El sorteo de las llaves de las 137 nuevas viviendas que van a entregarse en la siguiente fase de los realojos de la UVA de Hortaleza se hizo efectivo el pasado 27 de febrero en la sede de la Agencia de la Vivienda Social (AVS), dependiente de la Consejería de Vivienda y Administración Local de la Comunidad de Madrid.

A partir de este momento, se calcula un plazo aproximado de un mes para que se lleven a cabo los traslados de las familias –que van a hacerse de forma escolanada para evitar aglomeraciones tanto en la limpieza de las casas como en las mudanzas– y los derribos de las antiguas viviendas de la UVA de Hortaleza que queden vacías –las cuales se tapiarán inmediatamente, para evitar que se produzcan okupaciones–.

Mientras tanto, se va a ir realizando el alta de suministros (gas, luz y agua) y la apertura de los viales, cuya validación urbanística por parte del Ayuntamiento “ha llegado con retraso”, según comunican desde la Consejería de Vivienda.

SIN DERECHO A REALOJO

Por tanto, a finales de marzo, se espera que 137 familias más de la UVA puedan estrenar sus casas, un año después de lo anunciado por la Comunidad de Madrid, ya que terminaron de construirse a finales de 2019.

Esta cifra, sumada a las 706 familias realojadas hasta el momento, supone que 843 de las 1.104 familias que fueron reubicadas temporalmente en esta unidad vecinal de absorción en 1963 ya vivirán en casas de nueva construcción, tal y como se les prometió, aunque con más de medio siglo de retraso.

Según indican desde la Consejería de Vivienda, cuando terminen los próximos traslados, “el 93,6% de los realojos de la UVA estarán efectuados, pues tan solo quedan ya 57 familias pendientes de recibir su nueva casa”.

Cuando por fin se haga efectiva la regeneración y renovación de la UVA de Hortaleza, solo el 81,52% de sus vecinas y vecinos habrán podido ser realojados

Esto supone que tan solo 900 de las 1.104 familias originales van a poder ejercer efectivamente el derecho a ser realojadas, ya que, debido a los numerosos incumplimientos que ha tenido con ellas la Administración, muchos de los propietarios y propietarias de las viviendas han fallecido a lo largo de estas cinco décadas y no se ha reconocido a sus descendientes la subrogación del derecho al realojo.

De esta forma, cuando por fin se haga efectiva la regeneración y renovación de la UVA de Hortaleza, solo el 81,52% de sus vecinas y vecinos habrán podido ser realojados, ya que 204 familias del barrio han perdido, por un motivo u otro, ese derecho.

225 NUEVAS VIVIENDAS

Cuando la Comunidad de Madrid asumió en 1991 la remodelación de la UVA de Hortaleza, casi treinta años después de su creación, se comprometió a la construcción de un total de 1.271 viviendas, de las cuales aún faltan 428.

La Consejería de Vivienda confirma que “la licitación de la sexta fase del Área de Regeneración y Renovación Urbana y Rural (ARRUR) de la UVA de Hortaleza empezará en breve” y, en ella, se construirán 225 casas más.

En la siguiente fase, se producirá el realojo de las 57 últimas familias residentes en la UVA, que no está previsto que pueda realizarse hasta por lo menos 2023

En esta sexta fase, se producirá el realojo de las 57 últimas familias residentes en la UVA, que, teniendo en cuenta los dos años necesarios para la ejecución de las obras, no está previsto que pueda realizarse hasta por lo menos 2023. Por lo tanto, las últimas vecinas y vecinos de esta unidad de absorción –que se proyectó con una vida máxima de cinco años y es la única que queda en todo Madrid– habrán tenido que esperar 60 años, seis décadas, para ser trasladados a una vivienda digna.

Respecto a las 168 casas restantes, además de las 203 que quedan por construir, “siempre formarán patrimonio de la AVS para las necesidades sociales, pero eso está pendiente de estudio a futuro”, explica la Consejería de Vivienda.

(Visited 1.296 times, 1 visits today)