Hortaleza es uno de los distritos de Madrid que más ha crecido en el siglo XXI. Cuando comenzó el milenio, su población era de poco más de 150.000 habitantes, mientras en 2021 ya supera los 190.000. En total, son más de 40.000 nuevos vecinos y vecinas que han encontrado cobijo, principalmente, en los dos grandes desarrollos urbanos que han ensanchado el distrito: Sanchinarro y Valdebebas.

Tanto se ha construido en este siglo que Hortaleza se ha quedado sin espacio para la vivienda social que las administraciones deben promover para garantizar el derecho a techo a la población más vulnerable, porque el mercado inmobiliario sigue siendo prohibitivo para personas sin ingresos o trabajos precarios. Según datos del portal Idealista actualizados el pasado mes de enero, el precio medio de alquiler de un piso de 75 metros en Hortaleza supera los 900 euros. Comprar ese mismo piso costaría unos 275.000 euros, porque el valor del metro cuadrado en el distrito se sitúa en 3.660 euros.

Actualmente, en la ciudad de Madrid hay casi 30.000 personas demandantes de una vivienda social de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) del Ayuntamiento de Madrid, que asegura no disponer de suelo en Hortaleza, aunque la carencia viene de lejos: la última promoción que levantó en el distrito se remonta a 2009.

El 2015, el Ayuntamiento sacó a la venta tres parcelas en Valdebebas dos días antes de las elecciones municipales

En los últimos años, Hortaleza ha ido perdiendo terrenos para vivienda asequible. En 2015, dos días antes de las elecciones municipales, el Ayuntamiento de Ana Botella (Partido Popular) sacó a la venta tres parcelas residenciales de propiedad municipal en Valdebebas. Una de ellas, de 10.300 metros cuadrados y destinada a vivienda de protección pública básica, acabó en manos de la constructora Amenábar por siete millones de euros. Otra, también de vivienda protegida y con 10.329 metros edificables, se vendió por diez millones, informa Carmen Delgado.

Tras el relevo en el Ayuntamiento, el gobierno municipal de Manuela Carmena (Ahora Madrid) presentó un plan para construir más de 4.000 viviendas en toda la ciudad con las que aumentar un parque público raquítico tras la venta de inmuebles a fondos buitre en los últimos mandatos del Partido Popular.

Ese plan incluía la construcción de 250 viviendas de la EMVS en la cotizada parcela 106 de Valdebebas, donde el Ayuntamiento de Carmena también quiso ubicar el polémico proyecto Arte-Facto: un edificio que integraba 31 viviendas de alquiler social y espacios dotacionales, pero que rechazó parte del vecindario del nuevo desarrollo urbanístico. También la oposición, que reclamó vender la parcela municipal para dotar de equipamientos al barrio.

SE VENDE SUELO MUNICIPAL

Tanto el Arte-Facto como las 250 viviendas anunciadas en Valdebebas nunca llegaron a construirse en la suculenta parcela 106, situada junto al parque forestal y el futuro parque central del barrio, que finalmente sacará a la venta el gobierno municipal de Partido Popular y Ciudadanos dividida en cuatro partes. Una de ellas por casi 14 millones de euros para la construcción de vivienda libre. Las otras tres, valoradas en seis millones de euros, se adjudicarán por concurso con derecho de superficie por 35 años.

El Ayuntamiento confía en la “colaboración público-privada” para que, con esta operación, se levanten promociones de “alquiler asequible” que no supere el 25% de la renta familiar de los inquilinos. La Comunidad de Madrid utilizará una fórmula similar en otras tres parcelas de Valdebebas, que cederá a la iniciativa privada para construir viviendas de alquiler “hasta un 40% por debajo del precio del mercado”, según el Gobierno regional.

Además de las cuatro parcelas municipales de Valdebebas, el Ayuntamiento colgará el cartel de ‘Se vende’ en otras ocho del distrito destinadas a viviendas unifamiliares. “En suelo público debería construirse vivienda pública con precios controlados, y que se venda es una vergüenza”, proclama Javier Gil, portavoz del Sindicato de Inquilinas de Madrid, que considera la situación de Hortaleza un ejemplo de una política “sin intervención pública y con la vivienda social reducida a la mínima expresión” que gestiona el suelo “únicamente con criterios especulativos”. “Un modelo que nos llevó a la ruina en 2008”, remacha.

Parcela de Valdebebas que la Comunidad de Madrid cederá a la iniciativa privada para construir viviendas públicas de alquiler. ÁNGEL SÁNCHEZ

(Visited 4.530 times, 1 visits today)