitos que ya no existen, y sigue pedaleando cerca de cumplir los 50. “Este deporte no llega a cuajar. Es una pena”, lamenta este campeón de la BMX, deporte olímpico


 Última hora

“La gente en mi trabajo me dice que dónde voy con una bici de niño“

Foto Sandra Blanco

“La gente en mi trabajo me dice que dónde voy con una bici de niño“
marzo 07
11:31 2018

Salida del metro de Santa María. ¿Cuál de las dos? Una voz simultánea y explosiva dice mi nombre. Es Geni, un exiliado más de Hortaleza por la especulación inmobiliaria que, para hacer la entrevista, hoy vuelve a dormir en el barrio y no regresa a Alpedrete.

Alegría continua e intensidad, como el deporte del que es campeón de España en la categoría de cuarenta y más (años). Él declara cuarenta y ocho y sobra decir que no lo parece.

Recorremos el barrio buscando asiento mientras las farolas marcan el camino. Entramos en La Unión. Se oye zapateo. Quizá en el bar de la vuelta, pero la tele nos echa. Hay fútbol. Entonces Geni se convierte en lazarillo para enseñar su historia mientras hablamos haciendo camino. Llegamos al corazón de la UVA. Pasamos junto a la Cátedra, y el propio deportista va redescubriendo el barrio, “ahora es el Dulce Chacón”.

PREGUNTA: ¿Sois de Hortaleza?

RESPUESTA: Yo nací aquí, pero mi padre venía de Huelva y mi madre de Cáceres. Estas casas eran de alquiler.

¿Sabes lo de los fondos buitre?

Sí, mi madre pudo comprarla hace dos años, aunque llevaba toda la vida de alquiler y tenía que haber sido más barata.

¿Por qué te fuiste del barrio?

Porque aquí los pisos valían muy caros. Subió muchísimo. Ahora, donde te vayas, vale caro todo. He vivido aquí desde la infancia hasta los treinta y algo.

 ¿Algún recuerdo especial?

Cuando la infancia, atravesábamos la vía y nos íbamos a La Moraleja, donde los americanos, porque allí tenían las bicis de BMX americanas, que eran mucho mejores que las españolas (risas).

¿Os las prestaban?

¡No! El barrio, la UVA, antes era peligrosillo. Los ochenta fueron muy duros. Nosotros solo íbamos para ver, pero muchos de aquí iban y les quitaban las bicicletas. Yo, ¡no, no! ¡Ni mis amigos!

¿A qué cole fuiste?

Al Centro Cultural Siglo XXI, aquí por la UVA. El BUP en el San Bernardino, unos locales que había debajo de una torre. El director se llamaba Bernardino y le puso San Bernardino a su centro. Y en el Liceo Madrid.

¿Hiciste alguna especialidad?

Me puse a trabajar. Primero de repartidor en Galerías Preciados. Entré en el departamento de recambios de la Opel y después en Caja Postal, que ahora es BBVA. Pero no estoy en sucursal. Soy bancario, que no banquero (risas).

 ¿BMX casi a los cincuenta?

Aquí, sobre este deporte, no hay cultura. La gente en mi trabajo me dice que dónde voy con una bici de niño. Pero, hasta que no lo pruebas, no lo sabes.

¿La llevas al trabajo?

¡No, no! Es exclusiva para el circuito. No lleva marchas ni amortiguadores. Es totalmente rígida, solo lleva un freno.

¿Por qué tan austera?

Para aprovechar toda la potencia en el circuito. No tiene nada que ver con la mountain bike ni con el ciclismo en carretera.

¿Os aceleráis mucho?

Es un deporte explosivo a tope. De hecho, en las mangas, llegamos casi a las 200 pulsaciones.

¿200 estando entrenados?

La gente cree que los que hacemos este deporte somos cuatro flipados que damos cuatro saltos. Esto requiere una preparación tanto física como técnica espectacular.

Foto Sandra Blanco

 ¿Cómo comenzaste?

Con diez u once años, un amigo de la torre, que era un poco mayor que nosotros y ya tenía una bici BMX, nos vio haciendo con las manos montones para saltar con la bici de paseo y nos dijo “queréis venir conmigo a un circuito de verdad”, entonces nos llevó a Puerta de Hierro, al parque Sindical. Fuimos en bici atravesando Madrid.

¿Y os enganchasteis?

De los amigos que empezamos aquí en el barrio, el único que ha seguido he sido yo.

¿Qué se requiere para el BMX?

Técnica y no tener miedo. Si tienes miedo, no haces nada. Es un deporte de contacto y muy rápido. Con cualquier toquecito, vas al suelo. ¡Mucha adrenalina!

¿Qué circuitos había en Madrid?

En la época nuestra, cuando empezamos, había más circuitos que ahora. Hoy, tristemente, solo hay tres: uno en Madrid, otro en Móstoles y el tercero en El Álamo.

 ¿Por qué?

Este deporte no llega a cuajar. Es una pena.

¿Hay muchos corredores?

En el campeonato de España, a lo mejor, nos podemos juntar 350 entre todas las categorías. Todos los que hay son buenos.

¿Has hecho otros deportes?

Al baloncesto… Por cierto, en la liga de Hortaleza, un año fui el máximo encestador. Yo tengo mucha potencia en las piernas y, aunque mido 1,76, tocaba el aro. Pero lo que más me gustó fue la bici y es con lo que he seguido.

¿Solo en España?

He ido a un europeo y a dos mundiales. Todo costeándomelo yo, claro. Igual que los que han ido conmigo (risas).

¿No tenéis ayuda de la federación?

Nada. Incluso ni a los jóvenes que se preparan para los Juegos Olímpicos. Por eso es muy difícil que alguien represente a España en BMX.

¿Lo de Las Ventas es BMX?

Eso es BMX free style. Lo que nosotros hacemos es race. Este deporte nació del motocross en los Estados Unidos en los años setenta. BMX viene de bicycle motocross. La gente que no tenía mucho dinero imitaba con la bici el motocross. Esto llego a España en los ochenta, que fue cuando empezamos.

¿Cómo competís?

Salimos de ocho en ocho y son 400 metros a tope, a todo lo que des. Está estudiada la distancia porque no se podría seguir más allá. Esto es tren inferior y superior. Te dejas todo el cuerpo ahí.

¿Muchas caídas?

Vienen porque al final estás agotado. Cualquier fallo que tengas, lo pagas. Es muy emocionante. Pasa todo muy rápido. Pero también es muy desagradecido. Te puedes estar preparando toda una temporada y, como las mangas duran 40 segundos, con cualquier fallo estás fuera.

¿Mucha competición?

Nos conocemos todos, no suele haber gente nueva.

¿Cuántas bicis tienes?

Dos de BMX. Me gustaría tener de carretera para coger fondo, pero me dan miedo los coches.

 ¿Desde cuándo eres campeón de España?

Lo fui hace tiempo y, este año, lo he vuelto a ser. Bueno, además de campeón de Madrid varios años y de la liga nacional, también. En verano, estuve en el mundial de los Estado Unidos, pasé las clasificatorias, pero, en octavos, me quedé porque es súper difícil.

¿Qué se siente al ser campeón?

Todos van muy bien y está muy igualado el nivel. Cuando gané, dije: “Yo tan solo fui el ganador, no fui el mejor”.

¿Ves posible un circuito en Hortaleza?

Antes lo había en Canillas. ¿Sabes por qué lo suprimieron? Para poner un campo de fútbol. ¡Como no había…, otro más! (ironía). Y nos quitaron el circuito. Solo se hizo una carrera, un trofeo de San Isidro allá por el 87 y lo gané yo. Tengo fotos con el trofeo.

Foto Sandra Blanco

(Visited 339 times, 1 visits today)

Acerca del autor

Juan Cruz

Juan Cruz

Artículos relacionados

0 Comentarios

Sin comentarios aún

Por ahora no hay comentarios, ¿quieres añadir uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Ya disponible nuestro nuevo número

Ya disponible nuestro nuevo número

Síguenos en las redes sociales



x Shield Logo
Este sitio es protegido por
The Shield →