El pasado 31 de mayo, y por primera vez desde su investidura, Ana Botella celebraba la reunión de su Junta de Gobierno fuera del Palacio de Cibeles. El escenario elegido, la Junta Municipal de San Blas, no era casual. El Gobierno de la capital tenía reservado un anuncio especial para ese distrito: San Blas pasaría a llamarse San Blas-Canillejas.

“Una respuesta a la larga reivindicación” de los vecinos de Canillejas, municipio independiente hasta su anexión a Madrid, en 1949. De este modo, según la alcaldesa, todos los antiguos pueblos convertidos en barrios de Madrid quedaban “incluidos en el nombre de los distritos madrileños”. Botella se equivocaba, porque se olvidaba de Canillas.

ORIGEN MEDIEVAL

Entre los años 1947 y 1954, el Gobierno de Franco decretó la anexión a Madrid de 13 municipios limítrofes, entre ellos Hortaleza y Canillas, hasta entonces con ayuntamientos propios. Todos aquellos pueblos quedan reflejados en el mapa administrativo de la capital, en ocasiones de forma conjunta (por ejemplo, Fuencarral-El Pardo). Salvo Canillas, integrado desde hace décadas en Hortaleza, pueblo vecino con el que ha compartido una historia tan antigua como desconocida para sus actuales vecinos.

La fundación de ambos asentamientos se remonta a la época de la Reconquista, aunque no existen referencias hasta el siglo XIII. Los dos pueblos surgieron equidistantes en ambas orillas del arroyo de Rejas, que discurría por la actual Gran Vía de Hortaleza y desembocaba en el río Jarama.

En origen, Canillas y Hortaleza estaban separados por apenas cuatrocientos pasos. Fue a partir del siglo XIV cuando los habitantes de los dos pueblos se alejaron del arroyo buscando, por razones de higiene y seguridad, las cotas más altas del entorno.

UNA HISTORIA PECULIAR

Hasta hace un siglo, Canillas era un pequeño pueblo agrícola con apenas una veintena de humildes casas. Sólo se conserva la iglesia, situada en la calle Montalbos, levantada en 1689 por el primer conde de Canillas, y posiblemente la construcción más antigua del distrito. Sin embargo, el municipio de Canillas experimenta a principios del siglo XX una transformación espectacular.

En su término municipal, que entonces se extendía hasta el barrio de Ventas, florecieron barrios como el de Concepción, o la Ciudad Lineal proyectada por Arturo Soria. Aunque en el pueblo de Canillas vivieran poco más de cien personas, el municipio contaba con miles de habitantes. Una situación paradójica que propiciaba decisiones salomónicas.

Como recuerda Ricardo Márquez, coordinador del blog Historias Matritenses y buen conocedor de la historia de los barrios de Madrid, en la década de 1930 la superpoblación de Canillas obligó a dividir el municipio en tres distritos y a trasladar la sede del consistorio a la carretera de Aragón, en la actual calle Alcalá.

“En aquella época, los pueblos de Barajas, Alameda de Osuna, Rejas (un pequeño poblado que existía en lo que hoy es el aeropuerto) e incluso Canillejas quisieron unirse a Canillas para ahorrar gastos. Finalmente, Canillas rechazó la anexión. De todas formas, hasta los años veinte fue un municipio gobernado por caciques, como decía don Arturo Soria”.

HORTALEZA-CANILLAS

Se cuenta que el último alcalde franquista de Canillas se opuso a otra anexión: la que fagocitaba el pueblo dentro de la gran capital. Nada pudo hacer contra el decreto-ley firmado por el dictador. De los campos surgieron miles de viviendas que borraron el entramado de la localidad. Actualmente, sólo la estación de metro recuerda la ubicación del antiguo pueblo.

“Con una población tan pequeña, nadie defendió el nombre de Canillas. Cuando empezaron a construir junto a los cascos urbanos, los vecinos de Hortaleza conservaron su historia, no así Canillas. Hasta la iglesia fue traslada a San Juan Bautista, llevándose todos sus archivos allí”, comenta Ricardo Márquez, que consideraría justo que el distrito se renombrara Hortaleza-Canillas. En el Ayuntamiento, la idea no convence, ni siquiera al impulsor del cambio de nombre en San Blas. Para el concejal David Erguido, habitual en los plenos de Hortaleza, en el barrio no existe esa demanda.

(Visited 1.070 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada