Este martes 15 de diciembre, el Pleno de Hortaleza adelanta su horario a las 15:30 horas para celebrar dos sesiones en una sola jornada. Primero la extraordinaria, hasta las seis de la tarde, dedicada a los próximos presupuestos del distrito para 2016, que el Ayuntamiento de Madrid ha reducido un 3,85% hasta los 23.909.477 millones de euros.

Después comenzará la sesión ordinaria correspondiente al mes de diciembre, donde se debatirán varios asuntos relacionados con el callejero del distrito, incluso sobre su propia denominación, ya que el Pleno decidirá este martes si el distrito pasa a denominarse Hortaleza-Canillas, como propone el PSOE, que también solicitará la retirada de las calles franquistas del distrito.

El PSOE presentará una proposición para que la Junta de Hortaleza, en aplicación de la Ley de Memoria Histórica, inicie los trámites para determinar las calles que deben sustituirse y ponga en marcha un proceso participativo donde el vecindario pueda propoponer sus nuevos nombres.

En nuestro distrito existen calles y plazas dedicadas a alcaldes de Madrid durante la dictadura como el Conde de Mayalde, que también fue embajador español en la Alemania nazi, o Moreno Torres, en cuyo mandato fueron anexionados municipios como Hortaleza y Canillas a la capital. En estos dos casos, las calles se encuentran en el desarrollo de Sanchinarro, y fueron designadas durante la alcaldía de Jose María Álvarez del Manzano, del Partido Popular.

Además, Ahora Madrid propondrá en el Pleno dedicar una calle en el distrito a Florentino Rodríguez Alonso, vecino de Hortaleza represaliado tras la Guerra Civil, mientras el Partido Popular solicitará la reposición de una placa conmemorativa que recordaba a los guardias civiles Casimiro González Reyes y Jesús Fernández Rodríguez en la calle Pedro Alonso de Canillas, donde fueron asesinados por el GRAPO en 1979.

Hortaleza-Canillas

El cambio de denominación del distrito por Hortaleza-Canillas es una reivindicación cada vez más extendida entre el vecindario de Canillas, antiguo pueblo de origen medieval que fue anexionado a Madrid en 1949 y del que apenas se ha conservado su iglesia, ya que su viejo núcleo urbano desapareció por la construcción de nuevos bloques de viviendas. Al contrario que el resto de municipios absorbidos a la capital, como Hortaleza, Vallecas, los Carabancheles, Vicálvaro o Villaverde, Canillas también desapareció del mapa administrativo de la capital.

La proposición que hoy se debate en el Pleno de Hortaleza es similar a la que en 2012 rebautizó al distrito de San Blas, que desde entonces ha incorporado a su nombre Canillejas, otro pueblo que pasó a formar parte de Madrid ciudad y que lindaba precisamente con el término municipal de Canillas.

En una reciente entrevista a este periódico vecinal, la nueva concejala de Hortaleza, Yolanda Rodríguez (Ahora Madrid), se mostraba partidaria del cambio de nombre del distrito: «Tiene que ser una propuesta de los vecinos que apruebe el Pleno del distrito y de ahí pase al del Ayuntamiento. Si me lo proponen, a mi no me parece mal. Veo lógico que la gente de Canillas quiera que esté en el nombre del distrito, pero no es una decisión que yo pueda tomar así sin más».